SERVICIO CON AMOR Y AMISTAD

Por PDCC Eduardo T. Ojeda Suñen

Club de Leones Los Lapachos

Tucumán - Argentina

 

Este Foro fue estructurado de manera especial, siguiendo instrucciones expresas del CL Gobernador, quien sugirió que consista en una charla de Instrucción Leonística que salga de lo común.

 

No incursionaré en el crecimiento, ni en el aumento de socios, ni en la fundación de Clubes, tampoco en los objetivos básicos del Leonismo, ni en nada de todo aquello a que nos tienen acostumbrados los especialistas en la materia.

 

Por eso voy a brindarles una charla de instrucción, en la que cada uno de nosotros, tanto Uds. como yo, seamos todos, los protagonistas.

 

Porque juntos todos: Uds. y yo vamos a penetrar cada uno en nuestro interior, cada uno al final tendrá sus propias conclusiones: Uds. y yo. Ello así porque igual que Uds. no soy perfecto, no soy infalible.

 

De manera que espero que todo lo que diga, les sea útil a Uds. tanto como a mí.

 

Quizá este Foro, dado que me encuentro en una situación anímica muy particular, sirva también de despedida, quizá sea una manera fuera de lo común de decir adiós a algo, adiós a alguien, o a algunos.

 

Todos los Gobernadores de Distrito cubren su año de trabajo con un lema.

 

Yo no fui ninguna excepción a la regla y junto con mi dama León Tati elaboramos un lema breve, pero conciso y con conceptos fuertes y la verdad es que quien sugirió el lema como tema para desarrollarlo aquí . . . dio en la tecla.

 

Algunos posiblemente recordarán mi lema. Otros, la gran absoluta mayoría por supuesto: NO.

 

Y esto es así porque nadie recuerda jamás los lemas de los Gobernadores. Y finalmente otros, los más nuevos, no tienen ni idea de qué se trata.

 

No quiero arriesgarme a pasar un papelón preguntando si alguno se acuerda de mi lema. . . .

 

Por eso: lo dejamos ahí ?.

 

"SERVIR CON AMOR EN AMISTAD "

 

Ese era el lema.

 

Lema que contiene como dije tres conceptos, tres ideas, tres elementos que se encuentran comprendidos en los pilares básicos del Leonismo.

 

SERVIR . . . AMOR . . . AMISTAD

 

En torno a ellos vamos a desarrollar esta charla.

 

Estimo que será necesario dar una vuelta  muy pequeñita, por conceptos y construcciones de carácter filosófico, pero filosóficos no profundos, sino sencillos que resulten accesibles a todo el mundo y sobre todo que yo mismo me entienda y no termine enredado en ellos.

 

Alguien en alguna oportunidad me dijo que los Leones hacíamos beneficencia.

 

No sé que idea tendrán Uds. de beneficencia, pero recurriendo a conceptos y las acepciones contenidas en el diccionario, encontramos una de ellas que expresa más o menos como un algo que consiste en la virtud de hacer el bien; en tanto en otra nos refiere a algo organizado para proteger y ayudar a los desvalidos.

 

Y no falta también el despistado que identifica este término con la caridad, siendo que esta última lleva dentro de si la idea del amor a Dios y al prójimo

 

Aquí no es un concepto que yo intercalo, porque no es lo mismo proteger y ayudar a los desvalidos así porque si nomás, que cumplir con el mandamiento nuevo que trae la doctrina cristiana y que contiene el imperativo de Cristo, el mandamiento del amor y que si lo hago, lo realizo precisamente por amor.

 

Esto es  totalmente diferente de aquello otro y el Evangelio es reiterativo en este sentido, llegando al extremo de ser definitorio de nuestro destino tal como está en Mateo 25 cuando habla del juicio final y que nos dice palabra más palabra menos: Venid benditos de mi Padre a gozar . . .  porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber . . . y los justos le dirán: Señor, cuando tuviste hambre y te dimos de comer . . . y el Señor les responderá: en verdad os digo, que cuando hicisteis esto con cada uno de mis pequeños a Mi me lo habéis hechos.

 

Por su parte San Pablo en una de sus epístolas también se expresa en este sentido al especificar que en el momento del juicio no se nos pedirá cuenta de cuánto tiempo hemos dedicado a una cosa o a la otra, cuantos automóviles hemos tenido, qué títulos universitarios alcanzamos, cuanto dinero ganamos, cuantas fotografías coleccionamos, ni cuantos banderines juntamos, sino que se nos pedirá razón de cuánto hemos amado.

 

Y . . . muchos de los presentes recordarán aquellos de: "en la tarde de la vida se os examinará en el amor"

 

Pero no nos desviemos, porque es fácil en esto salir de un tema  para perderse en el otro, porque están vinculados.

 

Los Leones, en el servicio comunitario estamos dispuesto siempre a acudir allí donde hacemos falta . . . allí donde se está requiriendo de nosotros y el León entonces tiene siempre que estar como el boy scout: siempre igual que él, SIEMPRE LISTO.

 

En el lema de mi Gobernación, puse un verbo SERVIR . . . hemos estudiado en gramátuica que el verbo en la oración significa acción . . . pues aquí es igual . . . este verbo es acción . . . el servir es acción, pura y neta acción.

 

Y no puede ser de otra manera . . . el León siempre tiene que estar en actividad.

 

Y los Leones estamos siempre así, siempre dispuestos, estamos siempre dando . . . Ahora bien, qué es lo que damos ?

 

Sencillamente servicio . . . es decir estamos brindando lo que la comunidad requiere de nosotros y volvamos a la pregunta: ¿ Qué damos ?

 

¿Damos dinero ? ¿ Damos cosas ? . . . Si, puede ser que algo de eso haya . . . ¿Damos consejos ? Si puede ser que también haya algo de esto . . .

 

Pero lo que en realidad damos los Leones es algo mucho más valioso que lo simplemente material, algo que para el hombre vale mucho más que la ayuda que podamos brindar a un Hospital cuando lo proveemos de placas radiográficas, o que los remedios que llevamos al geriátrico . . . o el costo de una operación . . .

 

Todas estas son cosas que tienen un valor inmenso, enorme, incalculable . . .Pero hay algo aún más valioso.

¿Y qué es aquello más valioso ?

 

Algo que para el hombre no tiene precio . . . el tiempo . . ." SI SEÑORES". " DAMOS NUESTRO TIEMPO " . . .

 

Y cómo será el tiempo de valioso para el hombre, que no puede darse el lujo de perderlo . . . podemos perder la billetera . . . quizá la encontremos, podemos perder una corbata quizá la encontraremos.

 

Pero al tiempo no podemos perderlo, no lo recuperaremos jamás, es algo que no nos pertenece, incluso . . . no lo tenemos.

 

¿ Pero cómo es que doy algo que no tengo ?

 

El tiempo no lo tengo dentro de mí, ni en mis bolsillos, podré tener un almacén de experiencias acumuladas en mi vida, pero no es tiempo . . .

 

El tiempo podemos considerarlo como una línea continua de puntos que pasa a través nuestro y se va.

 

Y esta frase que acabo de decir, ya no está conmigo, se fue, pertenece al pasado, es historia.

 

Y así como el tiempo pasa y se va, sin retorno, el hombre necesita del tiempo que viene, para seguir siendo lo que es: HOMBRE.

 

Todos necesitamos del próximo segundo, del segundo que viene para seguir viviendo, al punto que si no es por ese próximo segundo, dejaremos así de respirar; necesitamos del próximo segundo para que nuestro corazón lata una vez más, caso contrario dejaremos de vivir, dejaremos de ser lo que somos, para transformarnos en un cadáver  . . en algo que fue.

 

El tiempo pues es uno de los elementos de mayor envergadura de los que se sirve el hombre para todo su accionar . . .

 

Una de las interpretaciones de nuestra insignia dice que los Leones mirando a derecha e izquierda están observando atentamente donde se requiere de nuestros servicios.

 

Están siempre dispuestos a llegar, a servir . .  . siempre listos.

Ahora bien: Cómo debe ser ese servicio, esa acción.

 

Un proverbio chino dice que quien piensa demasiado antes de dar un paso; permanecerá toda su vida de pié en una pierna.

 

Esta curiosa observación debiera ser tenida en cuenta sobre todo por quienes a fuerza de titubeos no se deciden a realizar lo que debieran.

 

El camino del servicio varía de acuerdo a las necesidades de cada comunidad.

 

En alguna parte los Leones serán salvadores de vidas . . . al perforar un pozo para proveer de agua potable a una población . . . en otras alimentarán tanto a la mente como al espíritu . . . construyendo escuelas y llevando libros a los jóvenes . . . cuidarán ancianos al hacerse cargo de un asilo. . .

 

El Leonismo en acción es algo de lo claro que vale la pena enorgullecerse; y por esta razón cada miembro, cada socio debe estar involucrado, debe sentirse que es parte integrante, debe experimentar el papel de su preocupación activa a través del servicio.

 

Nuestro compromiso con el servicio es constante; no solamente consiste en asistir a una o dos veces al mes a las reuniones del Club.

 

Quienes deciden ser Leones escogen una forma de vida que es sobresaliente en su devoción al servicio humanitario.

 

Sólo Dios sabe lo que cada uno lleva dentro de sí, las ideas, la voluntad . . . Pero cada uno de nosotros puede tener la intuición del mensaje que es capaz de comunicar, de la obra que debe realizar.

 

Es como un llamado interior, como un fuego, como un grano que germina, como una antorcha que se enciende, es como si subiéramos a bordo de un barco que está a punto de partir.

 

No alcanzamos a percibir el porvenir, lo que esta POR VENIR, más bien lo adivinamos, lo deducimos por lo que sabemos, por lo que ya hemos hecho, por nuestras concepciones sobre el mundo, por los apoyos que en él hemos encontrado, por los fracasos que hemos sufrido, por los éxitos alcanzados, por las facultades nosotros hemos desarrollado, por la fuerza del alma que hemos logrado, por la magnitud de nuestros deseos, por nuestra fe, nuestra esperanza y nuestro inmenso amor.

 

Entonces comprenderemos que no hemos recibido la vida ni la naturaleza, ni la ciencia, ni la amistad, para malgastarlas, desvirtuarlas, mutilarlas o gozarlas egoístamente nosotros solos o con unos pocos.

 

Sabemos que debemos dar testimonio, manifestar luz,; poner en marcha un movimiento, librar un combate, dar generosamente, realizar obras, comunicar una ideal a toda la comunidad que nos rodea.

 

No sabemos exactamente como vamos a hacer todo esto.

 

Solo tenemos de seguro la voluntad, nuestra capacidad, quizá tal vez un plan estructurado, pero ante nosotros está lo desconocido, las resistencias, las desilusiones.

 

No importa, nos embarcamos igual, viviendo nuestra gran esperanza, esa que vamos realizando por sucesivas etapas posiblemente noche tras noche, día tras día.

 

Esto es un compendio del servir, de lo que se espera de todos y cada uno de nosotros, de todos y cada uno de los que hemos abrazado esta vocación del servicio comunitario . . . de todos y cada u9no de los que estamos dispuestos a brindarnos, a servir a todos los que necesitan de nosotros.

 

Alguien alguna vez me acercó una sugerencia . . .yo se las acerco a Uds . .  Empieza por hacer lo necesario, luego lo que es posible y de pronto te encontrarás haciendo lo imposible.

 

Decía Campoamor: Sólo Dios hace lo que quiere. El hombre hace lo que puede.

 

Lamentablemente el hombre no siempre hace lo que puede y por ello es que Miguel de Cervantes el autor del Quijote, escribió con sabiduría " por el camino del después se llega a la casa del nunca"

 

Francis Bacon por su parte nos arrima estas palabras: "No es aquello que comemos, sino lo que digerimos lo que nos hace fuertes. No es aquello que ganamos, sino lo que ahorramos lo que nos hace ricos. No es aquello que leemos, sino lo que recordamos, lo que nos da sabiduría. No es aquello que predicamos, sino lo que pracicamos lo que nos hace cristianos "

 

Apliquemos pues estas ideas, estos pensamiento, si en realidad queremos ser LEONES.

 

La segunda palabra del lema . . . AMOR . . . créanme se las trae consigo . .

 

A nada se le dedica tanto espacio en la vida como al tema del amor. Quizá sea el tema que más páginas literarias ha consumido. Lástima que casi siempre se confunde amor con sentimiento, incluso con sexo.

 

Pero hay otra cara del amor. La que incluye la renuncia, el darse, el buscar la felicidad del otro a costa del propio sacrificio.

 

Juan XXIII el Papa Bueno dijo en una oportunidad: " El entregarse todo a todos es la flor más exquisita de nuestra fe viviente " y al final de su vida pudo escribir con razón: "He querido a todos los que he encontrado en mi vida ".

 

Es que tenemos que aprender a querer a las personas como son, para ayudarlos a que  terminen siendo como deben ser.

 

En el tema del amor, hay algo duro . . . más bien durísimo . . .

 

Los enemigos . . . amar a los enemigos en general es difícil; mucho más amar a uno en particular.

 

Este tema es bravo, es difícil . . . Muchos me criticarán por tocarlo, pero considero que es necesario hacerlo, porque seamos sinceros, en el leonismo se dan casos que son opuestos a la amistad . . . lamentablemente . . .

 

Por eso, precisamente, porque es un tema difícil y bravo, debo recurrir a buscar auxilio, ayuda y así permítanme leerles algo que trae Loucien Jerphagnon en un obrita que tiene un título que también se las trae: Reflexiones para los días inaguantables.

 

"Fulano se pasa de la raya. Sin embargo tengo que seguir trabajando con él.

Ayer estuve a punto de mandarlo a los mil diablos.

¡ Cuántas veces he intentado reconciliarme con él !

Cuántas veces habré dado los eternos " primeros pasos"

No hay nada que hacer.

Mandamiento difícil . . . Amar a fulano.

Amarlo "como a mí mismo"

Pero, si todo me separa de él.

Su rostro vulgar, su manera de vestir . . .  todo.

Se diría que su alma me rechaza cuando intento dar un paso hacia él.

Amar a fulano . . .

A menudo he soñado con un mundo en el que Fulano no existiera.

Mientras tanto . . . Fulano existe . . .

Y es necesario que yo lo ame.

A decir verdad, me acuerdo que un día . . . Si es posible que yo estuviera en lo cierto . . . porque un día pense que Fulano había tenido una madre y que había sido amado.

Que unos ojos habrían buscado sus ojos y él no los había apartado, como lo hace conmigo.

Que quizá el despertó en alguien un enorme y sencillo afecto o una gran entrega.

Que quizá alguien en este mundo había sentido que su vida era preciosa . . . Y que había que apresurar a amarlo.

Mientras tanto por ahora debo soportarlo . . . Pero si pudiese, también comprenderlo . . .

 

Leones: tal vez Fulano, tenga nombre y apellido. Tal vez se espere de nosotros otra vez un intento de reconciliación.

 

Dejo este tema con una frase de Alexis Carrell: "No es suficiente amar a los otros. Sobre todo hay que hacerse digno de ser amado por los otros ".

 

Del amor podemos continuar hablando . . . el tema da pa mucho . . . pero por ahora lo dejemos ahí, pasemos al último concepto del lema gubernamental.

 

Amistad

Bella palabra que está en boca de aquellos que se entregan por entero al servicio del otro con el afán de servir sin esperar nada a cambio, sin egoísmo, colocando solamente el corazón como testigo de la acción.

 

Se dice que es mejor tener un amigo que plata en el bolsillo.

 

¿Qué significa esto ?

 

Que no sacamos nada con ser ricos y poderosos, si no contamos con un amigo que nos comprenda, nos escuche, nos aconseje, nos justifique ante los demás, nos respalde en una empresa, nos dé aliento en el fracaso, nos comprenda en nuestra pobreza humana y nos levante cuando nos caemos.

 

La amistad es una bendición celestial cuando se sabe aprovechar, cuando se cultiva con aprecio, cariño y devoción; es la muleta espiritual que necesitamos los seres humanos para andar por los caminos del Señor.

 

Tenemos muchos amigos en la vida, pero sólo aquellos verdaderamente amigos son los que merecen todo nuestro cariño, comprensión y amistad sincera, tratando de entregar más de lo que es entregado a nosotros.

 

Es común aquel concepto de la amistad que dice que los amigos son como los taxis: difícil encontrarlos cuando el tiempo se pone feo . . . y si está tormentoso, menos aún.

 

Son como las palomas de la plaza, mientras tenemos miguitas de pan en las manos están al lado nuestro; pero apenas se terminan, desparecen.

 

En las palomas y los pájaros: está bien . . . en quienes se dicen amigos. NO

 

En realidad hay que distinguir entre los que son amigos y los que sólo aparentan serlo . . . Ya el filósofo Esquilo nos decía que " El tiempo es lo que prueba lo que son y lo que valen los amigos ".

 

Un dicho popular sostiene que el amigo se conserva en tres cosas: "Honrándolo cuando está presente; elogiándolo cuando se halla ausente; ayudándolo . . . siempre "

 

Agregaremos que así como los pies llevan al cuerpo, lo conducen; el afecto lleva al alma.

 

De hecho la importancia de los afectos en nuestra vida es mucho mayor de lo que sospechamos.

 

Los especialistas en estos temas dicen que los afectos acompañan al hombre aún antes de nacer..

 

Ya en el vientre materno el bebé puede percibir -sin tener conciencia todavía- el amor o el rechazo que la madre tiene por él; pero es a poco de nacer cuando el niño tiene ya madura la parte del cerebro que corresponde a la emoción.

 

Esto quiere decir que el recién nacido ya está en condiciones de percibir y memorizar para el futuro lo que sucede en el orden afectivo, aún cuando todavía no lo puede hacer conscientemente.

 

Por muy racionales que seamos, por mucha importancia que demos a las ideas, los hombres nos manejamos la mayor parte de las veces por impulsos afectivos de diversos coloridos, entonces por lógica, hay que darle a los impulsos el lugar y la importancia que les corresponde.

 

Frecuentemente nos dejamos llevar por los extremos: ya sea por exceso o por defecto.

 

Por defecto, impedimos al sentimiento florecer como debiera. Y por el contrario el exceso nos conduce a transformarlo en sentimentalismo, de donde entonces podríamos tomarnos la libertad de decir que el sentimentalismo es la hierba mala del sentimiento; la sensibilidad es su flor.

 

Y si la sensibilidad es la flor del sentimiento, debemos cultivarla con el mismo cuidado que se cultiva una flor, porque como las flores, la sensibilidad puede morir por falta de riego, pero también por exceso de mimos.

 

¿ Qué es lo que buscamos ? Sencillamente que el florecer de los sentimiento se transforme en sinfonía, que en realidad perfume nuestra vida.

 

Y no puedo concluir esta charla sin referirme a un elemento que debe estar presente en todo hombre que se precie de ser  tal y que nosotros los Leones debemos tenerla siempre presente, porque muchísimas veces incurrimos en falta y y así  es como muchísimos problemas y cuestiones se solucionarían si tan sólo la tuviesemos presente en este tema de la amistad

 

Ese elemento es sencillamente: LA HUMILDAD

 

San Agustín nos decía que para llegar al conocimiento de la Verdad hay varios caminos: el primero es la humildad; el segundo: la humildad y el tercero es la humildad.

 

Es probable que como hombres seamos mucho menos humildes de lo que imaginamos.

 

En nuestra conducta personal es probable que se mezcle la humildad con el orgullo.

 

Hay un pequeño libro: " Surco " de Escrivá de Balaguer y de el extraigo unos párrafos que vienen como anillo al dedo y pienso nos ayudarán a ver si tengo razón o no.

 

Y nos dice: " . . . recuerda entre otras cosas, algunas señales evidentes de falta de humildad:

¨      Pensar que lo que haces o dices, está amejor hecho o dicho que lo de los demás.

¨      Querer salirte siempre con la tuya

¨      Dar tu parecer sin que te lo pidan, ni lo exija la caridad.

¨      Citarte a ti mismo como ejemplo en las conversaciones.

¨      Hablar mal de ti mismo, para que formen un buen juiicio de ti o te contradigan.

¨      Justificarte cuando se te reprende, para que no piensen mal de ti.

¨      Oír con complacencia que te alaben, o alegrarte de que hayan hablado bien de ti.

¨      Negarte a desempeñar cargos o tareas inferiores.

¨      Buscar o desear singularizarte.

¨      Insinuar en la conversación palabras de alabanza propia o que dan a entender tu honradez, tu ingenio o destreza, tu prestigio profesional . . .

 

Podría continuar, pero creo que con estas pocas ya es suficiente para que nos demos cuenta que muy a menudo se nos puede confundir y mezclar humildad con orgullo.

 

Leones les pido disculpas por lo que me extendí demasiado, pero sinceramente creo que hemos filosofado un poco . . . hemos reflexionado otro tanto . . . y pienso que todo lo que hemos dicho en el fondo constituye una instrucción leonística poco común, fuera de lo que nos tienen acostumbrados; pero reflexión e instrucción al fin.

 

Debo concluir ya, pero no quiero hacerlo sin compartir hoy con Uds. algunos pensamiento a modo de redondeo.

 

He mencionado en alguna parte las flores y puedo decirles parafraseando un pensamiento de Antonio Porchia: Si quieres que las flores de tu jardín no mueran, abre tu jardín y relacionado con ello Gonzalo de Córdoba solía decir: No cierres nunca la mano. No hay mejor modo de gozar de los bienes que dándolos.

 

Finalmente Harg Stepanian en "Compartir" nos brinda varios modos de abrirnos a los demás y nos dice:

¨      Si tienes un regalo no lo ocultes

¨      Si tienes una canción, cántala

¨      Si tienes una riqueza, úsala

¨      Si tienes un talento, ejercítalo

¨      Si tienes amor, bríndalo

¨      Si tienes tristeza, sopórtala

¨      Si tienes felicidad, compártela

¨      Si tienes una religión, vive y obra según ella

¨      Si tienes una oración, dísela a los cielos

¨      Si tienes una palabra dulce, no la retengas.

 

Todos tenemos regalos que dar, canciones que cantar, palabras melodiosas que decir, plegarias que orar, amor y alegría que dar y una vida feliz para vivir.

 

LEONES REPARTAMOS ENTONCES POR EL MUNDO LO QUE DIOS NOS DIÓ PARA COMPARTIR

  

La alegría es la piedra filosofal que todo lo convierte en oro.

Benjamín Franklin

 

Alegría y amor son las alas de las grandes empresas.

Goethe