"COMO TRIUNFAR EN EL LEONISMO"

 

 

Por: CL José Luis Navarrete Gutiérrez

Club de Leones de la Cd. de Chihuahua, A.C.

Dist. B2, México.

   

En cualquier área donde el hombre o la mujer participen, la búsqueda constante es triunfar, ganar, llegar al final con firme propósito de alcanzar plenamente la meta que previamente ha sido planeada.
Indispensable es considerar que todo se consigue con una buena preparación, finamente dirigida hacia lo que se está buscando. Todo ser humano requiere de una conducta determinada, de una disciplina, esfuerzo, perseverancia, manteniendo en su mente la clara idea de que es lo que busca.

Triunfar leonísticamente significa mantener una armonía interna, productora de afecto y felicidad personal, que con facilidad impregne con esos sentimientos a todos los que le rodean.

PERFIL DEL LEON TRIUNFADOR:

LEONISMO ES UN HOBBY: Considerando hobby como algo que llena plenamente el espíritu de aquel que lo practica, no con un entrenamiento pasajero e inconstante, sino con la dedicación plena, entusiasta y emocionada a ese algo, que en este caso llamamos vida de servicio, y que es capaz de nutrirlo física y espiritualmente.

LEONISMO ES UN FIN: El León conquistador que se siente realizado, practicando las obras de servicio, es aquél que ve el Leonismo como un fin y no como un medio.

EL VERDADERO LEON ES ESTUDIOSO: El León que logra lo que busca, es aquél que se interesa por conocer todo lo que es Leonismo, preparándose, estudiando ampliamente lo referente a la organización a la que pertenece.

CONFIANZA EN SI MISMO: Sólo aquél León que confía plenamente en si mismo, alcanza las metas que se propone.

BUSCA SOLUCIONES: El León triunfador, no es aquél que observa, analiza y repite mil veces el problema, mostrando en cada momento los múltiples motivos que le impiden resolverlo. Es el León que ante cualquier problema siempre piensa en como encontrar las soluciones.

TENER METAS DEFINIDAS: Sólo aquél León que sabe lo que quiere, es capaz de aplicar el esfuerzo necesario para seguir el camino indicado para obtener la conquista. Tener metas definidas es el principio decisivo para ser triunfador.

EL TRIUNFADOR NO PROMETE, SE COMPROMETE: El León que realmente ha logrado alcanzar lo que deseaba, es aquel que se compromete con toda su calidad humana, y no se limita a las simples promesas.

CAPAZ DE ARRIESGARSE: Triunfar es una gran obra dentro de cualquier comité, en un puesto directivo o como funcionario, solamente es posible en todo aquél que está dispuesto a arriesgarse en cualquier actividad que se le encomiende.

RESPONSABLE: Tener una responsabilidad firme y definida, es el más importante sustento para todo aquel León que ha logrado ser un triunfador.

FLEXIBILIDAD: Amoldarse a todos los niveles y ambientes, es ser flexible frente a las personas, adaptarse con verdadera sensibilidad a la forma de pensar de los demás, reconociendo los propios errores y los aciertos de los demás. Ser flexible es ser capaz de armonizar con el mundo que nos rodea.
Si nos proponemos seguir cada uno de estos enunciados en el trato con nuestro prójimo, dentro y fuera del Leonismo, realmente nos podremos considerar unos Triunfadores.