NUESTRAS DAMAS TAMBIEN SIRVEN

Recopilación del Manual Leonístico

C.L. PDG Francisco Quintas Vicente

España

Cuando Melvin Jones creó en 1917, la Asociación de Clu­bes de Leones, ya pensó que el baluarte del Leonismo sería la mujer, y nuestro Fundador no se equivocó.

El "toque femenino" de las Damas en el Leonismo ha conducido al éxito a gran número de actividades en las que su sensibilidad y abnegación se hacen necesarias: colaborando con la juventud, en campañas de salud con niños de edad preescolar, con las madres solteras ofreciéndolas ayuda, en las visitas a ancianos aliviando su soledad, o bien en campañas de recaudación de fondos para necesitados.
 

Dada la importancia de las metas alcanzadas por la mujer en el Leonismo, sería una injusticia rehuir el reconocimiento de su callada y abnegada labor y de su acción dentro de nuestro Movimiento.

La mujer participa dentro de nuestra Organización de CUATRO formas diferentes:

PRIMERO: Formando parte de los Comités de Damas como Domadora, nombre con el que, cariñosamente, se la denomina en el léxico Leonístico. Su derecho a pertenecer a este Comité nace del propio ingreso de su marido como León y es ejercido con voluntariedad.
 

Las domadoras tienen como principal misión, la de motivar a sus esposos para que asistan a las reuniones de Club y a que trabajen con entusiasmo por los compromisos que, voluntariamente, aceptaron asumir; y de hecho son las Domadoras las que suelen dar ejemplo de compromiso con la necesidad ajena.

SEGUNDO: Como Dama Auxiliar. Así es denominada la mujer que, sin que su esposo pertenezca a la Asociación, pero guiada por su espíritu de servicio, simpatiza y desea pertenecer, y como tal es aceptada por el Comité de Damas de un Club de Leones, contribuyendo con su servicio y colaboración en la actividad de las Domadoras.

Esta situación fue aprobada, por la junta Directiva Internacional, en París, en octubre de 1972.

TERCERO: Como Clubes de Leonas. Fueron creados en 1975, como Organización subsidiaria y paralela a los Clubes de hombres, con estatutos y funciones muy similares, pero formados exclusivamente por mujeres.

CUARTO: Como Dama León. Denominación que se da a la Dama que es admitida por un Club de Leones como socio de propio derecho. Situación ésta aprobada en la 70ª Convención en Taipei, en la que se decidió la admisión de las mujeres como socios de nuestra Organización, acogida a los mismos derechos, deberes y condicionantes que un León varón.

En cualquiera de estas cuatro facetas, nuestras Damas aprovechan la oportunidad de dar expresión a su preocupación por las necesidades humanas, a través de actividades de servicio, estructuradas y eficaces, que benefician a comunidades locales o distantes. Trabaja junto a otras mujeres y hombres que comparten sus ideales, que están igualmente empeñados en contribuir al cambio del mundo, mejorando su calidad de vida.

Los Leones se han dedicado, generosamente, al servicio humanitario desde 1917; las Damas de los Leones realzan, desde entonces, ese potencial humano de servicio.