Dejar de ser

Por PDG. Julio "Lalo" Malnati (QEPD)

El cambio anual de Autoridades, en esta Escuela del leonismo, nos nutre de una experiencia incomparable: "LA OPORTUNIDAD DE DEJAR DE SER". Presidentes, Secretarios, Tesoreros de Clubes, Jefes  de  Región,  de Zona, Gobernadores, Presidente de la Asociación Internacional, tienen la oportunidad de seguir en  ese difícil camino de llegar a ser LEON: SERVIR AL SEMEJANTE Y A LA VIDA.

Queda atrás la responsabilidad y el honor de haber liderado desde la función un club, una zona, una región, un Distrito, la Asociación...

Todos volvemos al club, nuestra razón fundamental, y lo  hacemos  con una valiosa experiencia: El haber sido "NOSOTROS" desde un particular punto de vista: SER FUNCIONARIO.

Haber presidido sin protagonizar, haber cumplido con un  programa  de trabajo con el apoyo entusiasta y desinteresado de todos  los  leones del Club, del Distrito o de la Asociación.

Quien tiene la fuerte inclinación de ser león descree naturalmente de que su persona haya tocado las cumbres del Olimpo. Ha recibido el  afecto y respeto inherente a la honrosa función que le  ha  tocado  en suerte desempeñar y debe por ello, más que nunca, a partir de  ahora, actuar con la mesura, prolijidad y esfuerzo que lo haga merecedor  de tanta consideración y cariño.

Un ex-funcionario -Presidente, Gobernador, o lo que fuere- debe  recordar permanentemente que su nombre forma parte de la Institución  y como tal su comportamiento debe  ser  a  todas  luces  inequívoco  y transparente.

Más allá de las interpretaciones que merezcan sus palabras o sus  actos, debe exhibir siempre la buena intención, la comprensión, la indulgencia y el afecto. Debe estar siempre abierto al diálogo, contemporizar y colaborar para el entendimiento de todos.

Su ciclo se ha cumplido, su año ya ha sido. Toca  ahora  volver, sin nostalgias, con más fuerzas que nunca, apoyando lealmente la  gestión de otros leones que tomarán su lugar, que ocuparán la tribuna.

En ese trabajo silencioso, ignorado, dueño de todo el afecto y  reconocimiento que supo ganar en su año, transcurrirá su vida de  ex funcionario.

Si siente en la alegría de su corazón la verdad  de  estas  palabras, vivirá una etapa feliz. Si por el contrario, la nostalgia o el  deseo de SEGUIR SIENDO se apodera de él, descreerá de todo, verá ingratitudes y olvidos o gestos imperdonables.

DEJAR DE SER !  Un conflicto humano que siempre hallará justa resolución en aquellos leones  que sueñan con un mundo  mejor,  en  donde debe reinar LA SOLIDARIDAD Y LA GRANDEZA.

..."Con estas reflexiones cerraba mi ciclo de Gobernador 1993-1994 y volvía a mi querido club de leones, donde sigo disfrutando de mis amigos y todos juntos, trabajando por esa ilusión de ver al hombre cada día un poquito mejor".