ME TIENEN EN LA BANCA

Recopilado del libro:

Cómo cazar Leones y lograr que se reproduzcan?

PDG Julio Alberto Díaz Garavito

Distrito F-3 - Colombia


En los equipos deportivos, algunos jugadores se quedan en la banca, ya sea porque están lesionados, porque su rendimiento no es adecuado, porque otros juegan mejor que ellos o, definitivamente, le caen un poco mal al técnico.
Sin embargo esos jugadores rara vez influyen en el resultado y casi nunca se salen o renuncian al equipo.

Todo lo contrario ocurre en los Clubes de Leones. Se supone que todos los miembros de un club tienen iguales características de voluntad de servicio y de capacidad de pensar y de trabajar en los proyectos del Club y como no existe allí un número "exacto de jugadores" para desarrollar dichos
proyectos o las actividades a ejecutar son variadas y requieren de diferentes habilidades, es de presumir que todos ellos son indispensables.

En otras palabras, en un club de Leones no debe haber socios en la banca, Socios inactivos. Socios improductivos. El club está integrado por hombres y mujeres comprometidos en una misión conjunta de servir y todos ellos, sin excepción alguna, deben tener las mismas oportunidades de hacerlo.
Está suficientemente demostrado que un socio al cual no se le piden opiniones o éstas se desestiman inapropiadamente o no se le asignan tareas, o no se le exige colaboración, es decir, se le deja en la banca, es un socio que fácilmente se retira.

Es a los directivos del Club a quienes corresponde delegar funciones, organizar el trabajo en equipo, asignar responsabilidades y exigir el cumplimiento de las mismas y de ellos depende que no existan miembros en la banca. La sensación de estar en la banca es la de estar fuera del Club y por eso el desaprovechamiento de la capacidad de trabajo de un socio, o de sus habilidades en determinadas actividades, es un error que se paga con la pérdida del socio.

Esta regla, que no tiene excepciones, es aún más grave cuando son varios los socios inactivos o lo es todo el Club. En este caso todo el club estaría en la banca y un Club en la banca no juega, está fuera de la misión leonística y consecuencialmente se debilita y muere.

La actividad, el trabajo en equipo, la asignación y el cumplimiento de responsabilidades personales o conjuntas a todos los miembros de un Club de Leones, son condiciones indispensables de supervivencia. De otra parte, la inactividad debilita y extingue el sentido de pertenencia con la
Institución, disgrega a los socios, produce una mala imagen en la comunidad y desestimula a quienes desean trabajar.

"Un buen Club de Leones requiere de la ocupación productiva de todos sus miembros".