Libertad

Por: CL Jorge Cassieri
Argentina


Cuando en una clase de Instrucción Leonística, vemos el significado de la letra "L" en nuestro emblema, le asignamos los conceptos de Libertad, Lealtad, Amor (Love) y Vida (Life).

Y tomando el primer término expresado (por otra parte el primero de nuestra Divisa: Libertad, Entendimiento, Orden, Nacionalidad, Esfuerzo, Servicio), vemos la íntima relación que tiene con los otros términos propuestos.

Porque Libertad está indisolublemente unida a Lealtad. Lealtad con nuestra Patria, con nuestros semejantes, con el Leonismo, con nosotros mismos.

Porque una Libertad carente de Lealtad se convertiría sólo en un aprovechamiento personal, en una "injusta ventaja" como nos recuerda nuestro Código de Etica.

Porque una Libertad que careciera de Amor no respetaría al otro en su totalidad como persona, pero también un Amor sin Libertad no es tal porque no permite el crecimiento integral de la persona a la que se ama.

Porque una Libertad que no respeta la Vida no es Libertad sino opresión y barbarie, pero una Vida sin Libertad no merece ser vivida.

Pero esta característica integradora que tiene la palabra Libertad se percibe también con claridad meridiana en su relación con las otras palabras que constituyen nuestra divisa.

Porque no se puede concebir una Libertad que no comprenda al otro, que no realice el esfuerzo de integrarse con los demás, que no reconozca otros enfoques de la realidad ,que no realice el esfuerzo del Entendimiento de quien piensa distinto y, en cambio, se crea a sí misma poseedora de la verdad.

Porque no se puede concebir una Libertad que no respete, dentro de un Orden lógico, los derechos de los demás, que deben estar precisamente garantizados por dicho Orden. Lo contrario es sólo anarquía o intolerancia.

Porque no se puede concebir una Libertad, que consolidada por el Entendimiento y dentro de un Orden generador de crecimiento, no reconozca los valores históricos y humanos de la tierra en que se gestó y plasmó.

Porque no se puede concebir una Libertad que no se comprometa, una Libertad que se agote en sí misma, en una postura de inmadurez o negligencia.

En una palabra no se puede concebir una Libertad que no se comprometa con el Esfuerzo, único camino para la concreción de un mundo mejor.

Y finalmente no se puede concebir una Libertad sin su integración en el Servicio, acto de amor, de entrega desinteresada a los demás, tan alejado a la dádiva que denigra. Servicio que es nuestra razón de ser de leones.

Meditemos, pues, si nuestra libertad, nuestra libertad personal conjuga con todas esos otros principios Leonísticos.

De ser así el "Nosotros Servimos" será, además de un magnífico slogan, una feliz realidad.