El problema del crecimiento

EL COMPROMISO DE PARTICIPAR

Por: C.L. Dr. Tito Leopoldo Rocchetti

Santa Fe - Argentina

 

En otro artículo me referí al tema de los Planes a Largo Plazo y señalé que entendía que la primera prioridad debía ser ocuparse en profundidad de la cuestión del crecimiento y consolidación del Leonismo. Como contribución a la búsqueda de soluciones a esta cuestión, me ha parecido conveniente recrear algunas ideas que expresara como Presidente del Círculo de ex Gobernadores en la revista Nº 1 del período 1996/97, como una alternativa dentro de las propuestas que podrían concretarse al respecto.. Allí dije:

"... nuestro accionar tiene que ser armónico y de sustentación de la gestión de quienes deben actuar al frente de nuestro Movimiento.

Dentro de esa actitud de participación y apoyo, para lograr éxito debemos actuar en forma mancomunada y aceptar que para aportar soluciones concretas nos tenemos que ayudar unos a otros, ya que en forma individual y cada uno por su lado nuestra contribución no será verdaderamente significativa. En cambio si actuamos reunidos en distintos grupos y formamos equipos con otros PDGs y Leones de nuestras Selvas que puedan ser claves para esta tarea, pienso que podremos sacar adelante esta importantísima empresa.

NECESITAMOS URGENTEMENTE UN PLAN DE ACCION
Lo que tenemos que hacer primero es establecer a priori un patrón determinado para comenzar a actuar, sin perjuicio de enriquecerlo sobre la marcha con el aporte de cada uno. Esto nos permitirá ir planificando nuestro accionar en una forma dinámica e iniciar nuestro trabajo de inmediato, con la ventaja de ir ajustando detalles y agregar todo aquello que la experiencia nos vaya aconsejando. En ese sentido este trabajo tiene por objeto dar el puntapié inicial para que desde el arranque mismo de este nuevo ejercicio nuestro Círculo encare la tarea de ayudar a dar solución de este problema leonístico.
No dudo que la propuesta es perfectible pero no he querido detenerme en articular un proyecto más detallado que desde el punto de vista teórico podría ser más completo porque hubiera demorando el inicio de esta tarea. Por eso me he inclinado por un punto de vista eminentemente práctico tomando como referencia aquello de "Argentinos, a las cosas" del gran Ortega y decir como él:

"Ex Gobernadores, a la acción"

De cualquier manera todas las sugerencias constructivas que deseen formularse para mejorar y aumentar las posibilidades de éxito de lo que se intenta hacer siempre son bienvenidas. Pero solicitamos que este aporte, no quede solamente en eso sino que vaya más allá, es decir, que quién lo haga comprenda también que es necesario asumir el compromiso de involucrarse en esta empresa, reemplazando la actitud del "Hay que hacer..." por la de "Hagamos...". Eso es lo único que podrá rescatar al Leonismo de su situación actual.

ENFOCANDO EL PROBLEMA A NIVEL DE CLUB
El trabajo podemos dividirlo en dos campos de acción: uno el propio Club y el otro las posibilidades existentes para fundar algún nuevo Club dentro de un área geográfica en que los Ex Gobernadores podrían concretar su intervención sin tener que cubrir grandes distancias. En el primer caso debemos reconocer que a veces los PDG hemos venido actuando para tratar de que no se produzcan falencias de funcionamiento de nuestros Clubes, apuntalando a las Selvas y a los dirigentes. No ignoramos tampoco que en algunos casos esa tarea se ha realizado durante un tiempo más o menos prolongado y que algunos se muestran un poco fatigados de tener que machacar sin éxito sobre cosas de rutina. Ni qué decir de aquellos que después de años de haber sido Gobernadores han debido o tienen que asumir de nuevo la conducción de sus Clubes. Pero a pesar de ello ahora tenemos que sacar fuerzas de flaqueza y aguzar la imaginación para levantar a nuestro Club y, para que ello sea posible, tratar de incorporar nuevos socios.


Hemos dicho y lo reiteramos que eso no será tarea fácil, pero esa dificultad no debe amedrentarnos ni impedir que hagamos lo nuestro. En ese sentido hay que reaccionar y aceptar que si lo que fue tradicional en la incorporación de socios ya no funciona más, eso nos obliga a pensar en otras formas que tengan más éxito. Esto lógicamente está estrechamente relacionado con la necesidad de replantear el desenvolvimiento de nuestros Clubes de Leones para adecuarlos a la nueva realidad social que vivimos. Y eso puede requerir que para poder cumplir con sus objetivos los mismos deban ajustar no solo su funcionamiento interno sino también la forma en que en el futuro habrá de exteriorizarse su actividad de servicio. Allí está precisamente el meollo del problema, y nosotros tenemos la obligación de reflexionar sobre ello para aportar soluciones, porque es tarea de Líder mostrar el camino que permita torcer el curso de los acontecimientos cuando estos impiden el logro de los objetivos.


También es muy importante que los Ex Gobernadores nos preocupemos más directamente en la formación de dirigentes en las Selvas de los Clubes, porque para la conducción de nuestro Movimiento en todos sus niveles es allí de donde el Leonismo extrae sus Funcionarios. Por eso es imperioso acrecentar y perfeccionar la capacidad de los Leones para que mañana sean buenos dirigentes a fin de que con el mismo sacrificio personal sus esfuerzos para servir a la comunidad conduzcan a un funcionamiento más eficiente de toda la organización y asegure pleno éxito en la noble tarea de servir.

DONDE PODRIAMOS FUNDAR NUEVOS CLUBES?
Con respecto a las posibilidades de extensión sería muy conveniente hacer un inventario de las ciudades que en la actualidad no cuentan con Clubes de Leones, y analizar también la situación en aquellos grandes centros urbanos donde si bien funcionan Clubes de Leones quizás se podrían sumar otros nuevos. Este enfoque se basa en que, considerando la difícil situación que presentan las economías regionales no es aventurado pensar que resultará más factible encarar la fundación de nuevos Clubes en centros urbanos con una población no inferior a 5.000 personas, que en aquellos lugares con menor población y, lógicamente, con menores posibilidades económicas y humanas.


Hecho este inventario de posibilidades presuntas habrá que profundizar el análisis selectivamente sobre aquellos casos en particular que se estimen más promisorios para ir conformando los equipos de dos o tres personas que puedan concentrarse en cada lugar predeterminado y trabajar sobre él.

COMO ENCARAR LAS TAREAS DE EXTENSION
Todos sabemos que hay Leones que son activos, que tienen iniciativa, que son creativos y capaces, pero ellos solos no pueden hacer todo. Pero hay Leones también que no tienen esas calidades pero que cuando son llamados a colaborar son enérgicos y ejecutivos y "hacen cosas". De lo que se trata entonces es de sumar esfuerzos y complementarse aprovechando exhaustivamente lo mejor que cada uno puede aportar. Y entonces necesitamos imperiosamente COMUNICARNOS, salir cada uno de su involuntario encierro y abrirse al diálogo fraterno, amistoso y fecundo tan querido del Leonismo. El Círculo de Ex Gobernadores puede ser la caja de resonancia de esas inquietudes para recibir y devolver ideas y experiencias positivas que hayan tenido los PDG para que todos aprovechemos la colaboración de otros y ofrezcamos generosamente la nuestra.

Los PDG no debemos esperar que otros nos convoquen para la tarea. Debemos sentirnos automotivados y actuar espontáneamente para conectarnos con otros PDG y así volver a vivir esa grata experiencia del Líder que se encuentra abocado a un trabajo importante para el cual él está capacitado. Y recuperar con entusiasmo y sin vacilaciones el auténtico protagonismo que el Leonismo está esperando ansiosamente de nosotros.

A QUIENES ESTAMOS CONVOCANDO?
En este enfoque sincero y constructivo también debemos ser realistas y cautos en nuestras exigencias de protagonismo con respecto a algunos Ex Gobernadores. A veces escuchamos voces que se descargan globalmente contra los PDG, incluso de nuestros propios pares, según las cuales pareciera que nos responsabilizan por la pérdida de vitalidad de nuestro movimiento, y especialmente por no reponer las bajas que se van produciendo en la membresía de los Clubes. Estas quejas hechas en forma indiscriminada no me parecen, justas, y como en general quedan flotando en el ambiente sin respuesta, me parece que merecen algunas reflexiones.

La vida es una permanente renovación y cada uno debe asumir las obligaciones conforme su tiempo biológico y espiritual. Debemos. respetar y comprender por ejemplo a los PDG que cargan años sobre sus espaldas y que en su oportunidad se brindaron dentro del Leonismo conforme sus posibilidades pero que hoy no pueden asumir en plenitud el rol que ya, lógicamente les cabe a otros. Sabemos que a pesar de ello muchos siguen fieles al Leonismo y que continúan cumpliendo con el servicio leonístico. Al respecto quiero mencionar un hecho que ha llegado a mi conocimiento que ratifica lo señalado: el PDG Eduardo José Dip, con 87 años atendía la Biblioteca propia del Club de Leones de Monteros, en Tucumán.

Este es simplemente un ejemplo de que no tenemos derecho a actuar con ligereza o endilgar responsabilidades en forma indiscriminada, porque hay muchas situaciones como la mencionada que son demostrativas de verdadera vocación leonística. Son conductas humanas que merecen reconocimiento y consideración y nos obligan a brindarles con generosidad y emoción nuestro respeto y homenaje.

Queda en claro entonces que la convocatoria está dirigida particularmente a los PDGs que están en condiciones físicas y espirituales de participar en este proyecto y solo se requiere que se decidan formalmente a colaborar efectivamente en esta empresa. A ellos apunta concretamente este amistoso pedido para que decididamente hagan su valioso aporte en la medida de sus reales posibilidades.
Estoy plenamente convencido que si nos juntamos para trabajar con un sentimiento de unidad y sin preconceptos, animados solo por el propósito de intervenir con humildad y vocación en la solución de este problema que es prioritario dentro del Leonismo, pondremos en marcha una fuerza poderosa destinada a modificar el panorama que plantea el estancamiento y retroceso de su membresía. Y viene al caso recordar que son auténticos LÍDERES aquellos que poseen convicciones arraigadas y luchan por ellas con energía y decisión, incluso hasta lograr cambiar el curso de los acontecimientos si fuere necesario. .

Por lo dicho no es justo solo observar lo que otros están haciendo, sino que debemos involucrarnos y aportar lo mejor de nosotros para lograr que el Leonismo recobre el brillo y la presencia que en un ayer cercano supo mostrar con legítimo orgullo.