Construyendo Mejores Relaciones

Adaptación realizada por: CL. Gonzalo Retamal Moya

Chile

 

Por el Dr. John C. Maxwell:

Conferencista internacional, especialista en liderazgo, fundador del INJOY Life Club®..

 

Hace pocos años, David Molpus, a través de la emisora de radio Nacional Public Radio's Workplace Correspondent, corrió la voz en www.npr.org de que él estaba haciendo una historia sobre los malos jefes y quería ejemplos de la vida real. A los dos días, recibió más de 300 correos electrónicos. Mientras que algunos eran de los empleados quienes querían defender a sus jefes, la mayoría describió un comportamiento que, desde un punto de vista relacional, era absolutamente asombroso.


"Mi primer jefe tenía un hábito de sonar los dedos para llamar al personal, o, si estaba buscando una secretaria, con violencia entraba al baño de las damas llamando nombres hasta que alguien respondiera," escribió una persona que respondía a la solicitud de Molpus.
"Yo he tenido un problema de peso toda mi vida" escribió otro visitante. "Tuve un jefe que me dijo, dos veces, que "nosotros tenemos que enseñarte a caminar como una dama en lugar de cargarte alrededor de aquí como un elefante."
De acuerdo con un artículo de www.npr.org, otra conducta frecuentemente mencionada incluía "lluvia de críticas y pocos reconocimientos" y, "actúa un día como el mejor amigo del empleado y como su peor enemigo al día siguiente."


Cuando leo sobre tal conducta, me recuerdo lo importante que son las habilidades para las buenas relaciones en la vida de un líder. La descripción de un puesto puede que diga que usted está a cargo de un proyecto, un sistema, un departamento, o una empresa. Pero cuando usted es un líder, el punto clave de su trabajo es conducir a las personas.
Las personas en su círculo de influencia no son máquinas; son seres únicos con sus propias personalidades, talentos, defectos, y necesidades. Eso significa que usted no debe optar por un acercamiento tipo "cortador de galletas" con sus relaciones en el trabajo. Usted debe llegar a conocer los miembros de su equipo individualmente. Debe descubrir qué motiva a cada uno, y luego incorporar eso en cómo los dirige.


Al mismo tiempo, hay algunas reglas para las relaciones que todo líder debe seguir. Aquí van cinco:


1. Esté en armonía con usted mismo:
Hay una razón por la cual esta es la regla Nº 1. Si usted aprende a llevársela bien con usted mismo, descubrirá que será más fácil llevársela bien con las personas a su alrededor. Lea esto con cuidado: herir a las personas hiere a las personas. A través de los años, he observado que las personas que no se llevan bien con sí mismas no se llevan bien con nadie más. Si no entra en armonía con usted mismo, usted va a tener relaciones problemas toda su vida. Por lo tanto, aprenda a sentirse cómodo con usted mismo.


2. Valore a las personas:
Valorar a las personas lo mantendrá alejado de manipularlas. Lo mantendrá alejado de tratar a sus empleados como sirvientes o esclavos (vea los ejemplos anteriormente mencionados sobre malos jefes). Le mantiene alejado de maltratar a los demás sólo porque usted está teniendo un mal día. Por supuesto, usted no sólo va a dar un servicio labial para valorar a las personas. Esto es algo que usted no puede falsificar. Usted no puede hacer que otra persona se sienta importante si usted en secreto siente que él o ella es un nadie.


3. Haga el esfuerzo de formar relaciones:
Se lleva una gran cantidad de energía para desarrollar relaciones. Usted entiende eso. Yo también sé que, como líder, usted tiene muchas otras responsabilidades que requieren una gran cantidad de energía, incluyendo el propio hecho de liderar. Pero aunque puede ser una tentación dejar la construcción de relaciones en la hornilla de atrás mientras se concentra en todas estas otras cosas, yo le animo para que no lo haga. Cuando usted invierte en relaciones - con las personas que usted lidera, con sus pares, con colegas profesionales, etc. - usted construye una red que puede proveer motivación, inspiración y apoyo durante los tiempos buenos y malos. Y usted también evita uno de los estados más tristes de la humanidad: la soledad.


4. Entienda la regla de la reciprocidad:
Cuál es esta regla? A través del tiempo, las personas vienen a compartir recíprocamente, actitudes entre sí. Por ejemplo, si usted tiene una buena actitud hacia otros y la mantiene, eventualmente usted recibirá una buena actitud de ellos hacia usted. Inversamente, si usted tiene una mala actitud hacia alguien y usted continua en mantener esa mala actitud hacia él o ella, eventualmente (o pronto) él o ella tendrá una mala actitud hacia usted.

 
5. Siga la Regla Dorada:
Usted pueda que haya estado buscando algo un poco más revolucionario, pero hay una razón para que este principio haya soportado la prueba del tiempo. Si usted quiere ser productivo y tener auténticas relaciones con las personas que usted dirige y con las cuales trabaja, haga a los demás como usted quiere que le hagan a usted.


Si usted sigue estas reglas, usted tendrá un número creciente de relaciones que le agregarán valor a su vida y le harán una mejor persona. Pero esto no se detendrá con usted. En la medida que usted practique estos principios, las personas que usted lidera lo notarán. Y no sólo ellos lo notarán, ellos comenzarán a seguir su ejemplo.


Para los líderes que valoran a las personas, las recompensas no serán más que eso.