Comunicación, Centro Neurálgico de una Organización

Recopilación:

CL Gonzalo Retamal Moya

Chile

Por Vianney Vallenilla

 

La comunicación interna es el centro neurálgico de una organización. Las empresas deben utilizar esta " herramienta "con la mayor efectividad, porque el éxito está en comunicar a tiempo, de forma abierta y precisa, para que todos los miembros se sientan involucrados y comprometidos.
El liderazgo del presidente, gerente general, tren directivo y supervisores de la organización debe estar orientado por basamentos filosóficos, por una misión coherente entre lo que se predica y lo que se ejecuta, que no haya discordancias de criterios, pues las acciones dicen tanto como las palabras.


Las comunicaciones deben estar enmarcadas dentro de los parámetros de la corresponsabilidad. Se deben asumir criterios serios y objetivos en el momento de exponer una idea, dar unas instrucciones, solicitar determinada acción o simplemente informar, dado que el efecto intrínseco y complejo de la comunicación se pierde o desvirtúa cuando es extemporánea, pues los otros elementos contarios a su impecabilidad como son los rumores y las conjeturas, ganan terreno rápidamente, conllevando a la proliferación de la incertidumbre y la desconfianza.


El éxito o fracaso de la comunicación, no recae únicamente en el emisor, sino también en el receptor del mensaje, quien es copartícipe de este hecho como elemento fundamental y hacedor del proceso comunicativo. Muchas veces se escucha decir a un trabajador, que las instrucciones que recibió de su jefe, no fueron claras y precisas, por consiguiente no se logró el objetivo. Pues bien, en este caso, ambos son responsables: uno, por no emitir de manera puntual lo que solicitaba, y el receptor, por no ejercer su rol de descodificador y realizar las preguntas pertinentes al caso para conocer con exactitud las intenciones de su interlocutor.


El verdadero interés de los empresarios es la productividad de sus trabajadores y para ello debe abrir el abanico comunicacional, puesto que de esa manera se conocen las ideas, sugerencias y observaciones de la gente que día tras día está ahí frente a una máquina, elaborando proyectos, manipulando sustancias, es decir haciendo su trabajo. Esta comunicación directa es posible mediante entrevistas individuales, reuniones programadas donde se le solicite al personal su valiosa intervención. Que se ejecuten de manera más frecuente las reuniones participativas, en las cuales se elaboren conclusiones y se planifiquen las acciones correspondientes. Para moverse y ubicarse el hombre necesita información completa, actual y especifica. Es como correr una cortina para que todos observen bien el panorama y conozcan a ciencia cierta hacia donde van y enfilen sus esfuerzos hacia esa meta.


La onda comunicacional cobra mayor interés entre los empresarios, empleados y trabajadores en general, dado que son muchas las engorrosas situaciones que se pueden evitar, cuando se conocen los diferentes matices de este complejo proceso.
Uno de los factores que contribuyen a lograr empatìa comunicacional está relacionado con la emoción que experimentan en el momento de interactuar tanto del receptor como del emisor, lo que conlleva a una escucha más que activa, emotiva y esto, sin duda alguna, permite una mayor comprensión del mensaje.


En tal sentido, se habla de no escuchar únicamente las palabras, sino también las emociones y los sentimientos, la intencionalidad profunda y la aparente. En este aspecto, la cortesía, la idoneidad gestual, la sinceridad, la humildad, la asertividad y la consideración juegan un rol fundamental en la comunicación. Debemos permitir que los demás participen, no es conveniente monopolizar la comunicación, pues eso genera molestias en los otros. Por ello es perentorio que propiciemos en nuestros interlocutores la iniciativa de expresar sus ideas. Debemos aprender a escuchar con atención e interés ..(un ganar-ganar comunicativo)


Para lograr esta efectividad al expresarnos, lo primero es aprender a comunicarnos con nosotros mismos.
No se puede hablar fehacientemente y con responsabilidad de comunicación efectiva cuando aún existen esos escollos internos en las personas, esos obstáculos que ni ellos mismos identifican. Es fundamental nivelarnos en los momentos cruciales cuando entablamos un dialogo o intentamos conocer las opiniones de otros o expresar las ideas propias, porque los roles protagónicos menguan la pulcritud y transparencia del proceso comunicacional.


Si la idea primaria es entender y ser entendidos, entonces es necesario dejarse de tantos escollos y ambages y apliquemos la fórmula VAPSI:

  • Vayamos de una manera puntual a las ideas principales del mensaje

  • Aclaremos en la mente qué es lo que esperamos como respuesta del receptor

  • Pensemos y estructuremos la oraciones coherentemente

  • Sintamos lo que decimos y escuchamos

  • Indaguemos si fuimos comprendidos, mediante la retroalimentación

SE COMUNICA BIEN QUIEN:
Reconoce la importancia de la participación
Tiene y siente verdaderos deseos de hacerlo,
Reconoce que las ideas de todos es mejor que las de uno solo
Espera lograr sus objetivos
Trabaja en equipo.