Motivar: El instrumento para el liderazgo

Recopilación por:

CL Gonzalo Retamal Moya

Chile

 

Por Elsi Mata Marcano de Venezuela


Un aforismo griego expresa: "No se puede encender una hoguera con un fósforo mojado".

En este articulo trataré un tema que nos concierne a todos y especialmente a aquéllos que diariamente tratan con personas a su cargo en las diversas áreas de la vida (En una familia, en una empresa, en una oficina, en una Comunidad, en un colegio etc.). Todos aquellos que ejercen un liderazgo en la vida tienen que aprender la importancia de la Motivación.


El líder es un motivador que genera entusiasmo y provee inspiración a un grupo. Todo líder tiene que tener perspicuo que es determinante mantener buenas relaciones con las demás personas que integran el grupo, porque es fundamental para un liderazgo efectivo. La manera de atraer y motivar a las personas determina el éxito del líder. Sobre todo, debe aplicar la Regla de Oro. Ya se trate de un empleado, un cliente, un vicepresidente superior, un alumno, un hijo, una secretaria o persona de limpieza. El líder trata a los demás como quisiera que lo trataran a él. Un director de cuerpo de Bomberos en una conversación que manteníamos sobre la Motivación sostenía "El noventa y seis por ciento del personal en los sitios de desastre y calamidades es de voluntarios. Si no atraemos gente idónea y la motivamos positivamente, no podemos hacer nada porque Gratuitamente nadie vendría a colaborarnos en una misión tan riesgosa como la protección civil.


La definición más simple del término motivar es dar causa para una cosa. Quiero dejar en claro que la motivación y el motivo son términos estrechamente ligados. Estas palabras derivan del verbo latino movere que significa moverse, poner en movimiento, estar listo para la acción. La motivación es una predisposición general que dirige el comportamiento hacia la obtención de lo que se desea. Quiero que disciernan que la base de toda motivación, es, el deseo o la intención. Un budista tibetano señala que como es la intención es el deseo, y que el deseo se hará patente en la realidad dependiendo de la voluntad, constancia y motivación que se tenga para llegar al final de nuestro objetivo.


El famoso autor Zig Ziglar que es uno de los mejores motivadores del mundo dice: "Estar motivado es sacar lo que está adentro". Quiero recordarle que la motivación es el combustible que nos permite llevar a realizar lo que nos proponemos porque las personas motivadas tienen empuje, dirección y resolución. Saque y explote a partir de hoy todo el potencial que hay inherente a su corazón.


Hay dos ejemplos notables que les pondré de paradigma de liderazgo y motivación. Uno de ellos es Henry Ford quien financió su compañía, en sus comienzos, más que todo con la actitud de confianza que desplegaba. Mantenía disponible cuanto dinero en efectivo podía. Cuando los inversionistas y acreedores iban a hacerle una visita, les hacía saber de un modo u otro la cantidad de efectivo que tenía. No se molestaba en contarles que prácticamente todos sus activos estaban representados en efectivo. Estuvo en apuros más de una vez, pero al actuar como si no pudiera fracasar y como si estuviera dispuesto a tener éxito inspiró a otros con su enorme confianza, por tanto, el actuar positivamente en nuestro contacto con los grupos que nos desenvolvemos nos permitirá mantener una actitud entusiasta y, por consiguiente, entusiasmar (tener a Dios y mucha alegría inherente al corazón) a todo aquél que esté a nuestro alrededor (hijos, parientes, alumnos, compañeros de trabajo, empleados etc.) .
Otro ejemplo es John D. Rockefeller quien aplicaba la misma técnica de actitud optimista. Cuando un acreedor llegaba a visitarlo y sutilmente le pedía que le pagara su cuenta, Rockefeller solía sacar su chequera con un gesto de grandeza. "¿Qué prefiere", solía preguntar, "efectivo o acciones de Standard Oil?" Parecía tan calmado y confiado, que casi todo el mundo terminaba aceptando las acciones de su compañía, y nadie llegó a lamentarlo porque Rockefeller tenía claro lo que quería y utilizó su liderazgo personal aunado con una dosis de motivación para tener el éxito en su vida.


Todos ustedes que me están leyendo en este instante son potencialmente exitosos y si activan su atención consciente pueden hacer que su presente conspire para la consecución de sus deseos.


Respondan por unos minutos las siguientes interrogantes: ¿Cuándo fue la última vez que agasajaste a tu secretaria/asistente por realizar cotidianamente sus labores eficientemente? ¿Cuándo fue la última vez que felicitaste a tu personal por la labor de mantener la empresa activa y productiva? ¿Cuándo fue la última vez que elogiaste a tu pareja, que motivaste a tus hijos, primos o amigos?


Todos somos lideres, ejercemos nuestros roles en las diversas circunstancias que se nos presentan en nuestro Maktub Day (destino diario), si emulamos la actitud optimista y de confianza que los grandes lideres a nivel mundial han tenido como estribo de su éxito; lacónicamente, llegará a nuestro presente la conquista de la felicidad, y si somos felices haremos felices a muchas personas a nuestro alrededor. En la familia es patente que si sus miembros están motivados, logran alcanzar sus objetivos fácilmente. También se ha evidenciado que en la vida laboral, hoy es la esencia del éxito. A tal punto que uno de los más grandes dirigentes empresarios de este siglo, Lee Iaccocca, expresó: "Nada hay más importante en la gestión empresarial como el saber motivar a la gente". Una motivación vale por veinte amenazas, seis presiones y nueve memorandos.


Recuerde que en la familia una motivación vale más que amenazas, regaños, gritos y discusiones. ¿Usted desea el éxito en su familia? , ¿Usted desea el éxito en su empresa o negocio?, ¿Usted desea el éxito como líder político en su comunidad? Si la respuestas a las anteriores interrogantes son afirmativas le sugiero que inicie el recorrido hacia la aplicación por medio de la atención consciente en su vida de la motivación.