ENTRE EL DECIR Y EL HACER

Por: PDI Luis "Lucho" Murad

Argentina


"Del dicho al hecho hay mucho trecho"
( dicho popular )


A diario los medios de comunicaciones nos apabullan con ideas y proyectos a realizar, especialmente cuando un llamativo acontecimiento se produce. Es allí donde se divulga hasta la saturación todo lo " que vamos a hacer ". Luego viene el período de silencio, donde las promesas pasan a mecerse en un cajón del funcionario.


Son muchos los medios de difusión que contribuyen al espectáculo que vivimos; éste ha encontrado su sede en la pantalla de televisión, al decir de Guillermo Etcheverry. Así se produce el puré que dócilmente estamos acostumbrado a consumir. En este ambiente flota el Leonismo. Son innumerables las situaciones que se ubican entre el "decir y el hacer", las que vienen a acentuarse en los últimos tiempos por la mayor distancia que se establece entre uno y otro concepto. Cuanto pasa entre lo que se dice y lo que se hace, cuanto queda en el camino en una sociedad tan proclive a la declamación, cuando la tecnología está aniquilando la capacidad de pensar ¿será por eso que tanto de lo que se dice, no se hace?


Las promesas incumplidas se asemejan a las innumerables piedras fundamentales que con tantas loas se presentan y las pocas obras que se inauguran. Como parte de la sociedad en que se desenvuelve, el Leonismo no puede permanecer ajeno a sus alternativas. Tal vez más que dichos hayan proyectos que se pierden. En ocasiones el exceso de entusiasmo los lleva a encarar obras demasiado ambiciosas, a lo mejor sin medir adecuadamente la capacidad de realización del club o la propia comunidad que no puede acompañar el proyecto. Una obra concluida constituye un hecho positivo que realza el prestigio de la selva en su medio y sirve de estimulante constituyendo una cadena de éxitos que incrementan su prestigio facilitando nuevas realizaciones. Una obra inconclusa se convierte en modelo de fracaso, que trae un desaliento difícil de superar, con la consiguiente decadencia que nada nos beneficia.
Sobre estos conceptos debemos reflexionar buscando siempre las condiciones de la selva ante una ilusión de una obra de envergadura, con un número significativo de socios con influencia en la población, son algunas de la consideraciones a tenerse en cuenta, Capacidad de acción y optimismo son necesarios, dentro de un marco de prudencia. Hasta la comunidad leonística internacional ha comenzado a percibir, con claridad y zozobra, las consecuencias de proyectos abandonados que, con razón, aflige al ánimo del leonismo en los diversos niveles, donde se concretan pocos proyectos de los muchos que a veces, ampulosamente se anuncian.


Decir un poco menos y hacer un poco mas sería la consigna del momento, para evitar lamentables consecuencias. Es entonces propicia la oportunidad de que todos DEMOS MAS , como manifestaba en su lema de Gobernador el fallecido León Mario de Lucas.


El que se excusa, se acusa.