EL LEON LIDER

Por: CL. PDG Johnny Hurtado V.
Distrito S - 2
Cochabamba - Bolivia

Es muy grato para mí, compartir con ustedes distinguidos amigos Leones, apreciadas Damas y Leos, algunos conceptos de liderazgo, inspirados en el Líder de líderes, en el León de Leones, el León Líder por excelencia, Melvin Jones, a quien dedico este trabajo, al recordar la fecha de su nacimiento..

El mes de enero en el Leonismo es memorable. Melvin Jones, nació en Fort Thomas, Arizona, USA, el 13 de enero de 1879. Hijo de John Calvin Jones y de Lídia Gibler Jones. Su padre era militar. Melvin Jones fue educado en escuelas públicas de Arizona y Missouri. Él estudió abogacía en la Universidad de Cheddock, se especializó en el ramo de seguros y comenzó su propio negocio, la Agencia de Seguros "Melvin Jones".

En 1909 se casó con Rose Freeman. En 1913, con 33 años y siendo un próspero agente de seguros fue invitado a participar de los almuerzos del Bussiness Circle de Chicago, uno de los Clubes que trabajaban en base a la relación comercial y profesional.

Melvin empieza a tener ideas de cambio, con el pensamiento:

"Nadie avanza en la vida si no empieza a hacer alguna cosa para el vecino".

Nacía la chispa del servicio.

Melvin Jones se interrogó . . . "Y si éstos hombres que tienen mucho éxito por su impulso, inteligencia y aspiraciones, fuesen puestos a trabajar ayudando a mejorar a sus comunidades ? "

Estas son palabras de nuestro Fundador Melvin Jones, al referirse a la gente de aquellos Clubes de negocios, cuando él se propuso antes de 1917 formar la Institución a la que pertenecemos.

Dijo Jones, él se fijó en hombres exitosos en su vida privada, hombres que obtuvieron buenos resultados en sus actividades particulares, se fijó en personas que están dispuestas a hacer las cosas con empuje, totalmente estimuladas, nuestro fundador añade a lo anterior, la inteligencia de la persona, que es la facultad de comprender, de tener conocimiento, habilidad y destreza, que tenga aspiración, que tenga pretensiones, que tenga el empeño en conseguir algo, todas esas cualidades juntas, puestas al servicio de sus comunidades, de los necesitados. Que no obtuvieran resultados solo para ellos mismos, sino que sepan compartir con sus semejantes.

Admirable el ojo y la visión que tuvo Melvin Jones. El escogió la gente con esas cualidades porque sabía que los leones serían los líderes del servicio en el futuro.

Si Melvin estuviera hoy entre nosotros, con seguridad nos preguntaría, han elegido correctamente a sus compañeros ? tienen ellos las cualidades de liderazgo ? pueden ellos lograr los objetivos por los que creamos el Leonismo ? Los Leones tienen impulso, inteligencia y aspiraciones ?

Con seguridad que Melvin Jones, nos emplazaría y nos exigiría a hacer un leonismo como él quiso que fuera, como él concibió nuestra Institución.

Amigos Leones nos diría:

Hagan ... un Leonismo de primera calidad.

El León tiene que ser consecuente con sus principios, consecuente con sus sentimientos, consecuente con sus ideales, con sus compromisos y consigo mismo

Siempre ofreciendo a la Comunidad obras de real servicio, bien hechas, obras de jerarquía y calidad, debemos ser Leones con un alto nivel de Calidad Humana, serios, responsables, veraces y leales.

Hagan nos diría Melvin ... un Leonismo de Prestigio.

El pertenecer al Leonismo Internacional, es un gran prestigio para nosotros, así también, el Leonismo se prestigia con nuestra presencia, debemos ser orgullosos de pertenecer a ella, porque significa integrar la mayor institución de servicio del mundo.

Es de vital importancia que el León tenga una intachable reputación, porque debemos preciarnos de ser personas de bien, debe ser un honor para la persona el pertenecer al Leonismo y también la institución debe honrarse en tenernos como León, que cuando se hable de Leonismo, se hable de una Institución seria, digna, confiable, sin mancha alguna.

Hagan del Leonismo la Institución abanderada de las Instituciones, que la comunidad vea a los leones con aprecio, respeto y agradecimiento. Que nuestros Clubes sean vistos en la comunidad como el último reservorio de hombres honestos, solidarios, de alta moral y ética.

Hagan nos diría Melvin Jones ... un Leonismo Capaz, con Leones capaces.

Que todos aportemos a nuestra causa de servicio, con lo mejor de nuestra capacidad, con el máximo de nuestro talento y experiencia.

Recuerden que poseer conocimiento es importante, pero no es suficiente. Lo más importante es tomar acción.

Cada León está obligado a aportar con sus conocimientos, sus ideas y su experiencia, Dios nos ha dado dones, que debemos ponerlos a disposición de nuestra causa.

Los Leones debemos ser estudiosos del Leonismo, una persona culta leonísticamente hablando, tomará mejores decisiones, obrará correctamente.

Hagan ... un Leonismo de trabajo ...

Que nuestra presencia en el Club sea efectiva y positiva, de permanente participación, de vibrante actuación y de contagiante entusiasmo. Tener el hábito de hacer más de lo que corresponde - El líder debe estar dispuesto a hacer más de lo que exige a sus seguidores.

Me gusta el León que vibra, que no hay que empujarlo, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y lo hace bien y en menor tiempo.

Son valiosos los Leones que no soslayan o esquivan el trabajo, que se comprometen responsablemente a asumir una función y la cumplen a cabalidad, que no encuentran excusas y pretextos.

El León que no trabaja en su Club no merece permanecer en él, Club de Leones que no tiene actividades no tiene motivo de existir.

Hagan, nos diría Melvin Jones ... un Leonismo Motivado.

Queremos Leones con espíritu de compromiso, identificados con la causa de servicio, con verdadera convicción individual y de grupo, totalmente estimulados, con ganas.

Los líderes realmente grandes están siempre dispuestos, cuando la ocasión lo exige, a llevar a cabo cualquier tipo de labor que se les pida que hagan. Un líder eficiente puede, a través del conocimiento de su trabajo y del magnetismo de su personalidad, aumentar en gran medida la eficacia de los demás, e inducirlos a rendir más.

León Motivador. Ser activo, dinámico, el "motor del grupo" demostrar mucha energía, vigor, iniciativa y entusiasmo en cada una de las actividades que realiza.

Hagan ... un Leonismo Justo y ecuánime

Con un claro sentido de la justicia. Sin un sentido claro de lo que es justo, ningún líder puede dirigir a sus seguidores y mantener su respeto.

Dar a cada uno lo que le corresponde. Saber reconocer el esfuerzo, la dedicación y los resultados de los Leones. Dar oportunidad a todos los Leones, de acuerdo a sus habilidades.

Leones hagan ... del Leonismo una familia ...

Ser León es estar alegre, es disfrutar del contacto con los demás, es ser feliz al estar juntos; es no tomar en cuenta pequeños roces que se puedan producir entre gente forzosamente diferente, con su particular manera de pensar y actuar.

El León debe ser sociable, que sepa vivir armónicamente en su institución, que brinde amistad, esa amistad sincera, que se alegre por los triunfos del compañero y llore junto a él por sus angustias, que sea leal, que sepa reconocer sus errores y fallas, como también explotar sus virtudes y cualidades con humildad, sencillez y tolerancia que son características del hombre sereno.

El Club es uno de los lugares mas propicios para la práctica de la amistad, esa amistad, que juntamente con la voluntad, son los pilares fundamentales del Leonismo. Es hermoso trabajar con personas que discrepan en opiniones, que discuten formas de trabajo, porque quiere decir que están interesados en el éxito, pero, que dentro de esa discrepancia y discusión no exista discordia, no existan propósitos torcidos, mas por el contrario exista armonía y tolerancia porque nuestro concurso está basado en una profunda y sincera amistad. Valoremos al amigo León, démosle su lugar, con sus virtudes y también con sus defectos.

El Club es el que nos ha permitido conocernos, queramos a nuestro Club, sintámonos orgullosos de él, seamos leales a nuestro Club, hagámoslo cada día mas grande, disfrutemos de él, que nuestros actos y los del Club sean sinónimos de excelencia, sí, trabajemos a ese nivel, de ser los mejores, nuestro Club será el reflejo de lo que somos nosotros, que cuando lleguemos a este recinto, encontremos la amistad sincera, la palabra dicha de frente, porque nosotros también necesitamos aprecio, necesitamos ser estimados y valorados, necesitamos apoyo, requerimos un consejo o alguna vez una sincera y justa llamada de atención, hecha con franqueza.

Melvin Jones quiso que nosotros seamos líderes con valores, actitudes y habilidades que nos permita ser agentes de cambio, que coadyuvemos al desarrollo de nuestra comunidad y que contribuyamos a forjar nuevas generaciones de líderes, que creemos una nueva cultura de visión, de valentía y humildad al mismo tiempo, pero de permanente crecimiento.

El León Líder es aquel cuyos " pensamientos, palabras y obras " están en plena armonía. En otras palabras el que dice lo que piensa y hace lo que dice, en total concordancia, transparencia y honestidad entre sus palabras y su conducta.

Ese era en propósito de Melvin Jones, por eso fundó el Club de Leones él empezó a construir el edificio del mundo justo que deseamos, él puso los cimientos y el fundamento y nos dejó a nosotros la responsabilidad de continuar con su obra. Pero estamos cumpliendo con esa responsabilidad ?, estamos satisfechos con nuestra labor ?

El mundo necesita actores que trabajen y no espectadores que aplaudan o silben. El mundo necesita Leones y Damas Leonas con las pilas bien cargadas.

La mediocridad se ha adueñado del mundo. Todos nos quejamos de que el mundo está mal. Nos quejamos de las injusticias de la sociedad. Todos nos quejamos de que la gente es mala. Todos nos quejamos de que las cosas no son como debieran ser. Pero nadie empieza a ser como debiera ser. La mediocridad, la inercia, la indiferencia nos corroen.

Nos vemos buenos porque no hacemos grandes males. No nos sentimos malos o injustos, porque no cometemos grandes injusticias. Pero no llegamos a darnos cuenta que nuestro peor mal, nuestra gran injusticia, es el no responder a nuestro ser interior, a nuestra naturaleza de seres humanos, de personas de servicio a los demás.

Casi todos queremos que los demás cambien para que la institución sea mejor. Pero casi nadie se preocupa de cambiarse a sí mismo que es el único modo de mejorar nuestra agrupación.

Hay mucho afán por enseñar, adoctrinar, discursear, aconsejar, dirigir, predicar, orientar ... Pero poco, muy poco por vivir lo que se enseña.

El mundo, el Leonismo necesita obras. No palabras.

El mundo necesita menos declaraciones en favor de los pobres y mas acciones en favor de ellos.

Cada uno tiene un papel que ejecutar. Nos pasamos la vida exigiendo cómo deben hacer los demás sus papeles, olvidando el papel que nos toca hacer a nosotros. Hagamos nuestro papel, y hagámoslo lo mejor posible sin soslayar la responsabilidad, sin esquivar el trabajo, comprometiéndonos de veras.

Esto y mucho más, nos diría Melvin Jones, si estuviera hoy con nosotros. Ese hombre de principios, que fue la verdadera luz guía.

A mí me maravilla todo lo que pudo mover en estos 85 años de leonismo: cerca a un millón y medio de seguidores, una estructura organizativa sólida y eficiente, miles de importantes obras diseminadas por el mundo, hospitales, centros de asistencia a minusválidos, ciegos, sordos, escuelas, centros de formación, etc., etc. etc.

Eso es trascender, cómo ha cambiado el mundo, que huella más profunda nos ha dejado.

Nuestra alternativa es: Trascender a nuestro tiempo o resignarnos a no haber existido.

En la 44ª Convención Internacional en Atlantic City en 1961, los Leones se entristecieron por la muerte de Melvin Jones. Murió la tarde del 1 de junio de 1961. Tenía 82 años de edad. Aunque parcialmente incapacitado por una embolia dos años antes, él regularmente acudía a su oficina en el edificio de la sede Internacional para saludar a los leones visitantes y dar consejos a la creciente Asociación de Leones.

El presidente Internacional Davis dijo: "Una sola vez cada generación o era, aparece un hombre, y en su hora fugaz en la escena humana, deja una huella imborrable en las vidas de sus semejantes y en generaciones aún por venir".

Debemos sentirnos orgullosos de tener un ejemplo de líder como lo es Melvin Jones, el "León Líder", que trabajó incansablemente hasta sus últimos días. Será la eterna inspiración para los hombres de buena voluntad.

"Los líderes pueden llevarnos al éxito o al fracaso, a la prosperidad o a la ruina, a la prisión o a la libertad".

Este mi homenaje al "León Lider"