DESTINO DE FUNCIONARIOS

Por: CL PDI Luis Murad

Argentina


El paso de los años conociendo a tantos Leones que llegaron a convertirse en funcionarios, hombres y mujeres escalonados que dan por fin a su ambición en niveles superiores o no.


Para comprender mejor, grafiquemos, mostrando la camiseta del equipo de fútbol de Boca Juniors, el más popular. Tiene tres franjas horizontales, azul en la parte superior, amarillo en el medio y nuevamente azul en la inferior.

 

En la superior ubicamos a los Leones y leonas que se fijan meta, subir lo más alto posible. A veces, como en los concursos por premios, llegan a un lugar y se retiran conformes con su performance. Otras veces, pese a sus limitadas condiciones, insisten en ascender hasta donde sus condiciones no les permite, empleando recursos no siempre éticos, reñidos con las más elementales normas permitidas, sin tener en cuenta que el éxito logra triunfos efímeros. Están fuera de su órbita el ingenio, la virtud y la dignidad que privilegian a los caracteres excelentes.
 

En el centro, la franja amarilla, poblada por Leones con profundo amor a nuestro movimiento de buena voluntad y su inclinación hacia el servicio. Dedica gran parte de su tiempo a su Club y su exitoso accionar le permite el acceso a cargos dirigenciales, sin buscarlos, por cierto. Producto de su fructífera tarea entran por la puerta grande de dirigentes capaces, honestos, con gran sentido de la ética y el respeto por sus compañeros de labor. Puede llegar a los más altos escaños o no, pero siempre manteniendo su personalidad. Son los funcionarios que queremos para engrosar la lista de dirigentes ejemplares. Son los grandes hombres que ascienden por la senda exclusiva del mérito que los hacen referentes ante sus semejantes. Afortunadamente son muchos y merecen todo tipo de distinción.


Y el azul inferior? Esta es la franja que no quisiéramos tener nunca. Pero su desafortunada presencia, aunque minoría, no se puede dejar de mencionar, porque existen. Empecinados trepadores, no olvidan el daño que producen con sus deplorables actitudes. Pretenden ascender sin medir las formas y lamentablemente, en ocasiones, acceden a un cargo para el cual no nacieron. Es el camino de la mediocridad. Después de lograr sus propósitos, al terminar su función desaparecen, porque no llegó por convicción sino para satisfacer su insaciable ambición.


Los Leones debemos trabajar para que la franja amarilla se extienda todo lo que sea posible, siendo el ideal que la camiseta de Boca Juniors se convierta en la de Villarreal (toda amarilla).


Esta nota, mezcla de leonismo con el argentino fervor por el fútbol pretende simplemente hacer comprender graficando todo lo que tenemos que hacer para lograr funcionarios de excelencia.

La Asociación Internacional está dando muestra de su preocupación para mejorar la calidad de nuestros dirigentes, con seminarios que en los diversos niveles instruyen y fomentan un mejor nivel de funcionarios.

Con el tiempo y la cooperación de todos logrará más habitantes en la franja amarilla, extendiéndose hasta cubrir todos los espectros.
Es bastante.

 

Nota: El autor no es simpatizante de Boca Juniors