"El Ego nos Impide mirar como Líderes"

Por: Carlos Alberto Rosales
Autor.

Realmente, ¿Cuánto le cuesta a la empresa las actitudes egoístas de sus empleados y directivos?

Según la investigación del Doctor Paul Nutt, más de un tercio de todas las decisiones reflejan en enfoque egocéntrico empreñado en llevar las riendas.

A pesar de este enfoque científico de llevar las riendas, sólo se adopta el 42% de las decisiones, y apenas un puñado de ellas demuestran ser realmente eficaces.

En lo que concierne a los ejecutivos, casi dos tercios de ellos jamás exploran alguna alternativa viable una vez que toman una decisión, incluso cuando se las presentan para su aprobación.

El 60% de esas simples decisiones se desechan, se aplican de forma parcial ó se convierten en bombas. ( Rdatos recogidos por Marcunr, Smith y Khalsa en "Business Think", y proporcionados a su vez en el artículo "Frederick Taylor, Early Management Consultant" ( Wall Street Journal, 13 Junio 1997 ).

Estas cifras nos muestran que los directivos ó los empleados pueden generar ideas y aportes beneficiosos, pero no siempre tratando de lograr los objetivos reales de la empresa, sino sólo por figurar ó sobresalir ante los demás, con lo cual no se asume el fundamento verdadero de la propuesta.

En la mayoría de los casos sólo se pretende imponer un criterio subjetivo, como una consecuencia de una baja capacidad para dominar el ego individualista.

Marcunr, Smith y Khalsa, describen una interesante relación entre nuestras fortalezas, y las actitudes negativas en las que éstas se pueden llegar a convertir por causa directa del ego, y son las siguientes:
a.. La seguridad se puede convertir en sentido de infalibilidad.
b.. La agilidad en apresuramiento.
c.. La agudeza en fricción.
d.. El estado de alerta en estrechez de miras.
e.. La dedicación en adicción al trabajo.
f.. El control en rigidez
g.. La valentía en estupidez.
h.. La perseverancia en resistencia al cambio natural.
i.. El encanto en manipulación.
j.. El poder en autocracia.
k.. La flexibilidad en ambivalencia.


No es malo tener ambiciones nobles, justas y deseos de superación personal por ascender en la empresa en mención.

Sin embargo, si exageramos nuestra preocupación, no nos importará los medios extremos para alcanzarlos.

Una de las claves del éxito para ejercer el liderazgo efectivo y real es romper las cadenas del ego, pues nos atan de pies y manos a nosotros mismos.

Peter Drucker afirma que uno de los factores más importantes que determinan la eficacia de un ejecutivo es que piensa y dicen: "nosotros", en vez de "yo".

Efectivamente ésta es la postura que debemos tomar ó asumir si realmente pretendemos convertirnos en verdaderos líderes.

No permitamos jamás que el ego nos prive de la libertad de servir con orgullo y sencillez a los demás y de mirar hacia el futuro como líderes de un determinado grupo de personas.