"La Ruta de la Excelencia"

Por: Miguel Ángel Cornejo y Rosado.
Autor.

Siga al pie de la letra los diferentes senderos, para encontrar la ruta precisa a la excelencia:

Tiempo:

Es su mayor riqueza, inviértalo adecuadamente; siempre tendrá tiempo suficiente si lo emplea como es debido.

Motivación:

Motívese diariamente. Inicie el día con una sonrisa en su rostro, es la prenda más bella que podemos lucir ante los demás, empaque sus problemas en una bolsa, y guárdelos en su bolsillo. Sonría, sonría, sonría.

Alegría:

Disfrute alegremente todo lo que haga, descubra que trabajar arduamente es muy divertido. Es más acertado conservar intacta la capacidad de disfrutar que ganar un montón de dinero.

Plenitud:

Procure vivir plenamente, sólo el día de hoy viva como si fuera a cumplir cien años, pero esté listo para morir mañana.

Trabajo:

Si usted desea ganar más recuerde la más simple de las fórmulas: trabaje más y en forma más inteligente; el éxito no sólo requiere de un mayor esfuerzo, use los talentos que tiene, los bosques estarían solitarios si los pájaros no cantaran en ellos.

Honestidad:

Es el camino más digno a la riqueza, inicie siendo honrado consigo mismo, no se auto robe el tiempo, y el desarrollo; cuando se pierde la fe y el honor desaparece, entonces muere el hombre y surge la bestia.

Objetivos:

Todos los días haga una lista de las cinco cosas más importantes que tenga que realizar y hágalas, es la forma correcta de dar sentido diario a nuestras vidas, es joven a cualquier edad el que hace planes para mañana.

Misión:

Descubra cuál es su misión en la vida: en su trabajo, con sus amigos, con su pareja, su familia y su nación. Piense cómo le gustaría ser recordado en el tiempo, si como un pálido perfume que la más tenue brizna se llevó ó como la más bella de las fragancias con que Dios nos regaló.

Vocación:

Decídase a ser un ser de Excelencia aquí y ahora mismo; la Excelencia es un llamado universal y el hombre es un pedazo del universo hecho vida, una vida dedicada a la Excelencia.

Fe:

Recuerde que usted se convertirá inevitablemente en lo que piensa de usted mismo, pues lo que la mente del ser humano puede crear y creer, su corazón lo logrará.

Trascendencia:

Usted es muy importante, condúzcase en todo lo que haga como lo que es: un ser extraordinario. Que su vida no sea un fugaz chispazo, sino una antorcha que alumbre para siempre el camino de los demás.

Sueño:

Tenga un ideal en la vida, un motivo real para luchar, un sueño por realizar y tendrá una razón para vivir; descubramos nuestros sueños y vivamos para verlos hecho realidad, con los dos pies firmes en la tierra, y con el alma en las estrellas.

Dios:

Dedique un poco de tiempo, todos los días de su vida para estar cerca y a solas con el Creador, es la fuente inagotable del amor, de la humildad, y recuerde que su vida es un cuento de hadas, escrito con el dedo de Dios, y a usted le corresponde hacerlo realidad.