RETENCIÓN, O MANTENIMIENTO DE LOS SOCIOS

Por: C.L. PDG Gualberto del Roso
Club de Leones Lucca Host, Distrito 108La

Italia


La inclusión de la "retención" entre las tareas del Comité REAL (retención, extensión, aumento y liderato) representa la oficialización del grave fenómeno de las bajas que desde varios años caracteriza el desarrollo asociativo en la Asociación (en el período fiscal 2004-2005, a nivel mundial, las bajas han llegado a la cifra de 198.636 contra 156.054 altas, de las cuales 26.265 son "fundadores de nuevos clubes") un fenómeno que, por lo tanto, paraliza el desarrollo y el crecimiento del leonismo y lo que agrava la situación está en el hecho que la gran parte de los salientes tienen una antigüedad de dos o tres años.

Qué es lo que determina el abandono de la Asociación se ha convertido en una gran preocupación, un interrogante al cual no se ha dado una respuesta acertada, no se llega a entender la razón si es que las nuevas admisiones son efectuadas con la aplicación rigurosa de las normas que regulan la admisión que prevén la orientación que se debe impartir a los nuevos adeptos antes de su incorporación oficial. Aunque pudiera ser un vicio de origen, imputable al hecho que continúan siendo admitidos "amigos de los amigos" sin proveerse a los mismos toda la información inherente a los objetivos y finalidad de la Asociación para obtener una adhesión responsable.

Si, en efecto, el Comité de Socios del Club procediera siguiendo las normas, y el Consejo Directivo examinara con la debida responsabilidad las propuestas presentadas, no tanto por la estima, imagen y profesionalidad del candidato gozada notoriamente en la comunidad, sino por la disponibilidad al servicio desinteresado y al ejercicio de la "ciudadanía activa", algo debería reducirse el fenómeno. Se agrega que el incorporado no deberá ser abandonado a sí mismo, sino que deberá ser seguido de cerca por el o los leones que han patrocinado su admisión para favorece su inserción en el Club (presentación a todos los socios). Al nuevo socio se le deberá requerir una auto-presentación como demostración de su capacidad profesional (conferencia o conversación sobre temas atinentes a su propia actividad). En el futuro emergerá la cualidad de socialización del nuevo integrante (la comunicación es uno de los elementos que ayudan a vivir en un grupo).

Al recientemente incorporado se le deberá recomendar la participación en los seminarios de formación y de información reservada a los "nuevos socios" de modo que pueda entrar de lleno en la vida de la organización y de la funcionalidad de una Asociación que reserva toda su actividad a favor de los otros y no al logro de intereses personales.

Una urgencia para afirmar que el recién incorporado debe ser incluido desde el inicio en algún comité operativo y utilizado valorizando su peculiar y específica profesionalidad al servicio de la comunidad, esto es, hacer entender que ha sido escogido para realizar en comunidad de intenciones y acciones entre todos los componentes del grupo los programas proyectados por el Club.

Todo esto debería motivar al socio a activarse, osaré decir entusiastamente, para concretar aquellos proyectos, sentirse parte importante del éxito de las acciones llevadas a cabo por el club a nivel local y, si se requiriera, a nivel distrital o nacional, conjurando el nacimiento de aquella desmotivación que, a mi parecer, determina el grave fenómeno de las bajas.

El mantenimiento de los socios, por lo tanto, reviste un carácter de importancia primaria en el cuadro del desarrollo y crecimiento del leonismo.