"Cualidades Gerenciales del Líder del Siglo XXI"

Recopilación

 

Les invito cordialmente a centrarnos en el capital intelectual de la empresa comercial, que corresponde directamente a todos esos seres maravillosos que todos los días asisten a su trabajo diario cotidiano, para entregar un 100% de su legado personal a la humanidad.

Son personas que merecen plenamente ser reconocidas por lo que hacen, por su eficacia y por su eficiencia, y que lo demuestran todos los días con hechos plausibles.

Son seres de carne y de huesos, con alma y espíritu, con necesidades y con expectativas reales, pero también con una enorme capacidad intelectual de dar, de servir al prójimo, de entregarlo todo, y con un potencial enorme que debe salir de sus corazones y de sus mentes.

Ahí, también estás tú, un líder nato, un ser excelente que se ha retado a ejercer el liderazgo efectivo, a satisfacer plenamente las necesidades y deseos de la clientela, que los atiendes de forma personalizada, ahí estás listo para iniciar prontamente un nuevo día de labores cotidianas, entonces reconoces en ti, muchas cualidades especiales de un líder.

A continuación, les presentaré una serie de métodos eficaces los cuales lo debe tener presente aquella persona que tiene aspiraciones en el liderazgo, son las siguientes a saber:

1.- Auto-Motivado: No necesitas propiamente que alguien te despierte y te diga: ¡Hola, excelente día, ya amaneció, levántese, actúe, porque ya es hora de actuar y de demostrar tu valentía! No, tu has despertado, has reemplazado el primer bostezo por un grito profundo en el que has agradecido enormemente a Dios por este nuevo día esplendoroso, por tu salud, por tu capacidad de amor, por tu vida, dices con pasión desenfrenada: ¡Hoy es un día excelente! Hoy, daré a los demás un 100% de lo mío, hoy es el mejor día de mi vida cotidiana. Hoy, pagaré bien por mal, hoy haré que quien me encuentre en su camino, se vaya de mi presencia con una gran sonrisa en sus labios, hoy podré decir con orgullo al final del día: ¡Misión Cumplida, Señor!

2.- Auto-Disciplinado: No necesitas que una campana te recuerde en qué día de la semana estás, mucho menos si es fin de semana ó si la semana apenas comienza. Tu sabes perfectamente, qué responsabilidades tienes hoy en día, y también las de los siguientes siete días laborables, ojalá de los próximos treinta días del mes corriente. Si te suena exagerado, no importa, esto hace que sea parte de la programación de la agenda personal, que irás realizando sistemáticamente en la medida en que fortalezcas tu propia disciplina personal. En los primeros cinco minutos de estar despierto tu "duende" interior te programa eficazmente para el resto del día laboral. Rápidamente, reconoces que tienes una excelente salud, que tienes fe en lo que haces diariamente, y que te gusta realizar cada cosa con pasión desenfrenada, que la energía no te falta por ningún motivo, y que los demás están esperando de tí lo máximo.

3.- Auto-Amoroso: Quien desea verdaderamente ser amado, ser aceptado, ser bien tratado, deberá empezar por dar de sí mismo, entregar, servir, amar, ayudar, apoyar a las demás personas. Has despertado y empezado un gran día maravilloso. Solamente, quien se acepta a sí mismo, quiere, ama y a la vez se reconoce como un ser valioso, podrá entonces entregar lo mejor de sí mismo a las demás personas. Si vives con tu pareja, hijos, madre, padre, hermanos ó compañeros en tu residencia, dáles el mejor saludo, besos, abrazos, miradas positivas, palabras estimulantes, y en especial, repartir mucho amor. Entonces, estás listo para el mejor de tus días. Sales de tu casa, y te aseguras en todo momento de regalar tu sonrisa y tus excelentes días a por lo menos tres personas. Tu corazón, vibra con tal intensidad con el encuentro de quienes hacen parte integral de tu entorno. ¡Gracias a Dios!.

4.- Ser Agradecido: Qué bondad de la naturaleza que puedas degustar una fruta en cada comida, un poco de agua fresca ó fría y sobre todo mucho agradecimiento; tu sólo mereces aquello que verdaderamente agradeces, entonces agradece por el alimento recibido diariamente, por la compañía, por tu salud, por tu familia, por tu trabajo, y por tu vida. Ya estás listo para el trabajo y tenerlo es también una gran bendición. Tener trabajo hoy y siempre es un regalo, si lo ves de está forma tus logros, tus resultados, tus éxitos vendrán y sobreabundarán. Cada detalle que otro ser humano tenga contigo, merece ser agradecido, quien te saluda, quien te habla, quien te mira bien, quien te colabora, quien te cuida, quien te vende y te produce ganancia, todos están ahí para hacer historia en tu vida. Sé siempre agradecido. Cuando habiten dentro de tí estas cuatro cualidades entonces...

Las demás personas, querrán ser como tú, querrán imitarte en todo, querrán saber qué es eso tan especial que habita dentro de tí, que te hace maravilloso, tan espectacular, y que atraes como un imán..

Pero claro está, no se trata de poseer, aplicar, y desarrollar estas simples cualidades, para ser amado, no tendría ninguna gracia, lo son para dar por ejemplo, para servir al prójimo con excelencia, y por supuesto para tener éxito en la vida cotidiana. Eso hace un líder: Dar siempre ejemplo, hace que los demás se sientan orientados de forma clara a seguirle los pasos, a actuar como él, como ella, y compartir con todo su equipo la grandeza de obtener buenos ejemplos, que sirvan como matriz, para futuros líderes del mundo.
 

Por: Autor desconocido.