La bioética en el Servicio Leonístico

Por: C.L. PDG Pedro Ruíz Chunga

El leonismo como institución al servicio del bien de la comunidad y de la humanidad tiene implícitas una base y finalidad éticas. A sus socios les compete demostrar y actuar con ética y valores institucionales para asegurar la vigencia del movimiento. Al leonismo como institución le compete ser expresivo en su compromiso de búsqueda de bienestar del hombre o ser biológico individual necesitado y del mundo en general. La razón de ser leonística denota pues en cierta forma una responsabilidad con el futuro de su comunidad y humanidad, según su nivel o ámbito de desempeño de los clubes individualmente o del leonismo internacionalmente.

Hay una disciplina que armoniza el conocimiento científico biológico con los valores humanos, es la bioética, cuyos principios históricamente van adquiriendo formalidad con el informe Belmont de 1978 de la Comisión encargada de estudiar los problemas éticos en la investigación científica en los campos de la biomedicina y de las ciencias de la conducta.
Esta comisión señaló 3 principios básicos que deben regir éticamente la investigación científica; ellos son el RESPETO a las personas, la BENEFICENCIA o hacer el bien, y la JUSTICIA. Al año siguiente, estos principios son reformulados por Beauchamp y Children cuando publican su libro "Principios de la ética biomédica". Dichos principios son AUTONOMÍA, antes respeto a las personas; BENEFICENCIA, hacer el bien; NO MALEFICENCIA, no hacer daño, y JUSTICIA, dar a cada quien lo que corresponde.

La bioética ha ido ampliando cada vez más su margen de influencia y actualmente sus principios son aplicables en muchos órdenes de cosas como por ejemplo en las disciplinas o áreas de acción a favor del hombre como ser biológico necesitado de salud y bienestar, en el entendido holístico de la salud como bienestar no sólo físico, sino también bienestar psíquico y social. Por ello es que para nuestro Leonismo preocupado por la salud global del hombre y de la humanidad, pienso que resultan aplicables los principios de la bioética, lo que pasamos a comentar someramente

AUTONOMÍA.- Se refiere al respeto que debemos guardar a la capacidad de toda persona para decidir libremente por ejemplo las opciones que estime más convenientes para su beneficio. Esas opciones deben merecer nuestro respeto a las personas como individuos o como comunidad integrada por ellas.
Ha ocurrido en alguna experiencia leonística que un Club de Leones ve o cree ver una necesidad en la comunidad que quiere servir y entonces le ofrece un determinado servicio, pero resulta que ella tenía otras prioridades y las plantea como las primeras que necesitan atenderse. Alguna vez como voluntariosos de buena fe le ofrecemos a un colegio una campaña preventiva de adicción a drogas y nos encontramos conque el Instituto educativo nos refiere sus realidades más angustiosas y nos pide que mejor les brindemos servicios de orientación sexual dado el incremento de casos de violación, de la libertad sexual y de embarazo en adolescentes. Atendamos su autonomía, respetemos su opción, resolvamos con servicio su necesidad si por cierto estamos en condición de ello. Se entiende por supuesto que con ética, las autoridades y colegio obran autónomamente como un agente moral con comprensión de su situación. Lo hacen voluntariamente sin que medien influencias externas en su decisión.

BENEFICENCIA.- Se refiere aplicando este Principio del leonismo, como la opción leonística de actuar haciendo el bien, buscando el beneficio de seres humanos o de comunidades en nuestras áreas de interés.
Un Club de Leones, un Distrito leonístico o el Leonismo a nivel magno internacional puede aplicar este Principio como la obligación moral en sentido benéfico a favor de los demás, como una beneficencia no específica sino beneficencia general con todos los seres humanos que requieren del Leonismo. La cruzada mundial por la paz o la lucha contra la ceguera por la vía del programa internacional SIGHT FIRST son ejemplos ilustradores.

NO MALEFICENCIA.- Se refiere a evitar el daño o resultado perjudicial de la acción emprendida. En medicina se habla del "primum no nocere" o primero no hacer daño. En nuestro ámbito habríamos por ejemplo de tener extrema consideración de prever riesgos cuando planificamos un servicio de salud u otro a una comunidad, asegurando el idóneo nivel de los ejecutores directos del servicio a brindar, evitando el riesgo de actuantes practicantes sin el control tutorial exigible y previsible en la relación riesgo-beneficio del resultado que buscamos.

JUSTICIA:- Se refiere al derecho de las personas a que le sea reconocido lo suyo, a asignar a las personas o grupos de ellas lo que le corresponde. En este marco es realmente el Estado quien debe velar porque la justicia rija en las relaciones humanas de sus integrantes. Fue Aristóteles quien interpretando a su maestro Platón, hizo la diferenciación entre Justicia Distributiva, sea de honores, bienes, fortunas y ventajas entre los miembros de un Estado y la Justicia Conmutativa. expresada en la proporción entre los intercambios.

Nuestro leonismo por razón de su filosofía y doctrina asume un rol de Justicia, por ejemplo cooperante con la razón de ser del Estado al realizar actividades de servicios tendientes a alcanzar soluciones o paliativos de las necesidades de personas y comunidades. Es una especie de interés por la justicia distributiva según necesidades, expresado por aportes directos o aportes preventivos. El Instituto Leonístico de Investigación y Desarrollo, ILIDE del Distrito H3 propugna que los clubes hagan servicio leonístico hacia la conciencia colectiva, informando a la comunidad, sensibilizándola y motivándola a que reaccionen con decisiones y actitudes frontales ante temas o problemas que les afectan o interesan. Si accediéramos a la propuesta y lográramos por ejemplo reacciones de la comunidad ante la inseguridad ciudadana, corrupción, violencia de género, violencia familiar, indiferencia para la donación de sangre u órganos, enfermedades prevenibles, etc, seguramente los problemas se amenguarían y cada vez más personas podrían tener lo que merecen o les corresponde en términos de bienestar personal, paz o desarrollo social o comunitario.

En esencia y por lo sintéticamente expuesto debemos colegir que la bioética con sus loables principios es aplicable al actuar del leonismo, por ser nuestro movimiento una institución dirigida al logro del bienestar físico, psicológico y social de aquellos seres biológicos necesitados que son nuestros congéneres. Somos humanos que queremos mejor vida para nuestros hermanos.

"Agradezcamos al leonismo la oportunidad de servir".