Liderazgo Centrado en Principios

Por: C.L. PGD Tony Pérez Lázarus
Club de Leones de Rohrmoser
Distrito D-4, Costa Rica

 

Lions International ha dedicado tanto tiempo y espacio en los últimos años, a trabajar fuertemente explicando que el liderazgo es pieza fundamental en la preservación de nuestra filosofía leonística. Y nos ha costado mucho, diría en verdad, que nuestros clubes puedan dimensionar que es necesario estar fomentando el surgimiento constante de nuevas personas, hombres y mujeres, como ir avanzando paralelamente con las dificultades de que el voluntariado que ejercemos, sea ágil, moderno, actualizado.
El estancamiento que se produce cuando no hay actitudes positivas para estar incrementando nuevas energías, ideas en los clubes, hace que se presente el conformismo, la aceptación de que no debemos hacer más de lo que ya sabemos a lo largo de los años. En cada foro, convención estamos tocando este tema, pero las acciones son muy escuálidas y no se aplican.

He leído un libro del autor Stephen R. Covey, titulado "El Liderazgo Centrado en Principios" en una versión castellana, del cual me voy a aprovechar para colaborar con el Leonismo.

Señala Covey que "a lo largo de la historia, las transformaciones más importantes han constituido rupturas con las viejas formas de pensar, con los viejos modelos y paradigmas. El liderazgo centrado en principios es un paradigma de transformación, una nueva forma de pensar que ayuda a resolver los dilemas típicos de la vida moderna".
Los últimos presidentes Internacionales han estado insistiendo como Ustedes lo saben en que tenemos que innovar, que cambiar, que buscar nuevos ángulos, establecer estrategias que nos impulsen a brindar mejores servicios a la comunidad.

Por eso el León y la Leona tienen que aceptar que ellos individualmente son la chispa generadora que debe proyectarse a todo el grupo para buscar el cambio. "El liderazgo centrado en principios se pone en práctica de adentro hacia afuera en cuatro niveles: 1) el personal (mi relación conmigo mismo); 2) interpersonal (mis relaciones e interacciones con los demás); 3) gerencial (mi responsabilidad de hacer que otros lleven a cabo determinada tarea) y 4) organizacional (mi necesidad de organizar a las personas: agruparlas, capacitarlas, compensarlas, construir equipos, resolver problemas y crear una estructura, una estrategia y unos sistemas acordes a ello)

Covey manifiesta que cada uno de estos niveles es "necesario pero no suficiente" lo cual significa amigos Leones que debemos trabajar en todos ellos sobre la base de ciertos principios básicos.

Como ejemplo tomemos tan solo dos, donde la confianza está presente:

Confiabilidad en el nivel personal. La confiabilidad está basada en el carácter, en lo que uno es como persona, y en la capacidad, en lo que uno puede hacer. Si Usted tiene confianza en mi carácter pero no en mi capacidad, no confiará en mí. Y aquí tenemos una lección muy importante para el líder: "Muchas personas buenas y honestas pierden gradualmente su confiabilidad profesional y leonística, porque caen en la rutina hasta convertirse en gente obsoleta dentro de sus organizaciones. Si no tenemos carácter y capacidad, no se nos considerará dignos de confianza ni demostraremos demasiada sabiduría en nuestras opciones y decisiones. Si no logramos un progreso significativo en nuestra evolución profesional, seremos poco dignos de confianza."

La voz de alerta aquí es en aquellos clubes que actúan a la ligera, se desesperan por nombrar a cualquier persona de presidente (a) sin el carácter y la capacidad apropiados, haciendo muchas veces que el grupo caiga en un bache de producción efectiva. Error grave sería no tener conciencia de que ello ocurre y se le nombre para otro periodo.

En cuanto a la confianza en el nivel interpersonal se señala: " La confiabilidad es el cimiento de la confianza. La confianza es como una cuenta bancaria emocional a nombre de dos personas que les permite establecer un acuerdo, yo gano/tu ganas para seguir adelante. Si dos personas confían recíprocamente, sobre la base de la confiabilidad de ambas, pueden disfrutar de una comunicación clara, de empatía, de sinergia y de una interdependencia productiva. Si una de ellas es poco competente, el problema puede solucionarse con capacitación y desarrollo. Pero si una de ellas tiene defectos de carácter, entonces debe formular y cumplir compromisos para así acrecentar su seguridad interior, perfeccionar sus habilidades y reconstruir relaciones de confianza."

Aquí el concepto de equipo bien estructurado es fundamental. Tanto el líder bien consciente de lo que quiere y hacía donde lo quiere llevar, como sus compañeros de club, deben estar hablando el mismo idioma y desarrollar los proyectos plenamente. Aunque se puede reconocer que a veces no se dan esas partes, entonces hay que ajustar con capacitación para empatar y hacer funcionar.

"La confianza- o la falta de ella- está en la raíz del éxito o el fracaso en las relaciones y en los resultados finales en área de negocios, la industria, la educación o el gobierno", y por supuesto en nuestro club de Leones o Distrito.

Ahora ustedes me dirán ¿como se conciben o localizan estos liderazgos centrados en principios? y que nos dan las pautas para escogerlos como funcionarios de club o dirigentes Distritales?. Las pautas pueden ser: "Que las personas centradas en principios son educadas constantemente por sus propias experiencias. Leen, buscan la forma de capacitarse, toman clases, escuchan a los demás, aprenden tanto a través de sus oídos como de sus ojos. Son curiosas, preguntan constantemente. A menudo amplían su competencia, su capacidad de hacer cosas. Desarrollan nuevas habilidades y nuevos intereses. Descubren que cuanto más saben, más se dan cuenta de que no saben, que a medida que crece el campo de sus conocimiento lo mismo ocurre con su esfera exterior de ignorancia. La mayor parte de esta energía para aprender y evolucionar tiene un impulso inicial propio y se alimenta a sí misma."

Y deseo ampliar diciendo que si esto se vuelve una práctica común en su liderazgo "Usted desarrollará más velozmente sus capacidades si aprende a efectuar y cumplir promesas y compromisos". Líder que no hace esto, está perdido. Hay que ir formulando pequeñas promesas y cumpliéndolas, y una vez que se van logrando y su grupo (club) está satisfecho con los éxitos logrados, entonces formule la siguiente, de mayor reto y dificultad (se le reconocerá por lo importante y grandioso que hizo) , y así aumentará la valoración de su propia persona y los del equipo.

Pero aquí señalo que hay que ser serio y constante durante el proceso en su conjunto, porque si se toma ese compromiso con usted mismo, lo va dejando a medio camino y luego se rompe, su autoestima se debilitará y su capacidad de hacer y cumplir otra promesa decrecerá. No te ayudarán más y esperarán a que termine tu período habiéndolos defraudado. Horrible verdad.

Ahora, cómo tienen que ser esos líderes, cómo los identificamos: Principalmente tienen que tener vocación o aprenderla si fuera necesario. Estos individuos consideran la vida como una misión, un propósito de Dios, no como una carrera. Las fuentes que lo nutren los han dispuesto y preparado para el SERVICIO. Todas las mañanas, en efecto, se "atan al yugo" y se colocan los arneses del servicio, pensando en los demás, pensando en su comunidad, en los que más necesitan. Y ahi en esos instantes de meditación, casi espiritual, ajustan, corrigen y producen cosas buenas. El grupo que lo sigue se entusiasma cada día.

Hay que insistir, como lo hacía nuestro Presidente Internacional, Jimmy Ross, cuando en su slogan y logo, nos recrdaba las raíces y promesas que hemos hecho cuando nos juramentamos: "NOSOTROS SERVIMOS", porque ese principio del servicio o de atarse al yugo llega a convencer de que todo intento de convertirse en una persona basada en principios, pero que no lleva una carga sobre los hombros está sencillamente condenado al fracaso.
Y finalizo citando de nuevo a Covey: " Podemos tratar de hacerlo como si se tratara de una especie de ejercicio intelectual o moral, pero si no tenemos sentido de la responsabilidad, de servicio, de colaboración, si no tenemos necesidad de empujar o de tirar de algo, se convierte en un esfuerzo vano."

Apreciados funcionarios de clubes, Gobernadores de Distrito y Múltiples, líderes al más alto nivel, afiliados de CIRCLE que leen esto, no podemos seguir la misma rutina, tenemos que motivar para que nuestro leonismo se enrumbe por sendas jamás nunca vividas y alcanzadas en positivismo y ayuda al necesitado, busca hacer un leonismo basado en "un liderazgo centrado en buenos e innovadores principios". Si cada uno hace su parte en su periodo, progresaremos más aún en nuestra organización.

 

Que tengas un gran año leonístico!!.