"Delegar, Arte y Estrategia que Compromete al Liderazgo Efectivo"

Delegar, es la gran habilidad para compartir el liderazgo efectivo, también para crear en la misma organización un equipo real de líderes, que estén realmente comprometidos con los objetivos sociales de la misma organización, en un tiempo determinado.

Cuando el directivo ó líder traspasa el poder, la autoridad, la información, la confianza y los recursos a un empleado, comparte y compromete el real cumplimiento de las metas u objetivos que están trazados, y sólo así cada cual dentro de su entidad es solidariamente responsable por los beneficios sociales a alcanzar dentro del ámbito organizacional.

El liderazgo compartido sólo se logra cuando mediante la habilidad de delegar correctamente se emanan de los líderes los valores reales, los éxitos, los sentimientos, en fin, se le otarga a todos los involucrados ese poder especial que nos hace distintivos: el poder de decidir.

Es de suma importancia para conservar el liderazgo en un organización el delegar funciones y a su vez asignar tareas específicas de la manera correcta, nos referimos a los principios para la asignación correcta de tareas específicas, de un miembro a otro, en un equipo de trabajo, en una organización ó empresa.

Estos principios básicos que debemos utilizar para continuar la labor del liderazgo efectivo en nuestros miembros, son los siguientes a saber:

1.- Para tomar decisiones sobre un trabajador se debe tener en cuenta la opinión del mismo trabajador sobre la tarea que le será asignada.

2.- El decisor deberá tener suficiente información de mano y revelante, de la vida laboral así como personal del trabajador ó trabajadores que le será asignada la tarea ó misión.

3.- La decisión siempre deberá ser colegiada no sólo con el trabajador sino también con un equipo especial de expertos.

4.- La opinión del Jefe inmediato superior, es muy importante en este gran proceso, y no debe estar al margen de la decisión final.

5.- Se debe tener en cuenta el compromiso formal y la gran conveniencia de las partes involucradas, la organización y el trabajador.

6.- La tarea debe ser planteada de forma clara, precisa y sincera, y no se manipulará la información.

7.- Será dada toda la información necesaria para cumplir a cabalidad la tarea enconmendada, tiempo estimado de duración, condiciones materiales y morales, recursos necesarios y métodos de trabajo.

8.- Se tendrá en cuenta en todo momento, la preparación y la capacitación del trabajador para cumplir a cabalidad la misión encomendada.

9.- Se evaluará sistemáticamente el efecto real de la decisión por la misma organización, y por el personal que está implicado directamente con la tarea.

Estos principios realmente favorecen el liderazgo, en la toma de decisiones en caso de asignación de misiones ó tareas a los subordinados de todos los niveles jerárquicos, los mismos pueden ser a su vez enriquecidos ó variados de acuerdo a diferentes autores ó directivos, pero en esencia real recogen los pilares fundamentales del liderazgo efectivo.

A continuación se plantea un procedimiento para designar sistemáticamente tareas compuesto por seis ( 6 ) pasos, que deberá seguir al pie de la letra el líder ó el conjunto de personas que toma la decisión final, y son los siguientes a saber:

1.- Informarse sobre la tarea a delegar ( objetivos claros, matas, valores, puntos críticos, y recursos necesarios ).

2.- Formación del equipo de trabajo que tomará la gran decisión, el cual debe presidir el jefe inmediato superior al trabajador ó trabajadores.

3.- Definir categóricamente los criterios de decisión para elegir las grandes propuestas de los trabajadores a cumplir con la tarea.

4.- Elegir varias propuestas según los criterios de decisión estimados anteriormente.

5.- Contactar personalmente ( el equipo de trabajo ó jefe inmediato ), para cada uno de los trabajadores propuestos, en un clima de confianza, donde impere la verdad y la sinceridad, es como único se obtiene el compromiso real sobre la tarea por parte de los trabajadores y será proporcional a:

a.- Información sobre la tarea.

b.- Condiciones materiales.

c.- Criterios de decisión.

d.- Objetivos claros y específicos.

6.- Elección de la mejor ó mejores propuestas de trabajadores, teniendo en cuenta todos los grandes resultados obtenidos del proceso ( pasos anteriores ), para entonces comunicárselos a los elegidos finales.

En resumen, algunas de estas sugerencias no están de más en está sección, que de alguna manera nos pueden ayudar a desarrollar a plenitud la toma de decisiones, las cuales no deben hacerse sin un equipo de trabajo, y la decisión final debe ser colectiva, estimulando el liderazgo efectivo y compartido con la organización. El decisor ó decisores deberán tener en cuenta la magnitud de la tarea ó misión que será asignada, además del plano objetivo, y subjetivo de cada individuo, así como las condiciones en que se realizará al misión ó tarea a cumplir con vistas a garantizar a toda costa el éxito, por lo tanto es muy importante delegar eficientemente, manteniendo siempre el compromiso y compartiendo la autoridad, para que entonces se piense indiscutiblemente en alcanzar el triunfo en el futuro cercano.


Por: Juan Antonio Plasencia Soler.
Autor.