Valores: SIMPLEMENTE, BUSCARLOS

Por: C.L. PDI Luis Murad

Argentina

 

No es la primera vez que tratamos el tema de los valores, que fácilmente los consideramos perdidos, aplicando un sentido fatalista. Es posible que estén perdidos en la consideración de quienes tienen la responsabilidad de rescatarlos.
Se confunde perdido con olvidado, teniendo en cuenta que "el mundo de los valores es el mundo que nosotros hacemos", apoyados en una escala de valores, en una jerarquía, que cuanto más amplia sea, mayor será su aplicación a más cantidad de gente. Sin escalas de valores, no hay valores. Ahora hablamos de ellos porque escasean, se han perdido buena parte de las jerarquías, porque cada uno tiene su punto de vista y cree tener la verdad absoluta.


No se puede pensar en un exterminio de valores. Estos siempre están, pero ¿donde? Postergados u olvidados. Es de funcionario inteligente buscarlos, rescatarlos, reactivarlos, dándole responsabilidades y volcándolos al ruedo en la seguridad que responderán ampliamente a las expectativas.


Jaime Barylko en su libro "En busca de los valores perdidos", dice que "sin valores la vida no tiene sentido. Mientras el progreso de las cosas, de la ciencia, del mundo exterior del hombre ha ido avanzando prodigiosamente, el mundo de los fines, los objetivos, es decir, el de los valores, están tambaleando".


Todos estos conceptos generales tienen aplicación en el Leonismo, empezando por creer en el hombre por encima de los sistemas, "una vez que pude arreglar al hombre, el mundo se arregló solo (García Márquez ).
Con la base de una irrenunciable moral (del latín MORES, que significa comportamiento), se hace necesario recurrir a aquellos leones que posiblemente practican un perfil bajo, no se muestran y mucho menos hacen demagogia, que si bien vende, adula, somete y a veces conquista, no muestra el aspecto positivo de las personas sometiéndose al error. Es preferible apoyarse en la pedagogía que procura la libertad del educando.


En cada Club hay por lo menos uno de sus miembros con la capacidad e inteligencia necesaria, como para convertirse en el futuro en uno de los valores necesarios que tanto reclamamos. La habilidad está en encontrarlo, rescatarlo y ubicarlo en el camino. Se puede hablar de casi todo tipo de decadencia en la Sociedad actual, pero no en la capacidad de acción, que puede ser pasiva por falta de oportunidades, pero con un ligero impulso entra en acción convirtiéndose en activa.


Sería más honesto, en lugar de decir se terminaron los valores, manifestar la incapacidad para poder encontrarlos. Hay que buscarlos y con él en el camino, instruirlo para el acierto y el error, porque éste puede ser negativo, pero enseña, que también es una manera de aprender.
Con gente capacitada, moralmente habilitada, se puede alcanzar un alto nivel de dirigentes.

"Es con el corazón como vemos correctamente, lo esencial es invisible a los ojos" (El principito)

SIMPLEMENTE, BUSCARLOS

Un mundo sin valores es un mundo vacío.