La función de liderar un Club

Por: C.L. PDG Dr. Tito L. Rocchetti

Argentina

 

En términos generales podemos sintetizar que es tarea del Líder fijar los objetivos y la estrategia para alcanzarlos de la mejor manera posible y con el menor esfuerzo. Para ello necesita imperiosamente motivar a sus seguidores -que en este caso es la Selva del Club- y crear en ellos una cultura corporativa de equipo, es decir, un sentimiento de pertenencia Estudios realizados al respecto indican que hay distintos estilos de liderazgo según a qué componente de la inteligencia emocional se le de prioridad, pero en esencia los líderes que obtienen los mejores resultados tienden a utilizar no una sino varias de esas características en forma armoniosa para que se complementen de acuerdo a la realidad que presente el grupo. Como estos rasgos distintivos tienen aspectos que producen consecuencias, un Líder es hábil si sabe dosificar la utilización de esos estilos de manera de obviar sus repercusiones negativas.

El Presidente Brandel espera que en su período 2008-09 los Leones del mundo se involucren más en todas las acciones y programas que desarrolla nuestra Asociación, que vivan intensamente cada emprendimiento como una forma de valorar su propio trabajo asistencial porque esa es una manera de sentirse más integrado al Leonismo y a los valores de su filosofía. Su experiencia como policía y el contacto con la gente común le facilitaron acceder a un mayor conocimiento de la naturaleza humana y al control de las emociones, reafirmando así la natural vocación de servicio experimentada en el seno familiar. Esa es una de las razones por las que eligió como lema de su ejercicio 2008-09 “Milagros a través del servicio”, y espera que los Leones -en la medida de lo posible-, den respuesta a necesidades que la gente menos privilegiada reclama con fe, esperando contar con el auxilio de personas humanitarias que en sus momentos difíciles la ayuden a recuperar la visión, a asistir a la juventud y a la niñez en su educación integral; apoyar obras para sus comunidades; a ayudar y consolar enfermos y ancianos y también velen por el medio ambiente. En suma, que produzcan lo que los receptores de ayuda leonística podrían llamar un milagro, porque en este mundo tan materialista la reciben espontáneamente en forma generosa y desinteresada de personas que en la mayoría de los casos ni conocen. El Presidente Brandel con su Dama Maureen, -quien también es miembro activo de nuestro Movimiento Internacional- buscarán imprimir un sello distintivo y personal a su gestión, algo que también con seguridad cada Presidente de Club intentará hacer para demostrar a su comunidad en forma práctica el significado del lema “nosotros servimos”.

Concientes de los conceptos precedentes a continuación se analizan algunas facetas que inciden sobre el comportamiento del Líder a nivel de Club, considerando brevemente sus características para facilitar que éste dosifique con acierto su utilización funcional. Lo que se expondrá seguidamente es aplicable particularmente a los Presidentes de Clubes por su condición de Líderes de sus respetivas Selvas pero también servirá de orientación para otros Leones que podrían serlo en un futuro cercano.

La fijación de objetivos
La razón de ser fundamental de un Club de Leones es fomentar y llevar adelante las acciones y actividades destinadas a cumplir con los propósitos y objetivos leonísticos de la Organización. El León a quien se elige como titular para conducirlo por un período determinado goza de una magnífica oportunidad para su lucimiento personal si muestra dedicadamente sus aptitudes para dicha función. Por eso al aceptar tal responsabilidad debe responder adecuadamente al honor y al compromiso asumido ante el resto de su Selva, que le ha confiado ejerza el Liderazgo del Club para que demuestre sus habilidades como buen administrador y conductor del grupo humano. Y al hacerlo ponga en evidencia su vocación de servicio, su esfuerzo y creatividad para dale empuje a todos en su tarea de servir solidariamente a la comunidad. En ese sentido a priori debe decidir si su propósito es continuar sin variantes con lo que el Club viene realizando hasta que asume su conducción o si desea introducir algunos cambios o agregar nuevas actividades o tareas, porque en tal caso es conveniente asegurase que cuenta con la aceptación, colaboración y apoyo de la Selva, porque si logra un saludable consenso eso facilitará la necesaria unidad y armonía del conjunto.

Autoridad.
Tener autoridad no significa ser autoritario porque esto último en general es una manera inapropiada para ser utilizada en el Leonismo, porque su rigidez afecta las relaciones interpersonales del grupo que se lidera, y tampoco las decisiones deben ser tomadas de manera forzada sino con la necesaria cuota de aceptación que facilite la mayoritaria respuesta positiva de sus seguidores para que las personas sienten que se valora y reconoce no solo su trabajo sino también su opinión..

Motivación y orientación.
Una de las herramientas básicas del Líder es motivar adecuadamente a sus seguidores sobre las metas que se propone alcanzar y señalarles cordialmente que estima que su esfuerzo es importante y encaja en los objetivos superiores que comparten dentro de la Organización. La falta de una visión motivadora supone pérdida de adhesión y compromiso de sus seguidores porque ellos pueden necesitar contar con renovados incentivos para sumar más esfuerzos a su aporte personal. Por eso es apropiado motivarlos insistiendo sobre la importancia de los objetivos fijados como metas y destacar que su trabajo es importante y necesario y encaja en forma positiva en el proyecto y es útil para alcanzar lo que es compartido por el grupo. Al explicar los objetivos también se debe orientar a fin de ubicar las tareas individuales dentro del proyecto aprovechando lo mejor posible las aptitudes de cada uno y definir con claridad qué es lo que se espera de ellos para que todo se desarrollen de acuerdo a la estrategia convenida.

Integración y participación.
Reiterando conceptos, el Líder debe conducirse de manera de provocar la sensación de que valora a sus seguidores como personas y por su aporte y tiene presente sus opiniones, emociones y sentimientos respecto de las actividades y objetivos pre establecidos. En síntesis, darle debida importancia a la comunicación y a actuar como señaló el PIP Joao Fernando Sobral en su lema “Has que tu semejante se sienta necesario”, y si los Leones están bien informados y son escuchados estarán cómodos, integrados y trabajarán con gusto compartiendo ideas y tareas, ayudando a que se cultive el sentimiento de amistad y pertenencia y a fomentar la armonía del conjunto. Cuando el Lider participativo invierte parte de su tiempo en receptar ideas y promover el apoyo de la Selva esta fomentando la confianza, el respeto mutuo y el compromiso, manteniendo alto el espíritu de participación en el esfuerzo común. Finalmente, dado que tiene el don de mando para alcanzar éxito en esos objetivos las personas que trabajan en un entorno tenderán a respetar y aceptar sus decisiones, razón por la cual no es conveniente que para tomarlas se hagan reuniones interminables, salvo cuando las cuestiones a resolver refieran a establecer cursos de acción en temas delicados o cruciales.