La Mujer socia del Leonismo

Por: C.L. PDG Dr. Tito L. Rocchetti

Argentina


Muchas veces nos formulamos el tratamiento corriente que debe dársele a la mujer socia de el Leonismo, en virtud de que se la suele llamar Leona, Dama León, Socio León, Socia Leona, León, etc., y se desea precisar cual es la forma correcta que debe utilizarse.

Recordemos que en 1987 por decisión adoptada por Convención Internacional se aprobó el derecho de las mujeres a integrar los Clubes de Leones como socio con iguales derechos y obligaciones, y en esa oportunidad -para salvar dificultades que pudieran presentarse en virtud de las disposiciones de sus Estatutos y Reglamentos- se estableció que en caso de mencionarse específicamente el sexo no se interpretara esa referencia en sentido estricto sino como comprensiva de ambos sexos, a fin de obviar cualquier interpretación que implicara discriminación. En la actualidad en el artículo II de los E.R.I. se especifica que pueden ser socios de un Club de Leones y ser aceptadas por este, cualquier persona mayor de edad, de buena moral y buena reputación en la comunidad, sin mencionar sexo y por tanto dicha disposición es comprensiva del hombre y de la mujer. Por tal razón, si bien el desarrollo del texto de los E.R.I. como así también de los Reglamentos internacionales se hace en masculino, ello debe entenderse que es a los efectos facilitar fluidez expositiva pero no con intencionalidad discriminatoria de excluir a la mujer.

Se traen a colación estos antecedentes para significar que en ninguna de ambas normativas de la estructura jurídica de nuestra organización leonística se hace alusión al socio de sexo femenino con expresiones como las citadas, ya que lo más común es que se mencione simplemente "socio" o "León". Debe aceptarse entonces que cuando se llama a la socia mujer León, Leona, Dama León o alguna otra forma semejante de dichas acepciones se entiende ellas refieren al tratamiento formal que se les brinda dentro de nuestro Movimiento, conforme el criterio que se utilice en cada región del planeta donde funcionan Clubes de Leones

Por otra parte, de acuerdo al tenor de la consulta no cabe hablar de protocolo porque éste configura ciertas reglas o normas que deben guardarse en algunos actos de carácter público y que responden a los usos y costumbres del lugar, disposiciones que no son fijas y pueden sufrir variar con el transcurso del tiempo Si en cambio se pretendiera considerar el tema desde el punto de vista ceremonial, en este caso tampoco sería procedente porque el uso de las expresiones Leona, Dama León, León, etc. apunta al trato corriente o habitual de la mujer en el Leonismo, y lo ceremonial refiere a las formalidades a aplicarse a en un acto solemne o que reúna ciertas características solemnes, ya que tanto lo protocolar como lo ceremonial se aplica en general en reuniones de carácter público con ciertas características de solemnidad, pero no en lo que hace al trato familiar, amistoso o corriente en que en general es donde se aplican esas denominaciones. Por tanto, no existiendo normas concretas que determinen que debe seguirse alguno de esos tratamientos en particular, ni tampoco que exista un orden de precedencia para que prime alguno de ellos, no existe impedimento alguno que se utilice cualquiera de las expresiones mencionadas sin desmedro de las restantes..

En lo que refiere a que alguien en su momento señaló que en lugar de "Past presidente" debe utilizarse "Ex presidente", por razones idiomáticas o de otro carácter, eso simplemente es una expresión de deseos porque ambas son correctas. Ejemplo de ello lo proporciona nuestra propia Asociación quien en el artículo primero de sus Estatutos y Reglamentos Internacionales dice en la Sección 1. "Nombre. La denominación de esta organización será Asociación Internacional de Clubes de Leones, conocida también por sus nombres en inglés, The International Association of Lions Clubs o Lions Clubs International."