BUSCANDO EL LIDERAZGO EN LA INSTITUCION

Por: C.L. EGD Luis García Núñez

Chile

Se ha escrito bastante sobre este tema que es común en toda nuestra sociedad, en efecto, el ejercicio del liderazgo es hoy una herramienta que, bien utilizada, marca la diferencia entre alcanzar el éxito y quedarse en el camino. Todas las instituciones u organizaciones buscan en sus integrantes descubrir las potencialidades naturales que además de encontrarlas buscan fortalecerlas.

Nuestra institución, el Club de Leones, por medio de las directrices de la Asociación Internacional ha estado en ello desde hace mucho, insistiendo, reiterando, capacitando instruyendo, en fin, buscando todos los medios para que los Leones entiendan que esta práctica es una de las fortalezas que tenemos para revertir la inquietante pérdida de voluntades.

Ejercer el Liderazgo es sin duda dar un paso adelante, es atreverse a "ser" el primero entre sus iguales, ésta decisión implica sí o sí un cambio en nuestras habituales conductas e intereses, en que debe predominar el interés común al de aquel personal. Lograr ubicarse en esta realidad nueva o antigua para cada persona es una situación que genera un cambio y, más aún lo es aceptar este cambio, entonces si queremos desempeñar el rol de Líder, debemos empezar por nosotros, reconociendo y aceptando cada paso del proceso de cambio.

Recordemos que cada proceso de cambio va: desde la entusiasta cooperación hasta el estado de inercia permanente y deliberado, desde la integración hasta la inmovilización. Entonces, el cambio ocurre cuando el Líder hace que los Socios de un Club de Leones o de cualquiera institución, sientan
diferente, que asimilen o internalicen el concepto de "pertenencia".

La estrategia para la primera etapa del proceso es que los cambios se efectúen con naturalidad y aceptación, pero también en forma rápida, ya que de lo contrario, el estado de inercia se podría mantener e impedir el avance o dificultarlo finalmente.

Pero si yo, como "Líder" (Presidente de Club, Jefe de Zona, Jefe de Región, etc.) asumo mis limitaciones y acepto que debo cambiar y participo de este proceso ¿Qué hará que los Leones me sigan?

Sobre la pregunta anterior debemos buscar en nuestra mente aquellas imágenes que podrían responderla y buscar otras que ayuden a generar el convencimiento interno de querer y saber liderar, preguntémonos entonces:
¿Qué tenemos de especial que los Leones de nuestro Club siguen nuestra idea?

¿Qué tenemos de espacial que hace que los socios quieran dar lo mejor de sí para que el cambio alcance el éxito?

¿Cuál es nuestra proposición y que tiene de atrayente para que los socios de mi Club hagan suya la idea que se ha planteado?

¿Qué es lo que esperamos como resultado del cambio? O mejor aun, ¿Cuál es nuestra visión?

¿Cómo motivamos a los socios para alcanzar esta visión?

¿Cómo buscaremos capacitarnos y capacitar a los demás para recorrer el camino del cambio y alcanzar nuestra visión?

Ante estas preguntas un detalle: busquemos concéntranos en las posibilidades (Fortalezas y oportunidades), ello permitirá que nuestras energías se dirijan hacia las soluciones para mejorar y motivar a los que nos rodean poniéndonos a todos en el camino donde se encuentran nuestros objetivos.

Si por otra parte queremos saber ¿Qué buscan las personas en los Líderes?,  la respuesta está en una encuesta realizada recientemente en los Estados Unidos por Tom Peters y que dio los siguientes resultados:

Honestidad: Estimo que no requiere comentario alguno.

Competencia: Que conoce, que sabe, todo Líder debe saber que esta hablando, caso contrario su credibilidad se vera afectada y los Leones eludirán seguirlo.

Inspiración: Al Igual que la honestidad, es innecesaria mayor aclaración.

Visión: En este caso la visón del Líder esta en reconocer las oportunidades que a diario pasan por nuestro lado. La visión es además la habilidad de transformar los problemas en posibilidades de cambio, pensando siempre en cual seria el estado ideal al cual le agradaría llegar.

Sin visión escasa son las posibilidades de alcanzar el éxito, todo Líder debe saber donde quiere llegar y prepararse para ello.

Entonces, concentrémonos en las posibilidades cuando enfrentemos una dificultad evitemos hacerlo en las limitaciones. Es muy común y fácil escuchar o entregar excusas para no hacer algo, para evitar cambiar, por regla general descargamos de nuestra responsabilidad al... tiempo... al Gobierno... a la situación económica... a la Gobernación del Distrito, a la Asociación Internacional... o a los demás para justificarnos.

El comportamiento descrito evidentemente es altamente negativo, detiene nuestro caminar, evita que concentremos nuestras energías en la solución derivándonos hacia los problemas. Es importante reconocer cuando aparece, quizás inconscientemente, este mecanismo de defensa, las siguientes frases le resultan conocidas:

"No es mi responsabilidad"

"Es debido a la crisis del Leonismo"

"Acá, en este Club siempre lo hemos hecho así."

"Esta actividad va a costar mucho"

"Hemos tratado en el pasado pero no resulto"

Cuando escuche estas frases recuerde que enfocarse en las limitaciones afecta a las personas que las manifiestan y también deprimen a los de su entorno generando un ambiente negativo que influencia los objetivos trazados y consume nuestras energías.

En resumen:

  • Asuma la responsabilidad plenamente.

  • Preocúpese y ocúpese de transmitir una visión clara y compartida.

  • Centre su atención en las posibilidades (Fortalezas y oportunidades) y no en las limitaciones.

  • Siempre motive a todos por igual y en forma continua.

  • Aquello que ha aprendido e internalizado unido a su experiencia debe ser entregado, capacite, instruya, comparta sus experiencias.