Cuando uno más uno no es igual a dos ( 1 + 1 ≠ 2 )

Por: C.L. PDI Luis Murad

Argentina

Con cierta frecuencia nos encontramos con los más variados procedimientos para lograr un incremento de socios. Las campañas que se ponen en marcha con tal propósito, responden a diversos slogans, despertando curiosos ingenios que intentan para motivar a los Leones a los fines de inducirlos a responder al aumento de la membresía.


Uno de ellos es una ecuación matemática, una incorporación de un socio nuevo por cada León, lo que haría que el Club, casi como por arte de magia, duplique su número. Hasta aquí, espléndido, pero este sistema, muy fácil de enunciar es imposible de llevarlo a la práctica. Las experiencias nos indican que tal facilismo nunca se cumplen. No son las matemáticas las que fallan, ellas siempre son exactas, somos nosotros quienes creemos que podemos llevar a la práctica una buena campaña apoyados en un concepto empírico. Si así no fuera, la intención permanente de crecer cuantitativamente hubiera dado tal resultado, que ahora los Leones se contarían por millones. La intención es buena, la cosecha, no. Es por eso que debemos echar mano a otras motivaciones, porque la enunciada, motiva en su primer momento para caer en la desilusión final de una meta no cumplida. De cualquier manera, "el error puede ser negativo, pero enseña".


Sumamos a este criterio de utilizar la simple matemáticas, que a los ojos del lector parece muy sencilla, las experiencias, que nos indican que no lo son. Vaya un ejemplo, En el año 1981 se pusieron de acuerdo para realizar una campaña de tres años, que incluían a los Presidentes Kaoru "KEY " Murakami (1981-82 ) de Japón, Everett Grindstaff (1982-83) de Estados Unidos y James "Jim" Fowler ( 1983-84 ), de Estados Unidos, para alcanzar la cifra de 1.500.000 socios, meta no lograda a la fecha. Ahora hemos vuelto a un plan de tres años, pero sin una cifra cierta, desde el Presidente Al Brandel y sus Vice Presidentes y es de esperar que con los nuevos medios de comunicaciones y métodos más modernos podamos conseguir los resultados deseados.


Pero volvamos al que con lo nuevos medios de comunicaciones y métodos más modernos, podríamos conseguir los resultados deseados. Pero volvamos al principio, buscar métodos más actualizados que nos traigan los mejores guarismos sin crear falsas expectativas ¿Y si hacemos prevalecer la calidad del postulado, como lo preconizaba desde su Presidencia (2000-2001) el francés Jean Behar, que hacía primar la calidad por sobre la cantidad?. Seguramente ingresarían mejores socios, los que necesitamos para construir el mundo ideal que soñamos. Las cualidades requeridas al ingresar tiene varias lecturas, sobre un solo motivo. Basta recordar que "un solo pelo en la cabeza es poco, pero en la sopa es mucho".


"Cantidad y calidad requieren un emotivo acto de incorporación, en un marco motivado, evitando en todo momento los lapsus, por olvido u omisión que desdicen notoriamente la calidad del equipo directivo, que causan en el nuevo socio malestar y desagrado", (del fallecido Ex Gobernador Venezolano Luis Amado Pierluissi).


Como conclusión final cabe dejar a un lado los procedimientos matemáticos, para dar paso a otros factibles, porque en el leonismo no se cumplen aquellos propósitos, dado que 1 + 1
2, fundamentalmente buscando los valores que la Sociedad está perdiendo. Al encontrarlos, lograremos nuestros objetivos de incorporar más y mejores personalidades, porque "un mundo sin valores es un mundo vacío." El futuro dependerá de lo que hagamos ahora.
¿No te parece?

 

Nota. En términos matemáticos significa distinto, no es igual.