Vice Gobernadores - La fijación de los objetivos

Por: C.L. PDG Dr. Tito L. Rocchetti

Argentina


Haciendo un poco de historia cabe recordar que la evolución del concepto organizacional del Leonismo como actividad social en su primera etapa se llevó a la práctica atendiendo a las características relativamente estáticas de la tecnología existente en ese momento, y su evolución posterior en general respetó ese hecho. Luego, cuando aparece el actual proceso de transformación tecnológica -de alcance mundial- eso lo llevó gradualmente a reemplazarlo por otro sistema que le facilitara adaptarse a las nuevas condiciones que presenta la sociedad, cuya característica más saliente es la de un continuo intercambio de energía e información destinada a asegurar la adecuada inserción de actividades de todo tipo en el medio donde se actúa. Esto justifica su preocupación de ajustarse a las renovadas contingencias que plantea ese proceso de cambio organizacional, y para mantener su eficiencia consideró necesaria la revisión de ciertas prácticas tradicionales, la forma de cumplir sus actividades funcionales y las referidas al trabajo solidario de servir, pero sin pretender articular este enfoque de manera cientificista sino que desde una perspectiva sistémica destinada sustancialmente a potenciar el logro de sus objetivos.

En tal virtud el Presidente Internacional ha centrado su programa atendiendo a estas exigencias buscando asegurar la solidez y crecimiento de sus Clubes, advirtiendo en forma expresa que "Sin este cambio interno, ya no seremos relevantes ". Y agrega también que "Debemos ser flexibles para no quedar atascados en procedimientos de carácter burocrático, en el protocolo, o en la ostentación y el boato. Los jóvenes parecen estar mas interesados en proyectos prácticos que en pasar su tiempo en reuniones. Es por esto que desafío a los Leones a cambiar internamente para establecer una nueva imagen, la de una dinámica y vibrante organización propia del siglo 21."..

En forma coherente con lo expresado considero que el León Vice Gobernador -que a corto término deberá conducir un importante grupo humano hacia metas preestablecidas-, para hacerlo racionalmente debe tener bien en claro los objetivos que se propone alcanzar pero sin dejarse llevar por los acontecimientos. En cambio es aconsejable que planifique en forma realista sus metas previendo cómo hacerlo y con quienes, a fin de hacerse eco de lo que propugna el Presidente Internacional  cuando sostiene que es apetecible dejar de lado las formas rutinarias y dar paso a una mejora general en el quehacer leonístico. Y pese a que eso puede implicar un proceso que insuma más tiempo del que dispondrá como Gobernador, debe considerar un honor el darle un impulso significativo a tal iniciativa. Para hacer de eso una realidad es necesario que previo a ejercer la conducción distrital evalúe bien los problemas y situaciones que podrían ser motivo de ajuste y después resolver al respecto, tratando de dejar de lado lo que aconseja la ley del menor esfuerzo y fijarse objetivos de rango superior, haciéndolo sin apresuramientos pero con creatividad y empuje, con espíritu abierto para receptar las sugerencias y opiniones constructivas. Y a ello ayudará si logra despertar la adhesión de la Selva del Distrito demostrando desde ahora voluntad y capacidad de trabajo en sus funciones, porque esa actitud será beneficiosa para que lo valoren y luego le sea más fácil entusiasmar, comprometer e integrar gente para su proyecto de programa.

Viene al caso recordar que en un trabajo anterior señalé que de acuerdo a investigaciones psicológicas basadas en la observación sistemática de la mente humana se había probado que ésta posee poderes que exceden en mucho a los utilizados habitualmente por una persona corriente, y estudiosos especializados en la materia sostenían que tal descubrimiento permitía comprender el secreto del éxito de aquellas personas que se preparaban y actuaban con fe y voluntad para aprovechar todas sus potencialidades. Aplicando tal aseveración al León Líder y a sus colaboradores, estaría en sus manos que eso ocurriera si los protagonistas de esta empresa se sentían estimulados a poner en ella sus mejores esfuerzos y habilidades leonísticas, confiando en sus capacidades y la bondad de las metas elegidas. Y cuando hablamos de colaboradores no nos referimos solo a los integrantes del Gabinete Distrital sino también a los Clubes y Leones en general y a los pasado líderes del Distrito que siguen activos y dispuestos a contribuir con su aporte en favor de la actividad leonística, porque un patrimonio significativo del Leonismo es el extraordinario capital intelectual y de conducción acumulado a lo largo de su historia.

Es sabido que no es posible fijar una propuesta uniforme para todos los Distritos leonísticos porque cada uno de ellos, dentro de los valores culturales y la idiosincrasia que caracterizan al país donde funcionan, tienen su propia realidad, problemas y posibilidades locales de darles solución. Por tal razón nadie puede ofrecer con verdad una "receta mágica". En tal virtud es recomendable hacer lo que podríamos llamar "la propia investigación del mercado leonístico local" que permita conocer las necesidades más urgentes a satisfacer y los recursos materiales y humanos disponibles que faciliten encarar proyectos de que se ajusten mejor a las particularidades de cada situación. De manera entonces que dentro del programa del Gobernador de Distrito deben tener cabida por un lado lo que le reclama la Asociación Internacional junto con los mensajes del presidente internacional, y por el otro los proyectos propios que pretenda llevar a cabo como Líder a cargo del Distrito Estos son los dos aspectos que en forma coincidente buscan un mismo objetivo: la conducción y cumplimiento exitoso de sus actividades por parte de los Clubes de Leones de su jurisdicción.