Proceso de formación leonística

Por: C.L. PDG Dr. Tito L. Rocchetti

Argentina

En un mensaje de apertura de un Curso de Capacitación hice referencia a un estudio sobre movimiento de ingresos y bajas producidas en el quinquenio leonístico 2000-01 al 2004-05, e indicaba que en ese lapso ingresaron 835.901 nuevos socios y se produjeron 929.276 bajas, arrojando una pérdida neta de 83.375 miembros, lo que generaría un serio impacto en la Organización en el corto y largo plazo.

 

Ampliando esta aseveración quiero señalar que las personas que ingresan al Leonismo en su trayectoria dentro de él van experimentando un proceso de crecimiento que los califica y los habilita para desenvolverse en diferentes niveles, proceso evolutivo que podría resumirse en forma sintética en las siguientes etapas:

Etapa formativa: Es el período en el cual el socio ingresante va conociendo aspectos de la estructura y del funcionamiento de los Clubes de Leones y del Leonismo en lo que refiere a la faz institucional y operativa. En esta etapa comienza a experimentar personalmente lo que significa ser León, a apreciar la trascendencia que entraña la filosofía del Leonismo y las implicancias del lema "Nosotros Servimos".


Etapa de integración: Es aquella en la que el socio, luego de transcurrido un tiempo viviendo dentro de la Selva ha comprendido y siente el orgullo de ser León y se brinda con generosidad para compartir las actividades y el esfuerzo que reclama el hacer realidad los objetivos del Leonismo, en su comunidad y en el mundo. Es alguien en quien se ha despertado o consolidado la vocación leonística y quiere participar y compartir sinceramente las tareas para servir a nuestros semejantes. Hasta que la mística del Leonismo penetre en su corazón y en su mente para alcanzar esta categoría permanece dentro del Movimiento como un "León en formación", es decir, sería un "León epidérmico" porque todavía siente al Leonismo a flor de piel.


Etapa del León de calidad: Es la que muestra al León que en su evolución sigue creciendo y comienza a destacarse por cumplir las tareas que le son confiadas con voluntad, poniendo entusiasmo, dedicación y esfuerzo en las actividades que emprende la Selva. Para la ejecución de proyectos siempre es tenido en cuenta y es llamado a ejercer funciones de responsabilidad dentro del Club, ocupando con solvencia cargos en su Junta Directiva.


Etapa del León Líder: Es aquélla en la cual el León en su evolución ya ha demostrado contar con aptitudes para ser dirigente y desenvolverse para desempeñarse a nivel de conducción de su propio Club y proyectarse para actuar leonísticamente fuera de él. En este caso, para hacerlo dentro del Distrito o a nivel internacional, eso dependerá también de que reúna los requisitos reglamentarios que lo habilitan para ejercer esas funciones y es elegido para el cargo.

De lo que se ha mencionado precedentemente se desprende que las consecuencias de las bajas se socios tendrá distintas consecuencias según la ubicación lograda por el León en su proceso evolutivo y formativo, porque no es lo mismo el alejamiento de alguien a quien calificamos como "León epidérmico" respecto de aquel otro asociado que alcanzó la categoría de "León Líder", porque es diferente la valoración que tiene para la Organización como parte del rico capital humano que posee para cumplir con sus fines.


Es importante que se le preste debida atención a este hecho porque a veces existe una verdadera preocupación para incorporar nuevos socios pero como contrapartida negativa no se le presta debida atención al cuidado de la Selva. Siempre es lamentable la pérdida de personas que aportan a las actividades del Club pero más si se trata de Leones de valía, sin perjuicio de que a todos se les debe prestar la atención que merecen En el caso de quienes se invita e incorpora para servir a través del Leonismo, ellos deben ser motivo de una dedicación especial porque son los que más necesitan de información e instrucción leonística para transitar rápidamente por ese proceso formativo y quemando etapas lleguen cuanto antes, por lo menos, a la condición de León integrado o León de calidad.. En una palabra, es la Selva en su totalidad la que debe ser atendida y tratada como es debido porque constituye la fuerza clave para que funcione el todo en la forma apetecida y se cumplan los objetivos establecidos.


Recientemente, en uno de sus mensajes mensuales el Presidente Iternacional expresó entre otras cosas importantes que "rendiré honores a los Leones por hacer milagros de servicios y por ser héroes cotidianos...", señalando que "nuestro mayor bien son los socios... los Leones que hacen el trabajo pesado..... y deciden cuan eficaces son dando ejemplo de que los Leones son productores de milagros" "Son una parte excelente de una organización mundial dedicada a mejorar la vida de millones de personas..."
Este expreso reconocimiento de la más alta investidura del Leonismo sobre la importancia del León ratifica la necesidad de que los Clubes acrecienten el cuidado de su Selva porque forman parte del capital humano invalorable que posee nuestro Movimiento.