Fundación y seguimiento del nuevo Club

Por: C.L. PDG Dr. Tito L. Rocchetti

Argentina
 

Cuando mencioné la importancia de aspirar a contar en la Selva con personas calificadas funcionalmente desde distintos puntos de vista y ascendiente en el medio de su actuación, no dejé de señalar que ellas habitualmente eran convocadas desde diferentes ámbitos de la comunidad y que por tales razones merecían un análisis y consideración especial. En ese sentido me voy a referir a la cuestión del tiempo -el propio y el de los otros- porque esa es una cuestión que importa para beneficio del conjunto. Porque muchas veces como ya hemos dicho, en el caso de estos candidatos puede tener una importancia capital.

Vale la pena recordar que por lo general los Leones somos personas ocupadas que renunciamos voluntariamente a parte de nuestro tiempo productivo o que dedicaríamos a la familia o al descanso para destinarlo a las actividades de nuestro Club de Leones. Por eso es que se reclama a la conducción de la institución que se asegure un mínimo de orden, eficiencia y disciplina tanto para el tiempo que se debe dedicar al trabajo leonístico como al esparcimiento de la Selva. En ese sentido el PIP Joao Fernando Sobral sabía afirmar que el Leonismo era “esparcimiento productivo” porque los Leones mientras se olvidan un poco de sus preocupaciones y procuran pasarla bien al mismo tiempo trabajan por la comunidad conciliando lo uno con lo otro. Practicarlo en el propio Club es muy importante y también lo es enseñar a los nuevos Leones a no menospreciar la cuota de sacrificio y entrega que aportan los socios a fin de aprovechar mejor su tiempo en común, porque si bien el Leonismo es oportunidad, también implica compromiso.

Pasando ahora la consideración de otros aspectos de la fundación del nuevo Club, pese a que resulte reiterativo para muchos, pensando en aquellos que ignoran el hecho y su importancia, aclararé que se desde el inicio se debe trabajar en forma estrecha con la Gobernación del Distrito, solicitar oportunamente la prioridad de fundación en el lugar elegido y en su caso escuchar al respectivo Asesor de Extensión del Gabinete. Esto es procedente sin perjuicio de las orientaciones que me he permitido formular sobre el tema porque las mismas responden al enfoque que expresara nuestro Presidente Internacional 2005-2006 Ashok Metha en su Mensaje inicial de su ejercicio. Allí dice por ejemplo que “para alcanzar la excelencia en el servicio, los Leones deben tener pasión por el aumento” de socios y clubes; y agrega en otra parte que “para que la Asociación siga teniendo éxito, es muy importante que tenga excelente líderes”, y redondea este concepto señalando que “la excelencia en el liderato se logra con Leones y líderes bien preparados, y con buenos programas de orientación de nuevos socios.”

Cumplimentados los trámites oficiales inherentes a la fundación las autoridades del Club Padrino deben asesorar y tener ingerencia directa en la organización del Solemne Acto de Fundación, ya que hay que prever que luego de suscribirse el Acta Constitutiva del nuevo Club luego -como mínimo- se debe hacer lo siguiente: a) Dar a conocer la Comisión Directiva provisoria, cuyo Presidente con las autoridades leonísticas presentes deberá tomar juramento a todos los Leones Fundadores; 2) Ratificación por la nueva Selva de las autoridades provisorias; 3) Imposición de las insignias de León, tarea que realizarán autoridades leonísticas presentes y también algunos invitados especiales; 4) Ceremonia de toma de posesión de funcionarios del nuevo Club, que estará a cargo del Presidente; 5) Palabras de uno de los Padrinos Personales de Fundación o del Presidente del Club Padrino; 6) Palabras del Presidente del nuevo Club;; 7) Discurso del Gobernador del Distrito; 8) Himno leonístico; 9) Arrío de pabellones; 10) Reunión de camaradería.

Una vez concretada su fundación la nueva entidad comenzará a funcionar en forma provisoria hasta la recepción formal de su Carta Constitutiva, y en esos primeros tiempos la natural inexperiencia de la iniciación requiere que se le preste especial atención y apoyo orientador. Sin perjuicio de la activa participación y acción que le cabe al León que la Asociación designe a propuesta del Club Padrino para cumplir estas tareas de apoyo, es conveniente establecer una relación informal de asesoramiento entre Secretarios, Tesoreros, Domadores y Tuercerrabos de los Clubes Padrino y Ahijado para solucionar dudas o situaciones específicas, siempre con conocimiento del León orientador. Esta tarea de seguimiento es necesaria para que se consolide la gestión del nuevo Club, pero no solo debe referirse al manejo administrativo o funcional sino también que se le debe prestar respaldo institucional. En ese sentido algunas visitas de Leones y Leonas de la Selva fundadora para confraternizar y brindar demostraciones de amistad, cordialidad y simpatía los hará sentirse integrados y a gusto con el Leonismo. Estos son aspectos de relaciones humanas que resultan fundamentales para que los nuevos Leones sientan que importan y que son tenidos en cuenta, y ello debe realizarse después de la Fundación y por el tiempo que se estime necesario, mientras se aguarda la recepción de la Carta Constitutiva con la que la Asociación lo reconoce oficialmente como Club de Leones.

La instrucción e información leonística constituye una de las principales obligaciones del seguimiento y afianzamiento de la nueva Selva.