Capacitación leonística de los socios fundadores

Por: C.L. PDG Dr. Tito L. Rocchetti

Argentina


1. Generalidades
Las organizaciones necesitan invertir en tecnología, sistemas y capacitación para alcanzar objetivos y metas buscando calidad total en el servicio, y esto es algo que está dejando de ser un ideal para convertirse en una necesidad para lograr subsistir. Si carecen de cualquiera de estas calidades están destinadas a ceder terreno y asumir el riesgo de subsistir en esas condiciones no deseadas, con el desaliento que eso lleva implícito. Precisando conceptos podría decirse que el mejor sistema del mundo no dará los resultados planeados si el personal no hace bien la parte que le ha sido confiada. La tecnología más avanzada no levantará a una empresa si la parte del proceso que corresponde a las personas no se ejecuta con la actitud y procedimientos adecuados, Al respecto hay quienes confunden esta capacitación y desarrollo como una manera de motivarlos en forma periódica, sin advertir que la eficiencia y aptitud del recurso humano es el que más puede permitir avanzar hacia el logro de los objetivos.


La fortaleza del Leonismo está en la calidad, actitud de servicio y compromiso de sus integrantes, y si bien algunos esperan que esto en alguna medida surgirá con el tiempo, ello puede ocurrir o no,. En cambio las perspectivas son mucho más favorables si aquellos atributos se los alcanza a través de una acción planeada, promovida e implementada con un objetivo claro y específico. Para desarrollar esto último con éxito es necesario y conveniente que en lo posible se elabore un plan de capacitación, desarrollo, y seguimiento para los integrantes de la Selva de los Clubes, incluyendo tanto a los que se ocupan de la faz de Conducción como a los que cumplen funciones operativas.


2. La capacitación en el caso de nuevos Clubes
Es recomendable que en los Clubes de reciente formación se les brinde a los socios fundadores una instrucción leonística programada, es decir, que quien o quienes deban impartirla establezcan un orden secuencial y lógico de los temas que habrán de tocar para que unos resulten de base y apoyo de los que le sigan. Esta especie de docencia leonística debe servir para su identificación con la filosofía leonística y el conocimiento de los aspectos operativos y funcionales de la Organización, todo lo cual resulta fundamental para asegurar la permanencia o continuidad de los Leones dentro del Movimiento, procurando que esta instrucción sea formativa y motivadora.


Al respecto nuestra Asociación, consciente de la constante renovación que se produce en sus filas a través del tiempo y la necesidad de formar líderes en todos los niveles, con sabiduría siempre ha considerado que la instrucción e información leonística debe ser una constante no solo a nivel de Club sino también en los distintos estamentos funcionales con que cuenta el Leonismo. Esa capacitación es indispensable para posibilitar que cuando los Leones sean llamados a ocupar funciones de conducción dentro del accionar de nuestro Movimiento lo hagan en forma eficiente. Esta instrucción muchas veces es impartida en forma de monólogo pero también en forma participada, según que el que expone lo haga ante un conjunto de personas que escuchan sus dichos sin dialogar, o bien que estos últimos tengan la oportunidad de participar activamente a través del diálogo en el análisis y consideración de los temas expuestos, emitiendo opiniones o haciendo consultas aclaratoria al respecto. Ambas son válidas pero su contenido guarda relación con quienes son los destinatarios de la exposición y los objetivos particulares que corresponden a tal capacitación. No obstante se advierte que los resultados y repercusiones son más marcados cuando el interés que se despierta en los destinatarios posibilita que ellos participen activamente en el proceso de instrucción.


La necesidad de capacitación en el caso de socios de reciente incorporación al Club nace del hecho que éstos necesitan conocer las cuestiones generales o básicas del Leonismo para que cuenten con una buena iniciación y por eso deberían ser objeto de instrucción especial, personalizada e integradora realizada separadamente de la que se imparte en forma de monólogo al conjunto de la Selva. Y es conveniente hacerlo así porque deben abordarse muchos temas que los Leones con más tiempo en el Leonismo ya conocen y por ende no despiertan en ellos mucho interés, sin perjuicio de que los Leones más nuevos escuchen también la instrucción e información que se imparte a toda la Selva en las exposiciones que se realizan en las reuniones plenarias. Con respecto a estos últimos se estima conveniente desarrollar con ellos un reducido número de reuniones especiales con una apertura que facilite el diálogo y la comunicación, incentivando que se formulen preguntas y se intercambien de puntos de vista para poder aclarar conceptos, porque de esa manera el aprendizaje resultará más provechoso. Este procedimiento es el más indicado y aplicable sobre todo para instruir debidamente a las personas que integran la nueva Selva de un Club de reciente fundación, porque en la medida en que estos "Leones en formación" en lugar de observar una actitud pasiva tengan facilitada esta forma de conocer muchos aspectos del Leonismo, hará que el aprendizaje facilitará que ellos pasen a tener un creciente protagonismo en el desenvolvimiento del Club, y al hacerlo el éxito de su integración adecuada al mismo estará asegurada. Lo señalado puede constituir una importante ayuda para lograr que la dinámica de las reuniones se desarrolle de manera más atractiva y no fatigue o resulte aburrida a las personas asistentes.