Los Símbolos de mando (Campana y Mazo)

Por: C.L. José Luis Navarrete Gutiérrez

México

Hay sonidos que nos llaman la atención, hay quienes se refieren a "la magia de los sonidos". En ocasiones hay algunos que nos llaman la atención de manera particular, como es el caso del canto de los pájaros, cuando encontramos en una atmósfera adecuada y los escuchamos e indudablemente nos llegan a embelezar. El sonido de la naturaleza el cual nos produce paz y tranquilidad. Igualmente tenemos de manera significativa el sonido que emiten las campanas, "el tañir de las campañas"

El uso de las campanas para anunciar cualquier acontecimiento más o menos notable es muy antiguo.

Dice la historia que las campanas que aparecieron por primera vez fue por allá en Grecia y en Roma. ¿Cómo eran? Dicen que eran cuadradas, rectangulares, en forma de cencerros y en algunas ocasiones eran encerradas o como cascabeles. Y algo especial, en esa época aparecieron las campanas de oro, que las mandaban elaborar algunos sacerdotes.

Se dice que algunos otros instrumentos de convocatoria que se llegaron a utilizar fueron: tabletas o láminas de madera, golpeándolas unas con otras. Barras de metal, bocinas o trompetas (prescritas por la Regla de San Pacomio para congregar a los monjes)

Se dice que en los siglos V y VI, debido al desarrollo del Cristianismo empiezan a construir los templos y desde luego las campanas de diversos tamaños, y por consiguiente viene la construcción de las torres para su colocación.

En el siglo XI aparecen campanas muy especiales como la campana gigante de Moscú de 184 toneladas. Se desarrollan iglesias, catedrales, basílicas y aparece un personaje tradicional, el campanero. Edgar Allan Poe, escritor, elabora un canto y en ese canto nos habla de las campanas de oro, de bronce, de hierro, de plata. La campana gigante de Moscú, está colocada en la torre de Iván en el Kremlin y lleva el nombre de Tzar Kolokol. En Birma en Ampura una campana de 117 toneladas, otra en Moscú de 80 toneladas, en Kioto, Japón 75 toneladas; en Pekín una de 53, en Londres una de 17. Y el Tradicional Big Ben de 13.5 toneladas. Hablando de campanas las hay de barro, de cerámica, de plástico, de metal, y de diversos colores. A algunos de nosotros nos recuerda el llamado a misa, a fiestas, a bodas, en son de duelo; indudablemente, la campana de los bomberos, la campana de la escuela, las campanas de Navidad.

En el presente muchas organizaciones, religiosas, de servicio, diversas asociaciones, sindicatos, y clubes de servicio utilizamos la campana y un mallete (distintivo de autoridad en forma de mazo). El mazo originalmente, martillo de madera con base de madera. Muy identificado en las cortes, en los juzgados. Dentro de esto, que significan, o que nos dice una campana y un mazo, la campaña es el llamado de atención, y el mazo significado de orden de disciplina, distintivo de autoridad. Para nosotros en el Leonismo tiene un significado especial, porque se utilizan en todas nuestras reuniones: en convenciones, asambleas, en juntas ordinarias y extraordinarias. Se toman acuerdos y decisiones, mazo y campana símbolos de mando, de autoridad, presentes.

¿Cuántas veces al tomar un acuerdo, una decisión de servicio, para llevar a cabo una obra grande en beneficio de la comunidad se toca la campana? Ha sido testigo indudablemente del desarrollo del Leonismo de cada uno de nosotros y de cada una de nuestras instituciones. Nos merecen indudablemente en todo tiempo nuestra atención, nuestro respeto. Tienen un significado más profundo cuando hablamos de orden, de respeto, de disciplina, en especial en esa ceremonia tan significativa que tenemos al ceder el mazo y campana al dirigente de mayor jerarquía Leonística presente, en nuestras reuniones, juntas y en convenciones.

Debemos dejar que el tañido de la campana llegue a lo más profundo de nuestros corazones, para volvernos más atentos, más sensibles a los llamados de los débiles, de los desamparados, ya que ese es el principio y el fin en el espíritu del Leonismo. Y que el mazo nos recuerde que hay un orden, una disciplina, un respeto de todo y para todos. Hablábamos que hay campanas de oro, yo creo que la campana del Leonismo lleva el color oro, indudablemente porque ese es uno de nuestros colores, y el otro color el púrpura. Tiene un diámetro mundial, sí, porque somos una organización que cubre todo el mundo. Y está hecho de un material seleccionado; cada uno de nosotros con nuestro actuar le damos forma al Leonismo, porque ese material seleccionado somos todos y cada uno de nosotros. Un legado del Leonismo, que al tañir de la campaña podemos agradecer a nuestros directivos y a toda la membresía de nuestros Clubes, su amistad y su compañerismo. Recordar una vez más, campana y mazo son el poder de la comunicación que construye. Así como hay tres rugidos largos y tres rugidos cortos que es la máxima expresión para reconocer el alto espíritu de servicio. La máxima expresión de nuestra campana debe estar en tres campanadas: Una que significa Amistad, Dos significa Servicio, Tres significa Entrega, porque todo eso es lo que debemos de ser para nuestra comunidad.