Calidad, cantidad y futuro leonístico

Por: C.L. PDG Dr. Tito L. Rocchetti

Argentina

Si queremos tener un Club de buenos Leones es mucho más fácil lograrlo cuando mejor sea la materia prima destinada a modelar Leones de excelencia, y este es un criterio que también debe adoptarse cuando se trata de la fundación de un nuevo Club de Leones, porque si fundamos por fundar en lugar de beneficiar al Leonismo le sumamos nuevos problemas, y la alegría de la fundación muy pronto se la llevará el viento y quedarán vigentes las dificultades.

En consecuencia, por la importancia del tema volveré a ocuparme de otros aspectos de la incorporación de socios y el ideal es tratar de lograr calidad en cantidad y no solamente esta última. Si bien es necesario el crecimiento del Leonismo esto no debe obtenerse a cualquier precio, y este es mi punto de vista personal engarzado en la directiva de nuestro Presidente Internacional 2008/09 Brandel, porque para preservar el presente y el futuro de la entidad este crecimiento debe potenciarse y ser considerado como primera prioridad. opinión que comparto plenamente considerando que según este enfoque se debe promover una seria y eficaz reactivación de esta añeja cuestión.

 

Por ello en forma periódica se reclama que el Movimiento debe hacerse eco de este llamamiento para que se aboque a la tarea con especial voluntad y dedicación y no se lo tome con indiferencia.
No obstante ello pienso que acentuar el crecimiento no debe ser producto de urgencias sino de un sano criterio de previsión para asegurar y preservar el Leonismo y sus realizaciones, y con su magnífico capital humano sigue firme dispuesto a servir a la comunidad conforme los valores de su filosofía de bien común y solidaridad social. De manera que no hay que equivocar el camino porque las incorporaciones deben ser hechas prestando atención a ciertos parámetros leonísticos, sin que este procedimiento signifique ser elitista ni significar un demérito respecto en la consideración de los posibles candidatos.

Por eso, para evitar errores de procedimiento que podrían molestar la incorporación se hace por invitación y previo conocimiento y aceptación de la Selva. Aunque esto se viene haciendo desde antiguo conviene refrescarlo para conocimiento de las personas recientemente incorporadas al Leonismo, a quienes también se debe anoticiar que esto es así porque es fundamental ser mesurado y respetuoso de las personas de los presuntos candidatos, aconsejándose que en la elección y previo a cualquier invitación personal se analice con ecuanimidad si quien se tiene en la mira satisface simples requisitos tales como por ejemplo que goce de buena reputación en el medio y sea generoso, sociable, con sensibilidad humana, vocación de servicio y que su situación económica le permita desenvolverse sin dificultades en el accionar leonístico. Reiterando conceptos, si tal situación se da y afortunadamente su cónyuge también comparte su interés en ingresar a la Selva del Club entonces son muchísima mayores las posibilidades de incorporación y permanencia porque la influencia positiva de la mujer es innegable y beneficiosa, y eso merece ser tenido en cuenta para brindarle la atención que se merece.


Lo expresado se hace también por el hecho de que el bien ganado prestigio del Leonismo debe ser preservado sin claudicaciones porque esa calidad social y humana en el seno de la sociedad justifica que los Leones se sientan orgullo de pertenecer a el, porque ese prestigio costó muchos esfuerzos y sacrificios lograrlo sirviendo siempre con desinterés y sensibilidad social. Es un prestigio que se lo alcanzó a nivel mundial con voluntad, esfuerzo y solidaridad, y confirma esta calificación recordar los reiterados reconocimientos hechos públicos por parte de la Organización de las Naciones Unidas en virtud de apreciar los merecimientos humanitarios y de servicios sociales de nuestro Movimiento.


No ignoramos que el tan mentado proceso de globalización económica que domina el mundo no solo se circunscribe a lo meramente económico sino también a otros campos, como el social. Ni que las nuevas reglas del mercado reconocen como su en como estrella la competencia y no podemos ignorar que junto al Leonismo han ido apareciendo más recientemente en el firmamento de la sociedad humana un sin número de Organizaciones No Gubernamentales (ONG) cuyo objetivo en principio es la búsqueda de soluciones a problemas locales y comunitarios pero también incursionan en la implementación de planes sociales, la defensa de los derechos humanos y, en general, están orientadas a la realización de acciones tendientes a mejorar a la sociedad en su conjunto. Debemos tener presente esta realidad para no tomar a la ligera la tarea de incorporación de nuevos Leones sino hacer las cosas bien, con seriedad y de manera organizada. Aunque las gestiones de captación de nuevos adherentes al Leonismo se realicen en forma personal es conveniente que quienes en la Selva de los Clubes tomen a su cargo organizar una campaña de incorporación de socios se reúnan y con Leones idóneos en el tema programen un plan de acción bajo la premisa de que, para bien de todos, se alce la mirada para elegir según se ha informado en la búsqueda de futuros candidatos.