El conflicto

Por: C.L. PDG Alberto Jacobson

Argentina


Un conflicto es, traducido al lenguaje simple y corriente, un problema. Si así lo entendemos y aceptamos, nos será más sencillo resolverlo.
En un Movimiento como el nuestro, integrado por buena gente con diferencias de formación, de capacitación, de raza, de nivel económico pero unidos por un común denominador del disfrute de la amistad y la pasión por el servicio, lo clásico es que "el conflicto" sea creado por una colisión de intereses.
Qué intereses juegan en un grupo donde (por principio) están amalgamados por la amistad y el deseo de ser útiles a la comunidad?. Vale la pena reflexionar sobre ello.


Desde que ingresamos a un nuevo socio, y lo capacitamos para que se transforme en león, le contamos todo sobre el Movimiento, su historia, sus etapas, sus grandes brillos, sus pequeños fracasos, y todo esto lo hacemos aplicando técnicas de liderazgo y explicándole que nuestra intención es formar nuevos líderes para contar con mayor cantidad de leones, mejorando cada día su calidad.
Le estamos inyectando el virus del Liderazgo.
Está bien ? Claro que sí.
Necesitamos más líderes bien formados ? Por supuesto que sí.
Les damos a cada uno el lugar que le corresponde tomar a medida que avanza en su formación? Vamos, no nos pongamos colorados, sabemos que no siempre sucede. Y comenzamos a preparar el caldo de cultivo de un conflicto.
Cuando en el grupo hay líderes natos o por formación, y animados (como buenos leones) con una generosidad social, esta "comezón" es detectada en forma temprana y es fácilmente desactivada, con el simple trámite de asignarle a cada uno la tarea que se merece, o de explicarle por qué aún no puede hacerla, con el poder de persuasión que su liderazgo lleva implícito.


Hay varios tipos de conflicto:

  • Cuando el conflicto es por si hacemos una obra de servicio u otra, es fácil de resolver.

  • Cuando el conflicto es por una posición en el grupo, es más difícil de solucionar, pero un buen liderazgo es capaz de hacerlo.

  • Cuando el conflicto es de índole personal ES INSOLUBLE.
    Solo puede desactivarse,( y hay que apurarse a hacerlo), por que es contagioso.
    Si Juan y Pedro, por cualquier causa que no conviene entrar a considerar, caen en el terreno del agravio personal, del odio, del rencor (Uds. creen que no pasa entre leones?), lo más probable es que se forme el grupo de "amigos de Juan" y el grupo de "amigos de Pedro" (lo que llamamos "el entorno" ) y que esos entornos profundicen la división y la lleven al punto de no retorno.
    Recuerden que la amistad lleva implícita en forma espontánea que "los amigos de mis
    amigos son mis amigos, y los enemigos de mis amigos son mis enemigos".
    Se entra entonces en un círculo vicioso que termina destruyendo el grupo original
    (en nuestro caso, el Club) y creando dos (o más) grupos separados y enemistados.
    Se pueden presentar aquí distintas situaciones:

  1. a) que cada uno de esos grupos decida seguir en el Movimiento y forme un nuevo Club (si logra cumplir con la cantidad de miembros indispensable),

  2. b) que solo uno de ellos lo logre, o

  3. c) que ninguno lo logre.

En estos dos últimos casos el gran perdedor es el Leonismo.
En los talleres sobre Resolución de Conflictos, hacemos que los participantes imaginen (y si se puede, que dibujen) el conflicto propuesto como modelo pensándolo como una pared y como una cárcel, y propongan lo que a su criterio serían las alternativas para vencer el obstáculo.


La conclusión, luego de un divertido cambio de ideas y de escuchar las propuestas más inverosímiles, es que una pared se puede saltar, rodear, destruír total o parcialmente y al fin pasarla, mientras que de una cárcel es imposible salir.
Quiere decir esto que si nos encerramos en la visión primitiva del conflicto, en lo que lo creó, entramos en un círculo vicioso (cárcel) de imposible salida.
Si en cambio buscamos cambiar la óptica del conflicto, encapsular lo que nos divide y buscar coincidencias que nos acerquen, estaremos construyendo una espiral virtuosa (la pared que de alguna manera esquivaremos) cuyo desarrollo nos aleja cada vez más del centro (el conflicto original) y nos permite avanzar hacia su solución.
Todos los conflictos son negativos? NO.
Hay distintas clases de conflictos, algunos negativos y otros positivos.