QUINCE MINUTOS DE INSTRUCCION LEONISTICA

Por: C.L. PDI Luis Murad

Argentina

 

"Los maestros pueden abrir puertas, pero sólo tu podrás entrar."

 

Cuando en 1942 cursaba el primer año secundario en el Colegio Bartolomé Mitre, el renombrado profesor Pablo Pizzurno se acercó a mí diciéndome: "Rubio, vos que tenés cara de inteligente, tomá todos los días el diccionario y aprendé el significado de una palabra, con ello adquirirás una cultura extraordinaria". A los catorce años no se le da un valor real a los consejos, pero con el correr de los tiempos, me quedó bien grabada esa expresión del maestro, que me quiso hacer entender, ahora sí lo interpreto, el valor que tiene saber un poco cada día.

 

Me he permitido expresar una vivencia personal a manera de introducción, para manifestar que los métodos de enseñanzas tienen aplicación en cada una de sus exteriorizaciones. No se adecuaría al temperamento latino volcar toneladas de conocimientos en poco tiempo, pero sí en forma breve y continuada. Por eso es de pensar que, aceptando la gran importancia que tiene el saber leonístico, no se debe desaprovechar ninguna oportunidad donde se encuentre un grupo de Leones para instruirlos. Solamente quince minutos en cada circunstancia, en forma de conferencia, la lectura de algún artículo de los tantos que se publican, con intercambio de preguntas y respuestas, informaciones diversas, comentarios o cualquier otra forma de expresión, suelen ser muy útiles, incrementando ostensiblemente la capacidad leonística.

 

Quien logre mejorar el nivel cultural habrá incrementado ostensiblemente la labor de su Selva, donde cada miembro se forma por las experiencias adquiridas, sin pausa y sin prisa, impregnando su conciencia de leonismo, y su mística creadora, que junto a los básicos conceptos de buen ciudadano, constituye una persona útil a la sociedad que lo cobija. Instruyendo un poco a cada momento, se logrará un León de calidad.

 

No se puede negar que la mayoría de los conflictos de la Selva suceden por falta de conocimientos leonísticos. Cuando el mal momento pasa y se clarifica el ambiente, se aprecia que el hecho no hubiera ocurrido si se tuviera una buena información. Repase entonces el lector, ¿Quienes son los protagonistas?, los Leones que renegaron de los conceptos básicos del Leonismo?. Con una pequeña predica periódica, apenas quince minutos por reunión, formarán el Leonismo de calidad que tanto pregonara el Ex Pte. Internacional Jean Behar, de Francia. Entonces los días serán más luminosos, pero se necesita el aporte individual, "Los Maestros pueden abrir puertas, pero sólo tú podrás entrar.

 

Apliquemos pues al Leonismo el consejo del recordado maestro, que en su homenaje y gratitud narré al principio de esta nota, así se podrá adquirir una cultura leonística, cuya diaria aplicación contribuirá eficazmente a la marcha de la Selva y a las relaciones entre sus integrantes.

 

Nota: El actual Palacio Pizzurno es sede del Ministerio de Educación de la Nación en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina.