HACIA EL FUTURO II

Por: C.L. PDI Luis Murad

Argentina

 

"El servir no es tarea de seres inferiores.

Dios que da el fruto y la luz, sirve!!."

                                           Gabriela Mistral


Mucho se ha hablado y escrito sobre el presente del Leonismo, con sus virtudes y sus defectos, marcando acertadamente las pautas que lo orientan.
Ahora nos detendremos en pensar y proyectar el futuro mediato e inmediato, apoyándonos en un presente lleno de alternativas, producto del mundo cambiante que nos a tocado vivir.

Todo el Leonismo, en sus diversos niveles, tienen la preocupación del futuro inmediato ¿qué pasará mañana? y la manera de enfrentar las propuestas innovadoras que nos llegan y a las cuales debemos responder, escalando hacia logros mayores. Cada día que amanece nos trae nuevas inquietudes y a ellas debemos responder para seguir una senda exitosa.

Es necesario que cada miembro de un Club, cada funcionario de distrito, cada funcionario internacional acompañen los proyectos con visión de futuro, ya no sirve solamente la acción de cada día.

Vuelvo a una expresión que varias veces enuncié, que pertenece al Ex Presidente de la República Argentina Dr. Nicolás Avellaneda: “Los pueblos crecerán apoyándose en el pasado para poder proyectarse con éxito hacia el futuro”.

Haciéndonos eco de esta feliz expresión, pensamos que al Leonismo de la actualidad, le vendría muy bien algunas referencias del pasado, no para el clásico lamento, que no hace otra cosa que envolvernos en la nebulosa que nunca permite pensar con claridad, que es precisamente lo que nos falta en la actualidad.

Los pueblos van evolucionando, las pequeñas aldeas crecen, aparecen las ciudades que se van agrandando con el tiempo, algunas llegan a convertirse en un gran emporio industrial, las comunicaciones han crecido espectacularmente ofreciendo eficacia y rapidez, en segundos nos ponen en contacto con países lejanos. Es el caso de aprovecharlas (confesemos que lo hacemos en una mínima parte, desperdiciando un resto muy valorable por cierto).

El Leonismo tiene que acompañar tremenda evolución técnica, perfeccionando la manera de hacer el servicio, desde aquellos años no muy lejanos que se practicaban en las pequeñas poblaciones a las progresistas grandes ciudades. Aquí no alcanzan las obras cotidianas, que muy bien hacen, es necesario obras de envergaduras que puedan visualizarse en medio de tantas y diversas actividades. El servicio tiene que visualizarse en torno del medio ambiente ¿cabe la expresión de Leonismo Industrial?. Tal vez no sea la adecuada pero se aproxima a la adaptación de un tipo de vida apurada. Y a ella debemos recurrir.

La Sociedad del momento, en todos sus órdenes se muestra diferente a la de ayer. Nuevos comportamientos humanos para satisfacer las necesidades básicas. Los desorbitados adelantos tecnológicos por las conquistas de la ciencia han desbordado al laboratorio investigador, para ubicarse como un instrumento en las manos del hombre. Ante esta situación, el Leonismo tiene que constituirse en familias y motor en la vinculación de la sociedad entre si. Aquí nuestro reto, a condicionar la actividad Leonística al momento histórico. ( Luis Pierluissi, Venezuela )

Entonces nos preguntamos ¿cual será la actitud de los Clubes de Leones en las actuales circunstancias?. Mantenerse atentos en las condiciones en que hoy se desenvuelve la humanidad teniendo en cuenta las peculiaridades de los diversos países donde se desarrolla el Leonismo, grandes o pequeños y adecuando su accionar en las formas que el medio nos propone.

En las circunstancias actuales del mundo, el Leonismo, como organización de carácter social y los Leones como ejecutores de sus postulados, tenemos la obligación de adaptarnos en todas sus formas a la actualidad que vivimos.
Sólo de esta manera estaremos a la altura de las circunstancias, pudiendo exponer todas nuestras virtudes al servicio de la comunidad.

Para eso existimos.