CUANDO MAS ES MENOS

Por: PDI Luis Murad

Argentina


Mediocridad, es una ausencia de características personales que
permiten distinguir al individuo en su Sociedad.
                                                          
José Ingenieros


Incorporación masiva - valor del número - baja calidad de Leones - Poca vida.

La carrera local de algunos dirigentes, encandilados por un éxito apurado, el estímulo a veces desmesurado por incrementar el número( más somos más valemos ) es una equivocada concepción que lleva a ciertos Clubes a lograr premios a la cantidad.

El hecho de ser más sin tener demasiado en cuenta el valor, no significa crecimiento alguno, o tal vez un aumento importante cuantitativamente, de temporaria duración, que no se traslada a una mayor actividad, con muy poco leonismo que asegure una prolongada permanencia del León en las filas de la Selva. Por eso decimos que la mayor cantidad de socios no siempre se traduce en una mayor producción.


Muchos Leones con poco Leonismo, no nos trae ninguna seguridad. Sus miembros son de corta vida, no encuentran atracción alguna, porque no están en condiciones de asimilar la verdadera esencia del Leonismo, a la corta o a la larga terminan desertando.


Es importante tener en cuenta cuando desde la Asociación nos piden incrementar el número de socios, lo hace entendiendo que con la instrucción necesaria hacia el recientemente ingresado, convirtiéndolos en verdaderos Leones. De ninguna manera recibirlos y abandonarlos a la buena de Dios para que se formen solos o lo que es peor todavía, para ganar un premio que alimente el ego personal. Esto debemos desterrarlo.


Se insiste hasta el cansancio en la incorporación de personas debidamente instruidas, que de simple socios iniciales, mediante la prédica permanente, se conviertan en verdaderos Leones, entonces sí podremos cambiar el epígrafe CUANDO MAS ES MENOS en CUANDO MAS ES MAYOR. Con buenos Leones se conforman buenos clubes y estos son los que nos permiten avanzar a pasos firmes, tal vez no muy veloces, hacia obras significativas que constituyen la razón de ser y verdaderos estímulos. Calidad en cantidad, es la fórmula adecuada para lograr una permanente estabilidad en la marcha de un buen Club de Leones.
Caso contrario se convierte en una agrupación que transita por su comunidad con altibajos pronunciados y sus Leones, al decir de Carlos Gardel, "Flores de un día son".


El Ex Director Internacional , el Oriental Salvador Pugliese habla de Instruir y Educar y dice: "Instruir es dar lecciones de conocimiento, Educar es un complemento de la instrucción. El educar supone crear un sentimiento de responsabilidad en el individuo, poniendo de manifiesto sus cualidades morales y creando en él, la necesidad de conocer sus derechos y sus deberes.
Instruir es transferir al León el conocimiento del funcionamiento de nuestra Institución. La instrucción sirve, pero la ética inspira la conducta de quienes la reciben"
En síntesis, Leones bien formados constituye una verdadera selva cuyo producido resultan estímulos que ayudan a transitar por la senda del éxito.


Entiéndase bien.