INSPIRACION  LEONISTICA

Por el León Augusto Valdovinos

Distrito T-1

Chile Norte

 

EL LEONISMO , como toda institución de servicio hacia la sociedad, se vé frecuentemente enfrentado a una realidad mundial, en medio de inquietudes profundas y problemas de soluciones difíciles. En su accionar, procura alcanzar metas de humanidad diferentes, justas y adecuadas a las necesidades del ser humano, que conforma las comunidades.

Visualizando la forma como se le emplea, resulta útil analizar críticamente la idea leonística, para establecer en ella sus debilidades y ver si se debe ser reformulada o si, sencillamente, debe ser descartada, para buscar nuevos caminos que involucren conceptos y procedimientos más realistas.

Para este análisis es preciso determinar el origen de la idea leonística, no tanto en lo relacionado a su gestación histórica sino que más bien a su raíz filosófica; porque es ella la determinante en lo que dice relación con su presencia en el campo social.

Acorde con lo anterior, es preciso o conveniente analizar uno de sus principios básicos como es la ETICA y de acuerdo con su significado podrá concluirse que en el mencionado campo, sus objetivos son preservar los derechos nobles del ser humano; eliminando las desigualdades, condenando el apetito mezquino,el odio, la envidia, el egoísmo, los rencores, la traición y todo aquello que sea negativo.

El ser humano, por lo general, busca afanosamente dar solución a sus necesidades materiales y espirituales. Cuando lo logra se llena de regocijo y su vida pasa a ser más placentera; por el contrario, las insatisfacciones se hacen sentir en una comunidad organizda y pasan a constituir problemas de
índole diversa.

Por esto, quienes deseamos efectivamente proporcionar felicidad, debemos hacernos el firme propósito de preocuparnos por nuestra comunidad; trabajar por élla, con altruísmo, esperanza, amor, lealtad y servicio. Todo, en completa unión y dentro del más perfecto compañerismo leonístico; pregonando el desinterés y la amistad; que uniendo estos dos conceptos haremos un leonismo
perfecto y funcional. No debemos olvidad, sí, que en todas nuestras actuaciones la verdadera amistad es la leonística y no la separatista, que divide y malogra toda las buenas intenciones.

Analizando así la situación, podemos estar seguros que la inquietud leonística se basa fundamentalmente en la idea de servir, entendiéndose por tal, el trabajo anónimo y desinteresado, en beneficio del bienestar y felicidad de nuestros semejantes, sin pensar en recompensas materiales o halagos de ningún tipo. Para reforzar este accionar, es necesario resolver cualquier duda que surja, en cuanto al derecho o a la justificación de nuestras acciones a costa de nosotros mismos, como reza nuestro CODIGO DE ETICA. Debemos ser siempre honestos y leales en todas nuestras actividades, porque los actos dudosos lesionan el ideal que nos hemos impuesto para alcanzar el éxito deseado.

Recordemos que ser Leones significa modelar nuestro comportamiento hasta constituirnos en ejemplo; estar al tanto de todo lo relacionado con la institución y en especial con nuestros ESTATUTOS y REGLAMENTOS, que enseñan y orientan nuestro pasos. Ellos son atributos de todos, tanto de los Leones como de la Damas Leonas.

Si nos detenemos a pensar en el quehacer leonístico, debemos tener presente que a los Clubes de Leones llegan regularmente personas jóvenes sin mucha experiencia, pero decidadas a trabajar por nuestra noble causa. Estimulémoslas y ayudémoslas a cumplir con la tarea que se han impuesto. Y relacionado con ésto, es muy importante que cada uno de nosotros tenga bien claro que puede dar, hasta donde puede llegar y, sobre todo, no tener dudas respectos a nuestros deberes y derechos. De esta manera el conjunto se vitaliza, facilitándose el trabajo u obra por realizar.

El Leonismo es una fuerza sublime y bienhechora que recorre el mundo sembrando y cosechando felicidad, amor y satisfacción en las vidas dañadas de nuestros semejantes, que agobiados por el peso de sus problemas esperan ansiosos la mano que los aliviará de sus penas.

LEONAS Y LEONES, demostremos que hay gente con ideal común de servir, dispuesta a dar felicidad al que no la tiene y bienestar al que lo necesita.

Se ha comprobado que la labor leonística tiene la eficacia debida, solamente, cuando ésta se realiza en forma permanente y está inserta en nuestra vida diaria, dentro de nuestro tiempo normal, y no la hacemos solamente cuando nos sobra tiempo o no tenemos otras actividades más atractivas.

La labor leonística es la suma de labores parciales de cada Leona y de cada León que debidamente organizadas y en conjunto, necesariamente deben dar frutos en beneficio de la comunidad que nos cobija.

Actuando así, daremos satisfacción a nuestras inquietudes personales y leonísticas, logrando prender en el corazón de nuestras comunidades la comprensión, afecto y reconocimiento de nuestros constantes desvelos por servir.

La felicidad compartida nos hará más humanos y representativos de los nobles ideales que sirvieron de inspiración para crear el LEONISMO, que como fuerza universal se ha prendido en nuestros corazones.