Liderazgo de los PDG

Por PDG Laura Szakiel
Club de Leones de Lomas de Zamora   

Distrito O5 – Argentina

Una exposición sobre liderazgo, especialmente dirigida a interpretar el ejercido o el que deben ejercer los PDG.

El escenario es complicado. Por un lado, tenemos un grupo francamente heterogéneo: grandes diferencias de edades, distintas formaciones, entornos variados, y hasta diversas motivaciones...

Por otro lado, bibliotecas enteras dedicadas a analizar los distintos tipos de liderazgo que se deben aplicar de acuerdo a la circunstancia o a la idiosincrasia del grupo a liderar. Combinar ambas cosas para poder elaborar una receta magistral que sea de alguna utilidad, es casi imposible.

Pero al pensar en las características de esos Ex Gobernadores que son escuchados y respetados, aún cuando su año de Gobernador haya quedado muy atrás en el tiempo, surgen algunas constantes: la sinceridad del mensaje, la honestidad en las acciones, el compromiso continuo con el quehacer leonístico, la mente abierta a nuevas propuestas, la generosidad en la transmisión de conocimientos y experiencias.

A la hora de la verdad, el estilo personal parecería no tener demasiada importancia cuando se unen estas cualidades. Es cierto que un poco de simpatía, amabilidad y buen humor, son aderezos importantes para hacer que un mensaje llegue mejor al interlocutor deseado. Pero si tanto el mensaje como el mensajero no presentan una base sólida y honesta, ambos serán olvidados rápidamente.

Pero es casi imprescindible que estas virtudes sean ejercidas por el Ex Gobernador en primer lugar en su Club: su credibilidad hacia afuera dependerá mucho de la calidad y fortaleza de su propia Selva. Y desde allí, con experiencias frescas, ejemplos válidos e ideas renovadas por la labor cotidiana, podrá tender la mano hacia otros.

La perseverancia es otra cualidad necesaria. Tener presente que el compromiso como Ex Gobernador dura toda la vida... Hay un pensamiento de Bertolt Brecht que expresa cabalmente la mayor virtud que debe tener un verdadero lider: "Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay hombres que luchan un año y son mejores. Hay otros que luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: ésos son los imprescindibles."