SECCION DE LIBROS LEONISTICOS

 

Calidad total en

La conducción leonística

a nivel de Distrito

 

(Orientaciones para Leones aspirantes a Gobernadores)

 

PDG Dr. Tito L. Rocchetti

----------------------------- Contenido -----------------------------

- Prólogo
- Introducción

Primera parte

Necesidad de actualización leonística

01. La calidad total como meta de perfeccionamiento
02. El cambio social y la adecuación institucional

03. Qué es necesario actualizar en el Leonismo

04. Qué podemos hacer a nivel Distrital
05. Los destinatarios de este trabajo

Segunda parte

Planificación de los objetivos

06. La improvisación y sus consecuencias
07. Los tiempos del candidato
08. La determinación de los objetivos
09. La elección y motivación de los colaboradores
10. El ejercicio del liderazgo y las relaciones humanas
11. Los pilares del apoyo a los Clubes: orientación funcional, asesoramiento y estímulos
12. El plan de trabajo
13. Los integrantes de Gabinete: asignación de funciones, especificación de objetivos y 

     seguimiento

Tercera parte

Aspectos importantes de la gestión

14. Funciones administrativas, de control y de liderazgo
15. Las visitas a los Clubes. Aspectos burocráticos y leonísticos
16. Las reuniones de Gabinete del Distrito
17. Las relaciones con la Matriz Internacional
18. La participación en el Consejo de Distrito Múltiple
19. Síntesis conceptual y práctica sobre liderazgo leonístico
20. Reflexiones finales
21. Gráficos de estructura

Calidad total en

La conducción leonística

a nivel de Distrito

(Orientaciones para Leones aspirantes a Gobernadores)

 

                                                                                          PDG Dr. Tito L. Rocchetti

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

PROLOGO

No es la primera vez que tengo el honor y el placer de prologar una obra del Ex Gobernador León Tito Leopoldo Rocchetti y casi podría afirmar, como Lope de Vega en su clásico soneto, "Que en mi vida me he visto en tal aprieto". Porque el autor de "La conducción leonística a nivel de Distrito", tal es su título, dueño de una abundante producción literaria sobre el Leonismo, cuenta entre muchas cualidades, incidir con su particular estilo en temas que pocos se animan a hacerlo. Y es en esta obra donde lo hace casi de manera temeraria, seguramente levantando una polvareda que no se disipará rápidamente. Aquí está el verdadero valor de los tópicos tratados con particular astucia, luciendo sus conocidas dotes de decir mucho en pocas palabras.

En su paso por terrenos de la "actualización leonística", "la planificación de los objetivos" y "aspectos importantes de la gestión", en sus títulos más destacados, Tito aborda con agudo sentido de la función, cargando de responsabilidades a los encargados de ejercer estos cargos, hasta llevarlos a su propio compromiso con la institución, como no recuerdo precedente alguno. Y lo puede hacer porque el autor está imbuido de una reconocida autoridad, por todos respetada. Esto es lo que no puede dejar de saberse, pareciera decir el prestigioso escritor. Está convencido de que se trata de una innegable verdad. Ha llegado el tiempo de hacerlo, porque el futuro está aquí nomás. Quienes lo practiquen serán los beneficiados, a ellos apunta este esfuerzo.

Le hace muy bien a la permanente discusión en el Leonismo los temas abordados por el León Rocchetti, con su natural prudencia, no exenta ahora de una dosis de condimento que hace más sabrosa la lectura y penetra en un campo poco tratado, pero necesario conocer y que beneficiarán a la salud de nuestro Movimiento de buena voluntad, una forma de vida que Tito adoptó desde siempre, como claro ideal.

Al respecto dice José Ingenieros: "Los ideales pueden no ser verdaderos, son creencias. Su fuerza estriba en sus elementos afectivos, influye en nuestra conducta en la medida que lo creemos... Y por ser visiones anticipadas de lo venidero influyen sobre la conducta y son el instrumento natural de todo progreso humano. Sin ideales sería inconcebible".

Estas expresiones caen justo en la personalidad de Tito Leopoldo Rocchetti, un León inquieto y sensible a todo lo que entienda sea útil a sus semejantes. Al constituirse en un permanente hombre de consulta, su autorizada palabra se convierte en la rueda de auxilio que siempre está presta a actuar. Produce estas publicaciones en la inteligencia de aportar algo a su creencia Leonística. Y vaya si lo hace.

 

León Luis Murad

Ex Director Internacional

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

INTRODUCCION

El éxito que pueda lograr una organización en el cumplimiento de sus objetivos depende en gran medida del conocimiento, de la capacidad y la habilidad de sus dirigentes para la empresa y que

también logren calidad y dinamismo en su conducción.

Cuando se trata de una entidad de bien público y de carácter no lucrativo su conducción normalmente surge de su membresía, y la adecuada preparación de los dirigentes del futuro requiere años de ilustración y experiencia para que logren la comprensión total de sus responsabilidades y estén habilitados para cumplirlas con eficacia. Ante esta realidad considero que es función de los líderes del Movimiento ser guías y orientadores de las Selvas de los Clubes para que sus integrantes con su aporte puedan acortar los tiempos de instrucción y capacitación leonística.

Pienso que esa colaboración es una obligación y debe ser transmitida con generosidad para que sus conocimientos y experiencias sirvan de orientaciones que faciliten a los Leones en general y a los más dedicados en particular, a que aceleren su capacitación de base. Estos conocimientos y capacitación serán los cimientos donde podrán apoyarse con firmeza para alcanzar la solvencia que reclama ser dirigente. Y dentro de esa misma línea de pensamiento entiendo que por eso hay que poner el acento en elevar la instrucción, capacitación y perfeccionamiento del León en su Club, puesto que de esa manera se aportará calidad al Leonismo en su conjunto y también porque la elección de los dirigentes distritales e internacionales se nutre de sus Selvas.

Este trabajo apunta con carácter general a tratar de llevar más calidad al Leonismo argentino, para lo cuál me ocupo en especial de la formación de los Leones que aspiran conducir a corto plazo los destinos de su Distrito. Pero lo hago de manera que además de procurar mejorar la conducción del Distrito los nuevos Líderes estén imbuídos de la necesidad y conveniencia de introducir el principio de "calidad total" en todos los niveles leonísticos. Para ello comienzo por presentarles un cuadro de la situación global de la sociedad y del Leonismo para destacar de manera razonada la necesidad que existe de producir los cambios que reclama el adecuamos a la nueva realidad que ofrece el mundo actual.

Dentro de ese esquema estructural agrego una serie de orientaciones sobre lo que entraña la conducción de un Distrito y la importancia de prever y planificar lo que se piensa realizar, y seguidamente propongo concretamente que se propicie introducir dentro de los diferentes niveles leonísticos el principio de "calidad total" o "cambio hacia lo mejor", cuya aplicación se ha extendido en la gestión de las grandes empresas. Eso refiere al "Kaizen" de los japoneses y, por constituir básicamente un cambio de actitud, el intentar aplicarlo dentro del Leonismo no insumiría mayor costo,

pero podría arrojar grandes beneficios para todos.

Para facilitar que el León entienda el sentido que debe darle a este aporte tiene que comprender que un instrumento musical es una herramienta de trabajo para el artista, porque es éste quién deberá arrancarle los sonidos que servirán para interpretar su música. Así por ejemplo un estradivario es un excelente violín, pero será el concertista el encargado de obtener de él la calidad músical que pondrá en evidencia el valor de su arte. Transportando el ejemplo a nuestro caso, el León que lee este folleto debe considerarlo también como una herramienta de trabajo leonístico, porque después deberá ser él personalmente quién tendrá que demostrar en los hechos cuanto sabe y vale. Suerte.

 

PDG Dr. Tito L. Rocchetti

 -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Calidad total en

La conducción leonística

a nivel de Distrito

(Orientaciones para Leones aspirantes a Gobernadores)

PDG Dr. Tito L. Rocchetti

-------------------------------------------------------------------------------  

Primera parte

NECESIDAD DE ACTUALIZACION LEONISTICA

 

01. La calidad total como meta de perfeccionamiento

Comencemos por aclarar que la calidad total a la que nos referimos es lo que los japoneses han denominado "Kaizen", que quiere decir, "cambio hacia lo mejor". Esto no debe ser interpretado como un hecho accidental o coyuntural sino como un proceso tendiente a adoptar una actitud positiva y madura de carácter permanente para ir mejorando progresivamente en lo que se está haciendo o en la actividad que se está desarrollando, lo que se traduce en la práctica en tratar de hacer siempre mejor las cosas, sencillas o importantes. En ese sentido debe comprenderse que la calidad total es como un camino hacia una meta que se va renovando para incentivar el esfuerzo en un mismo sentido. Es lo que Melvin Jones en su momento quiso significar cuando recomendó que cuando alguien alcance una meta debería buscar otra más lejana para así estimular el esfuerzo.

 

Sobre este tema vengo trabajando en el Leonismo desde hace años aportando inquietudes e iniciativas para tratar de despertar en los amigos Leones la vocación no solo de hacer las cosas que se le confían sino de tratar de hacerlas lo mejor posible, y que no se limiten solamente a "cumplir". Por eso, cuando me designaron como Director General de la 39ª "Convención Nacional de Santa Fe, esa misma vocación me llevó a elegir el lema "Leonismo de calidad", corno una invitación para que todos lo tomáramos como estandarte para encarar una empresa necesaria y posible.

 

Cabe señalar que los especialistas en esta disciplina ponen en evidencia que este esfuerzo dirigido a estimular una actitud enderezada a buscar de manera continuada tratar de mejorar lo que se hace provoca satisfacción y logra el crecimiento no solo de la actividad desarrollada sino que también incide sobre el crecimiento personal de quién practica esta forma de actuar. Esto en última instancia se traduce a una actitud del León hacia la vida que le permitirá gozarla más plenamente y con más calidad.

 

Si bien es cierto que esta actitud debe ser compartida con otros dentro del conjunto para lograr un objetivo común, la calidad total concluye también por llevar a la autorrealización de cada uno de los que participan de esa actitud, en la medida que se identifiquen con ella. Por eso, para que esto les alcance debidamente tienen que sentirla, compartirla y practicarla.

 

Lo que antecede amerita que encarara el presente trabajo para contribuir a estimular que esa actitud de "cambio hacia lo mejor" también se instale en la conducción distrital, como una forma compartida de trabajar para alcanzar el Leonismo de calidad al que aspiramos. Es decir, si aún en el caso de que no existen urgencias por solucionar problemas o situaciones delicadas es conveniente hacer lo que antecede. Eso es aún más necesario cuando la sociedad ha sufrido profundas modificaciones que han creado problemas y situaciones que dificultan el accionar de los Clubes de Leones que reclaman soluciones impostergables.

 

Para sintetizar el planteo expondré una operación de suma de los objetivos, los que apuntan a que la Conducción Distrital se constituya en la principal impulsora de la iniciativa para implantar la práctica de la calidad total para contar con

más Leones de Calidad,

más Clubes de Calidad y 

más Dirigentes de calidad

 

que conduzcan a un Leonismo de calidad.

 

02. El cambio social y la adecuación institucional

Como en el presente trabajo abordaré aspectos de la conducción de un Distrito leonístico, antes de avanzar en el tema conviene dejar sentado desde el inicio que ninguna institución humana es perfecta, aunque sí puede ser perfectible en la medida que tenga la fuerza necesaria para corregir sus defectos y solucionar sus carencias. Recordemos entonces que el Leonismo es una creación humana y por ello susceptible de ajustar periódicamente su desenvolvimiento para actualizarse y tender hacia lo mejor, algo que es imprescindible si pretende alcanzar con mayor éxito sus objetivos. Y la necesidad de estos ajustes y actualizaciones es más evidente cuando se trata de una organización como la nuestra, que tiene una gran envergadura y que nace de la propia sociedad humana con el propósito de nutrirse de ella y servirla con generosidad y desinterés.

 

A partir de este concepto, que es definitorio de la realidad originaria de nuestra organización, advertimos que la Humanidad sufrió en pocos años una profunda transformación que cambió sustancialmente el escenario donde el Leonismo tiene que cumplir con sus objetivos y fines. Ello trajo como consecuencia que aunque hayan permanecido inalterables los objetivos de su filosofía de bien común y solidaridad social, su funcionamiento y la forma en que los Clubes de Leones deben realizar sus actividades se presente cada vez más difícil para servir a la comunidad mundial y local como lo hacían antaño. Prueba de ello es que se advierte que muchos Clubes enfrentan crisis de subsistencia, viéndose obligados a resolver el dilema de ajustar su accionar a estas nuevas realidades, o bien subsistir en forma precaria o, lo que es aún más grave, desaparecer.

 

Cuando en Noviembre de 1990 tuve el honor de ser expositor por Argentina en el XXº Foro Latinoamericano y del Caribe que se celebró en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), expresé sobre esta cuestión que nos encontramos inmersos en los profundos cambios que viene sufriendo la sociedad contemporánea, cuyo principal protagonista, el ser humano, manipulando los factores económicos pretende modificar los sistemas de vida de las comunidades, planteando importantes modificaciones en las formas de convivencia de su manifestación existencial.

 

También dejé sentado que, en mi opinión, el contenido existencial del Leonismo se configura con la presencia de un inmenso grupo humano que participa voluntariamente de un proceso de maduración, no solo intelectual sino también emocional y afectivo, a través del cual pretende alcanzar una unidad conceptual y práctica que le permita aglutinar las fuerzas necesarias para que su vocación de servicio se traduzca provecho samente en hechos concretos de amor social. Y que desde todo punto de vista era indudable que el Leonismo formaba parte de la Sociedad en que actúa, de la que se nutre y a la que sirve, y por ello, cuando ésta sufre alteraciones, sus consecuencias también le alcanzaban.

 

De igual manera debemos ser conscientes que la vida en si misma plantea un permanente proceso de cambio, que el tránsito terrenal del hombre no es otra cosa que una incesante evolución en lo físico y espiritual, y que esa dinámica sólo se detiene cuando éste llega al final de su camino. Pero antes de que eso ocurra, cuando se estanca y deja de avanzar en su proceso de crecimiento comienza a morir de a poco, enfermo de quietismo, de inercia, de abulia. Como eso mismo sucede con las instituciones, todo ese acontecer nos conduce al convencimiento de que el Leonismo también debe ajustarse a los nuevos tiempos, porque está lleno de vida, y en su trayectoria vital y en su proyección futura, para no caer en el "quietismo", deberá experimentar las transformaciones necesarias para mantenerse actualizado y vigente frente a las nuevas realidades que presenta la sociedad humana. Por eso el Leonismo debe actualizarse y adecuarse a la evolución social para convertirse en un elemento dinámico dentro de ese proceso de cambio.

 

03. Qué es necesario actualizar en el Leonismo

 

Para definir en qué ámbito deben introducirse modificaciones corresponde ratificar aquí que el ideal leonístico tiene plena vigencia porque no se discute la necesidad de fomentar el afán de generosa consideración entre los pueblos del mundo, de inculcar los principios del buen gobierno, de propender al progreso de nuestras comunidades, de reafirmar los valores de la libertad y la nacionalidad y de unir a los hombres en lazos fraternos de amistad, facilitándoles la libre y constructiva expresión de sus ideas. Y siendo esto así lo que resulta pertinente entonces es hacer un análisis crítico de su organización operativa y los cursos de acción que son utilizados para lograr los objetivos leonísticos. Es allí entonces donde hay que tratar de lograr un perfeccionamiento. Su renovación positiva y el necesario acomodamiento a la realidad que marcan los nuevos tiempos.

 

04. Qué podemos hacer a nivel Distrital

 

Planteado así el problema se advierte que es necesario desarrollar un trabajo serio, responsable y sistemático para asegurar no solo la permanencia de los Leones dentro del Movimiento y el aumento de su membresía sino también que no se siga deteriorando el accionar leonístico. Dentro de esa línea de pensamiento debe buscarse el afianzamiento del desenvolvimiento funcional del Distrito y tratar de proporcionar soluciones prácticas y factibles de los problemas de conducción distrital y de gestión de Clubes, apelando para logrado al ejercicio del poder de liderazgo.

 

Al respecto resulta oportuno traer nuevamente a colación la opinión del prestigioso filósofo español Julián Marías, quién expresó que la decadencia no se supera con esfuerzos individuales o personales, y que además es menester elevar el nivel de las exigencias para eliminar el conformismo, la chatura y la estrechez de horizontes, porque eso anula la ilusión, la esperanza y el espíritu creador. Salvando el hecho de que en mi opinión el Leonismo latinoamericano no está en decadencia sino que tiene problemas, esos pensamientos tienen aplicación cuando se encara la solución de ellos.

 

Este conjunto de ideas fue expresado hace casi una década, cuando todavía no había aparecido en el firmamento mundial el trascendente fenómeno de la globalización, y frente al significativo impacto que este produjo en la sociedad los problemas del Leonismo en lugar de atenuarse se agravaron. Por eso considero conveniente reiterar tales conceptos porque tienen plena vigencia para ratificar la necesidad de ajustar la marcha del Leonismo, porque desde entonces no hemos advertido que se produjeran modificaciones importantes en el quehacer leonístico conducentes a la adecuación que requiere la superación definitiva de esas situaciones difíciles, y en cambio hemos visto aparecer nuevos problemas que también reclaman atención.

 

No obstante lo expresado debemos ser conscientes y aceptar que en una organización de carácter mundial como la nuestra se debe ser muy cauto en los ajustes que podría plantear el cambiante escenario donde debe desenvolverse el Leonismo, sobre todo en aquello que implicara modificaciones estructurales o de Funcionamiento. Y en ese sentido sabemos que la conducción internacional se ha caracterizado por el gradualismo y la prudente decantación de las alternativas posibles para medir adecuadamente sus implicancias, lo que lógicamente demanda su tiempo. Pero mientras tanto e independientemente de ello hay ciertas urgencias que podrían ser resueltas a nivel de Distrito o de Club dentro de su propia competencia funcional y estatutaria, sin perjuicio de aquellas soluciones de fondo que arbitrará nuestra Matriz en el momento que estime oportuno.

 

Eso indica que es imprescindible revalorizar la importancia del León y el rol que está llamado a desempeñar dentro de nuestro Movimiento y motivarlo cuando se lo convoque para que cumpla funciones dentro de la conducción del Distrito. Lo mismo deberá hacerse cuando se encare su instrucción y capacitación leonística, porque de esa manera se mejorarán las posibilidades de que se conviertan a corto plazo en los dirigentes calificados que reclama el perfeccionamiento de la gestión del Distrito.

 

En ambos casos se debe promover en los Clubes la activa participación de los Leones para que asuman un rol con mayor contenido protagónico, y convocar asimismo a las mejores reservas intelectuales y espirituales a nivel de Distrito y de país para que se aporten ideas creativas y renovadoras. Esto sería más fácil de obtener si asumimos un compromiso sincero y todos hacemos nuestra autocrítica leonística con humildad, seguros que eso nos va a ayudar a disponer nuestro ánimo para encarar los ajustes y las rectificaciones que reclama la recuperación efectiva de nuestro Leonismo.

 

05. Los destinatarios de este trabajo

 

Mi experiencia en la actividad leonística me ha enseñado que veces no se interpreta correctamente la intención de aquellos Leones que se ofrecen para colaborar y en forma espontánea efectúan aportes constructivos sobre cuestiones leonísticas. Su intervención a veces no es vista con buenos ojos o molesta. Por eso, para justificar el atrevimiento de este nuevo trabajo dejo en claro que el mismo no pretende desconocer ni subestimar el conocimiento o la capacidad de nadie, y si le destiné tiempo y esfuerzo para hacerlo es porque estoy convencido que puede ser de utilidad para muchos buenos Leones que quieren aprender. Y al respecto no puede ignorarse que a lo largo de nuestra existencia siempre estamos aprendiendo cosas de esa Gran Maestra de todos que es la Vida.

 

Viene al caso recordar la anécdota de uno de los Presidentes Internacionales que nos visitara, cuando señaló que le sorprendía que dentro del Leonismo siempre estaba aprendiendo algo. Cuando accedió a Tercer Vicepresidente pensó que con su experiencia anterior y los años de Director Internacional poco era lo que le quedaba por conocer, y se equivocó. Que lo mismo le ocurrió después durante las otras Vicepresidencias, y le estaba sucediendo en ese entonces como Presidente Internacional. Con eso quiso significar que los Leones tenemos que hacer un voto de humildad y dejar de lado la soberbia de pensar que lo sabemos todo y que ya no necesitamos de nadie, porque trabajar en equipo en los grandes desafíos es fundamental.

 

Este trabajo no será de provecho a quienes consideran que ya saben todo lo que necesitan saber al respecto, precisamente por esa razón. Tampoco está dirigido a quienes son o ya han sido Gobernadores de Distrito porque cada uno ya realizó su propia experiencia en la materia o la está viviendo, y esto es para quienes aún no han transitado ese camino. Por eso está dedicado a los Leones que aspiran a asumir en un futuro cercano un rol de significativa importancia en la conducción de su Distrito y que valoran y aceptan aportes para mejorar sus posibilidades de éxito. Y lo he hecho porque pienso que todos debemos tratar de apoyar a quienes quieren ser líderes de fuste de nuestro Leonismo, y acercar nuestra colaboración personal como manda nuestro Código de Etica, "sin pedir nada por ello".

 

En este trabajo, quienes aspiren a ser elegidos Vicegobernadores o estén revistando en esa función encontrarán una guía para disponer de una visión integral de los principales aspectos de la gestión que deberán llevar a cabo si finalmente son elegidos para la conducción de su Distrito. Pero cabe advertir que todo esto es solo una contribución de base a partir de la cual deberá agregarse la parte personal de cada candidato para enriquecer y darle características propias a su propuesta.

Con lo expresado queda en claro que siempre le resultará ventajoso aprovechar las orientaciones de la Asociación y los consejos de otros Leones que le brinden como colaboración porque cuando deba enfrentar su propia gestión tendrá que efectuar los aportes de su personalidad en forma ineludible para sentirse realmente realizado en esa función. Su situación se bastante semejante a la de un boxeador, que sabe que además de contar con la guía y los consejos de su mánager, en el ring es él quien tiene que demostrar todo lo que sabe y vale, porque en última instancia será quien deba enfrentar y resolver las situaciones que presente el combate.

 

 

Segunda parte

PLANIFICACION DE LOS OBJETIVOS

 

06. La improvisación y sus consecuencias

 

Cuando un León asume la responsabilidad de dirigir los destinos de un Distrito debe ser consciente que para generar espectativas favorables en la Selva distrital y luego darle satisfacción en la forma esperada debe planificar su acción futura y evitar las improvisaciones. Cuando no lo hace y en lugar de prever improvisa, esta actitud terminará por deslucir su gestión y será una causal importante cuando a pesar de los esfuerzos de sus colaboradores solo se alcancen magros resultados.

 

Es lógico que en ocasiones el curso de los acontecimientos plantee situaciones imprevisibles y deba actuarse sobre la marcha, pero sabiendo que esa eventualidad puede ocurrir es necesario que

todo lo que sea factible de programar y organizar con anticipación se planifique para lograr así una gestión racional y previsible que aseguren un mayor margen de posibilidades de que se alcancen con éxito los objetivos que se planifiquen.

 

Cuando se procede de esta manera las decisiones que se adopten con tiempo y sin urgencias pueden responder naturalmente a un esquema de directivas básicas meditado, decantado y congruente, lo que aumentará las posibilidades de acertar en ellas. Por eso resulta aconsejable evitar las improvisaciones y preparar con tiempo un programa de actividades que sea serio, organizado y factible de realizar.

 

Esta actitud es conveniente que se transmita a quienes conformarán su equipo de colaboradores a fin de que cada uno también en su esfera de actuación programe su accionar para que todo el conjunto actúe de manera previsible. Si después no lo hicieren sus improvisaciones estarían augurando despreocupación de los responsables por cumplir con su cometido.

 

Es conveniente destinar un pequeño espacio de tiempo para reflexionar que a veces se adoptan actitudes diferentes frente a la acción y las consecuencias de la elección se refleja en los resultados. Así a veces

 

1º. Hacemos algo y después pensamos, o

2º. Primero pensamos y después hacemos.

 

Si recurrimos a nuestra propia experiencia ella nos indicará que en el primer caso es mucho más difícil acertar con la decisión correcta que en el segundo. Que en la primera es más fácil incurrir en errores u omisiones que en el segundo, y junto a esa conclusión aparecen una serie de argumentos lógicos. Y si eso es así tenemos que ser lo suficientemente inteligentes para fijarnos como línea de conducta pensar bien en lo que vamos a hacer para hacerlo lo mejor posible.

 

07. Los tiempos del candidato

 

De acuerdo a lo que estipula el inc. c) Sección 7 del Artículo IV de los Estatutos y Reglamentos Internacionales, para acceder a la máxima jerarquía de la organización distrital el León además de reunir otros requisitos, como paso previo a Gobernador normalmente se requiere que esté ejerciendo el cargo de Vicegobernador del Distrito del cuál será elegido. Es decir que antes de ser Gobernador tiene como mínimo un año de plazo para que se prepare como corresponde para cumplir tal función, y en ese sentido hay que destacar que nuestra Asociación ha sido previsora, brindándole la oportunidad de que pueda conocer el estado del Distrito y el desenvolvimiento de los Clubes, y tiempo para que pueda organizarse en forma excelente .

 

En efecto, este conocimiento es obligado porque el Vice Gobernador es el principal asistente administrativo del Gobernador, actúa bajo su supervisión y dirección y debe cumplir las funciones que este le asigne. Pero además, entre las responsabilidades específicas que le asigna el inciso 2) de la Sección 5 del Artículo 11 de los Reglamentos Internacionales, figura la de preocuparse por conocer las funciones del titular del Distrito para estar mejor preparado para asumir las responsabilidades de dicho cargo si por cualquier circunstancia quedare vacante.

 

Atento a ello el Vice Gobernador al mismo tiempo que colabora en forma sincera y responsable con el Gobernador debe observar con sentido crítico todo lo que refiere a la gestión distrital, de cuya conducción forma parte, a fin de ver cuáles son los aspectos positivos que puede tomar como referencia concreta cuando sea él quien lo dirija, y cuáles considera que podrían mejorarse o deberían realizarse de manera diferente para obtener mejores resultados. No hacer las cosas porque antes se hicieron así sino evaluar con tiempo y sin apresuramiento cuáles, desde su óptica personal, podrían continuarse en la misma forma y cuáles en cambio deberían mortificarse para optimizar la gestión.

 

Resulta obvio recomendar que en ese sentido se debe ser respetuoso con las decisiones del León Gobernador porque es él quien en su ejercicio tiene la autoridad para conducir el Distrito según su propio criterio al respecto y merece la mayor colaboración y apoyo. En consecuencia, lo que se está indicando es que el Vice Gobernador en ese lapso aproveche la experiencia conductiva de la que está participando para extraer enseñanzas al respecto dentro de ese proceso de preparación previa que le exige nuestra Asociación.

 

Las pautas contenidas en el presente trabajo también apuntan a lo mismo, es decir, a proveerlo de sugerencia e informaciones que le sirvan de elementos de análisis para ayudarlo a planificar mejor el cumplimiento de sus obligaciones y responsabilidades cuando esté al frente del Distrito, porque todo eso conducirá a beneficiar al leonismo en su conjunto.

08. La determinación de los objetivos

 

Existe un conjunto de obligaciones y responsabilidades que deben satisfacerse que son inherentes a las funciones de Gobernador de Distrito y están determinadas en la normativa de los Estatutos y Reglamentos Internacionales. Pero además de ello está el enfoque personal del León que ha sido elegido para ejercerlas que hace a su programa de trabajo y a las otras metas leonísticas que él puede fijarse como Líder de su Distrito. Guardando las distancias eso mismo es lo que ocurre con el Presidente Internacional para la conducción a nivel mundial.

 

De conformidad a lo expuesto en la primera parte de este trabajo invito al León que aspira a dirigir los destinos del Distrito y que está leyendo estas líneas a que se formule las siguientes preguntas:

a) Para qué quiero ser Gobernador de mi Distrito? Para hacer más de lo mismo o para aprovechar lo bueno y también hacer lo necesario para mejorar globalmente la conducción?

b) Qué pretendo de mis colaboradores? Cómo conciliar amistad con la necesidad de trabajo y apoyo efectivo?

 

A continuación penetraremos un poco más en estos temas.

 

  • Para qué quiero ser Gobernador de mi Distrito?

La pregunta se formula porque en su carácter de representante de la Asociación dentro del Distrito el Gobernador funcionalmente debe prestar atención a dos aspectos principales: por una parte lo que le atañe como el dirigente administrativo principal de la Matriz en su Distrito, y por la otra, todo lo concerniente a fomentar los propósitos y objetivos leonísticos de la Organización. En este segundo caso está llamado a actuar como el Líder del cual los Leones y los Clubes esperan un mensaje y orientaciones especiales. En este aspecto el campo que se le ofrece es inmenso para su lucimiento personal a fin de poner en evidencia que además de sus habilidades como buen administrador puede enriquecer su gestión con el brillo de su creatividad, imaginación y empuje para trabajar por el Leonismo, y en particular para hacer su aporte en los aspectos analizados al comienzo.

 

Por eso la primera determinación a tomar es resolver en forma razonada si opta por realizar una gestión con acento en lo burocrático y administrativo o si además de eso también llevará adelante la transformación positiva que está reclamando el Leonismo. Las exigencias y el trabajo en uno u otro caso serán diferentes, como también será diferente la imagen que transmitirá a la Selva del Distrito según sea su elección. Para evitar interpretaciones erróneas se aclara que en ambos casos deberá actuarse con seriedad y dedicación porque está en juego la conducción del Distrito, y también, en cualquiera de estas dos situaciones necesita asegurarse que contará con los apoyos necesarios para cumplir con sus responsabilidades con éxito.

 

Lo que no debería hacerse es que, por seguir la ley del menor esfuerzo, a priori decida continuar en forma rutinaria al frente del Distrito, sino comprender que es necesario evaluar bien los problemas y situaciones que podrían ser motivo de ajuste y después resolver al respecto. A esos efectos es aconsejable que considere la cuestión con algunos Leones que en principio formarían parte de su equipo de trabajo, para que contribuyan con sus sugerencias y opiniones en la revisión de los aspectos del Distrito que considera que podrían mejorarse, pensando no solo en el problema en sí sino también en la o las personas que podrían ocuparse en llevar adelante la iniciativa. Si el León se inclina por buscar el cambio con creatividad, imaginación y empuje esta tarea previa es sumamente importante y beneficiosa para entusiasmar, comprometer e integrar gente para su proyecto de programa.

 

  • Qué pretendo de mis colaboradores?

Llegado a este punto se debe reflexionar sobre la elección de los colaboradores porque al respecto generalmente juegan factores que pueden generar un conflicto consigo mismo: cómo conciliar la amistad y el afecto personal a ciertos Leones con la posibilidad de que ellos aporten en la medida deseada la capacidad, el tiempo y el esfuerzo que requerirá la función que piensa confiarles. Es indudable que si reúnen esas dos condiciones simultáneamente es el ideal, pero si no ocurre así debe reflexionarse que hay algunas áreas funcionales que es vital para el Gobernador que funcionen muy bien, como son la Secretaría, la Tesorería y la de Control de Gestión, y allí, si no es posible reunir en la misma persona los aspectos de calidad funcional y amistad entrañable, un análisis objetivo aconsejaría que para esas funciones habría que dar prioridad al primero.

También debe tenerse la precaución de darle cabida dentro del Gabinete a aquellos Leones de trayectoria leonística singular porque su presencia enriquece la valoración del conjunto y siempre es fuente de consulta para casos en que sea necesario contar en el momento con opiniones de valía.

 

09. La elección y motivación de los colaboradores

 

Hechas las aclaraciones del punto anterior la elección de los colaboradores debe hacerse, teniendo en cuenta cuáles son las exigencias del programa que se pretende llevar a cabo, porque del acierto de esta elección depende gran parte de las posibilidades de lograr el éxito esperado. Pero además es de suma importancia transmitirles a ellos la motivación necesaria para que se sientan consustanciados y se identifiquen con los objetivos que se proponen para que pongan en evidencia su efectiva voluntad de colaboración y de esa manera asegurar que el trabajo en equipo rinda los frutos deseados.

 

Pero si además se intenta introducir el concepto de "calidad total" dentro de la conducción distrital lo fundamental es involucrar a todos los integrantes de la organización para que participen razonadamente convencidos de las ventajas que se derivan de una actitud continuada tendiente a buscar mejorar las cosas y no como algo circunstancial o de corto plazo. Por eso hay que convencer que actuando de esa manera se pondrá en marcha un mecanismo con el cual a través del tiempo se alcanzará y mantendrá una calidad leonística que será de valor incalculable para superar la mayoría de los problemas del Distrito y de los Clubes que funcionan en él.

 

Aquí es donde estarán en juego las dotes de Líder del León, porque de él dependerá fundamentalmente que logre comprometer colectivamente a todos sus colaboradores -y al Vicegobernador en particular- para que trabajen considerando que sus cargos son para ocuparlos como actores y no como espectadores más o menos interesados y críticos. De su habilidad y carisma dependerá motivarlos para que contribuyan a que el Distrito alcance la máxima calidad posible y la mantenga indefinidamente. Para eso debe incitarlos a que asuman como algo propio la tarea que se les confíe y sentirse identificados con ella de forma tal que sientan entusiasmo, alegría y placer cuando las cosas se hagan bien.

 

Al respecto cabe señalar que cuando se esté impartiendo esa motivación hay que detenerse en destacar que si bien es cierto que se propugna una actitud que debe ser compartida con otros dentro del conjunto, cuando se trabaja para obtener la calidad total ello lleva a la auto realización de cada uno, siempre en la medida que este esté identificado con ella, la sienta, la comparta y la practique. Por eso, trabajando en pos de la calidad total todos se verán beneficiados: el Leonismo, el grupo que trabaja para lograrla y cada uno los que intervienen en forma individual. Esta no es una apreciación personal sino que los expertos en el "Kaizen" japonés sostienen que esta mejora continua provoca satisfacción en los que participan de ella y tiende a un crecimiento personal que conduce a una vida más plena, más próspera y de más calidad, porque se transforma en una actitud que es posible practicarla en forma permanente frente a ella.

 

En síntesis, reiteramos aquí que la calidad total no es un hecho coyuntural sino un proceso para adoptar concientemente una actitud positiva y madura que procura ir mejorando en forma progresiva y sistemática para que siempre se trate de hacer las cosas bien y no simplemente de hacerlas para cumplir mediocremente. Pero con la advertencia de que el espíritu de la calidad total no se impone porque lo que resulta fundamental es lograr en la persona el convencimiento y el deseo de proceder de esa manera, es decir, motivar y explicar su esencia con insistencia, como aquí se hace, para que arraigue en nuestros interlocutores la voluntad de actuar de acuerdo a esas pautas. Entonces los

beneficios derivados de la calidad total serán gozados en forma sistemática y hasta inconsciente, por haberse transformado en un estilo de vida que será aplicado naturalmente en los más diversos

campos de su actividad personal.

 

Este es un tema que por su importancia y trascendencia tendría que ser cultivado preferentemente en la relación del Gobernador con el Vice Gobernador porque este último, si participa de la idea, será quién deberá asumir como tarea asegurar la continuidad de esa metodología de acción en la conducción del Distrito.

10. El ejercicio del liderazgo y las relaciones humanas

 

El liderazgo es una valiosa cualidad y sintéticamente quiere significar guiar o conducir algo hacia una meta u objetivo por el camino más corto y conveniente. Si alguien a quien se ha confiado el liderazgo actúa en forma mediocre defraudará las espectativas que despertara en sus seguidores y los resultados de su acción arrastrará al conjunto a producir una pobre gestión con mezquinos resultados.

 

Al liderazgo se lo relaciona con el ejercicio del poder de mando y está directamente vinculado con el arte de conducir, pero desde el punto de vista de lo que es nuestro Movimiento, su ejercicio debe ser concebido además dentro de ciertas pautas ideales de conducta, porque el Leonismo le exige al León que primero tiene que aprender a servir, porque el lema Nosotros Servimos lo obliga a que predique con el ejemplo.

 

Quien ha sido elegido como Líder del Distrito y aceptado como tal debe comprender la importancia que tal distinción implica y las consiguientes responsabilidades que trae aparejadas. Y en el ejercicio del cargo recordar que se estará dirigiendo a personas adultas, generalmente más acostumbradas a mandar y dar orientaciones que a recibirlas. Que cuentan con su propia experiencia en muchos campos del desarrollo humano, y por eso, para transmitir con acierto sus orientaciones y recomendaciones y lograr comunicación y aceptación de los demás deberá actuar con respeto, flexibilidad y tolerancia.

 

Quiero puntualizar también que el Leonismo obtiene su energía vital de las personas que libremente se han incorporado al Movimiento haciendo una demostración de voluntarismo generoso y desinteresado, y en ese sentido actúan sobre todo en base a sus convicciones y no como una respuesta obligada por las indicaciones que pretendan imponerles los dirigentes. Por eso uno de nuestros objetivos es "unir a los socios en vínculos de amistad, buen compañerismo y mutuo entendimiento".

 

En consecuencia es importante que dentro del Gabinete y en las relaciones de éste con los Clubes y sus Selvas se cultiven las relaciones humanas para asegurar esa convivencia de tolerancia y respeto recíproco que es tan cara al Leonismo. Así mismo es una manera inteligente de estimular la cooperación y participación del equipo que lo integra y obtener una buena respuesta por parte de los Clubes. Y así mismo acordarse de practicar la recomendación de nuestro Código de Etica cuando indica que hay que "ser parco en la crítica y generoso en el elogio".

11. Los pilares del apoyo a los Clubes: orientación funcional,        asesoramiento y estímulos

 

El Gobernador del Distrito junto con su Gabinete tiene la obligación de hacer cumplir las disposiciones administrativas y leonísticas de la Asociación Internacional de Clubes de Leones, y apoyar y fomentar los propósitos y objetivos del Leonismo. En cumplimiento de esa obligación tiene que estimular y asistir a los Clubes de su Distrito, para lo cual deberá mantenerse informado e interesarse sobre sus actividades y ayudarlos con su intervención personal o a través de sus colaboradores para que se consoliden y tengan mayor éxito es su gestión.

 

En consecuencia es importante que todos entiendan que si bien ocupan un sitial de privilegio en la organización del Distrito eso acrecienta su compromiso de actuar en función de servicio, porque el Liderazgo no es un título honorífico sino que entraña fundamentalmente mayor responsabilidad, porque Leonismo es servir por vocación "sin pedir nada por ello".

 

La autoridad de que se encuentra investido el Líder por el cargo que detenta no es para recibir honores sino que éstos son un reconocimiento de aquella por lo que esperan que él haga, porque el liderazgo no es un sillón para su comodidad o exaltación, como ya se ha dicho, sino es un timón que se le ha confiado para que conduzca con calidad y esfuerzo a sus seguidores a fin de que se logren objetivos comunes.

 

Los pilares que sustentan el apoyo que debe brindarse a los Clubes son los siguientes: orientación funcional para que su desenvolvimiento interno sea más eficiente y armónico y se realice con ajuste a las recomendaciones y obligaciones administrativas que los mismos deben satisfacer para facilitar el funcionamiento de la Asociación. Esto es muy importante teniendo en cuenta el tamaño de la organización y el ámbito mundial donde se desenvuelve. Para el éxito de esta tarea tienen mucho que ver la actividad desplegada por la Secretaría y la Tesorería del Distrito con la adecuada participación y apoyo que les cabe a los Jefes de Zona.

 

Otro de los aspectos de singular importancia es el del asesoramiento que se les debe brindar en forma periódica para que puedan desarrollar mejor sus actividades leonísticas. Esto habitualmente queda en manos de los Funcionarios que han sido designados precisamente a esos efectos y los Asesores, a fin de que ilustren y motiven a los Clubes para llevar adelante diferentes formas de actividades leonísticas. Estos Funcionarios y Asesores tienen que tomar una participación activa y para ello cuentan con un importante material que les provee la Asociación que deben manejar con habilidad, creatividad e imaginación. No requerir de los Clubes informaciones excesivas para aumentar su conocimiento personal sobre el tema sino proporcionarle ideas y consejos oportunos al respecto y motivarlos para la acción.

 

Y el tercer pilar de estos apoyos significativos es el que refiere a los estímulos que se les debe brindar para incentivar el accionar de los Clubes. Uno de ellos es el que se lo conoce como Concurso Distrital, una especie de competencia por medio de la cual se conceden distinciones siempre que se den cumplimiento a determinados condiciones que son establecidas al iniciarse el ejercicio leonístico. En ese sentido es conveniente que cuando se fijen las mismas no se pierda de vista que se están reglamentando estímulos a la acción de los Clubes. Se llama la atención sobre esto porque si se lo usa como un elemento compulsivo que de entrada margine a muchos Clubes de la posibilidades de alcanzar algún reconocimiento, porque entonces para ellos el Concurso no les ofrecerá ningún aliciente. En consecuencia, lo que se pretenda lograr utilizándolo como señuelo para que mejoren su performance en su caso no surtirá ningún efecto.

 

También existen otras formas de estímulos espirituales que pueden ser aplicados a lo largo del ejercicio para premiar el esfuerzo, la dedicación y la identificación leonística, porque estas recompensas siempre son bien recibidas por los Leones cuando hacen Leonismo. Lamentablemente no se le da la importancia que merecen a estas pequeñas gentilezas que sirven para estimular a los Leones y despertar en ellos una pizca de orgullo para acrecentar el placer de servir, porque eso hace que las personas se integren más plenamente al Club y al Movimiento. Es un error que en nada ayuda a promover un clima de excelente convivencia dentro del Leonismo el retacear una palabra amable dicha en el momento oportuno, o unas pocas líneas destacando un esfuerzo, una actividad, una acción o un gesto. Por el contrario, persistir en esa actitud va enfriando las relaciones, y el entusiasmo de los que trabajan por el Leonismo.

 

Esta recomendación vale tanto para el León Gobernador como para los miembros de su Gabinete, porque actuando de esa manera se hará una importantísima contribución para crear la armonía y la sana camaradería dentro de la Selva distrital, algo que es sumamente valioso y que por lo general se, desatiende y se descuida en forma imperdonable.

12. El plan de trabajo

Con todo lo que ha sido expuesto hasta aquí se está en condiciones de esbozar un plan de trabajo, el que estará en relación directa con lo que pretenda realizar el candidato, con sus aspiraciones y con sus posibilidades. Sus aspiraciones pueden ser modestas o tener una envergadura mayor y eso necesariamente se verá reflejado en la planificación de lo que piensa hacer él con la ayuda de su equipo. Las metas pueden ser más o menos ambiciosas pero siempre deberán ser realistas y factibles de realizar en el corto o mediano plazo, y eso estar previsto en el programa.

 

Salvo la creación del cargo de Vicegobernador de Distrito y todo lo referido a su desenvolvimiento funcional desde hace años nuestra Asociación no ha introducido modificaciones significativas en lo que constituye la dinámica interna del Distrito. Por eso viene al caso tratar de provocar un cambio de mentalidad para agregar a lo que se está haciendo el concepto de eficiencia con sentido orgánico. Esto es sumamente conveniente para lograr una mejora de carácter sustancial en su desenvolvimiento, y si la empresa tiene éxito ello beneficiará a toda la vida Leonística del Distrito.

 

Lo que estoy propugnando es que dentro del plan de trabajos que se piense desarrollar se incluya como punto de aplicación global, una acción concreta encaminada a alcanzar una mayor eficiencia en el esfuerzo y tender a implantar el principio de calidad total en todos los resortes de la conducción del Distrito. Este es un aspecto respecto del cual ya me he referido en otra parte de este trabajo, y sus consecuencias favorables se verían reflejadas también en el desenvolvimiento interno de los Clubes.

 

Pero además de ello el candidato con la ayuda de un grupo entusiasta de Leones progresistas y creativos podría visualizar imaginariamente otras modificaciones que desde el punto de vista ideal podría tener en cuenta para tender a incorporar a la conducción del Distrito los adelantos técnico-administrativos que ofrece la sociedad en la actualidad. Eso sin lugar a dudas importa un desafío mayor, importante y trascendente. En el caso que surgieran preocupaciones o iniciativas de este tipo, por su naturaleza y complejidad demandaría el concurso de un grupo de Leones que sin la obligación de tener que atender otras funciones dentro del Gabinete se los convoque para que tomen a su cargo el estudio y consideración de proyecto y se expidan al respecto.

 

Si la iniciativa es ambiciosa es indudable que no será fácil llevar esas ideas a la práctica de inmediato y demandará tiempo analizarla y estudiarla en profundidad para determinar primero su conveniencia y factibilidad. Es razonable y deseable que así sea para evitar improvisaciones o actuar con ligereza, porque eso es altamente riesgoso y perjudicial. Por eso concebir ese cambio funcional o estructural y la forma y oportunidad de ponerlo en práctica lógicamente excederá del tiempo que se dispone dentro de un solo ejercicio leonístico, por lo que iniciativas de este tipo deben planificarse y darse a conocer previamente a la Selva Distrital para que preste aprobación a que se haga el estudio preliminar y se considere su factibilidad.

 

Se formulan estas consideraciones para que, si realmente se tiene el convencimiento de las ventajas que podrían derivarse de introducir en el Distrito innovaciones que por ejemplo ya han rendido buenos frutos en otras organizaciones de la sociedad, el candidato no se debe sentir frustrado porque se trate de algo que no podría llevar a cabo en su ejercicio. Porque puede ser el iniciador del proyecto aunque éste solo sea factible culminar por etapas.

 

En consecuencia, al planificar su tarea puede dividir sus acciones en tres tipos, a saber: las de aplicación inmediata; las de corto plazo, y las de largo aliento. Las acciones de aplicación Inmediata son aquellas que deben ser observadas desde el inicio del ejercicio leonístico y generalmente son las que están relacionadas con las actividades propias de la Secretaría y la Tesorería de la Gobernación (Concurso distrital, apertura de cuentas bancarias, directorio de autoridades del Distrito y de los Clubes, etc.) Las acciones de corto plazo son por ejemplo las directivas que se imparten a los Funcionarios y Asesores de la Gobernación que deberán aplicar en el curso del ejercicio, y las acciones de largo aliento son precisamente aquellas iniciativas del Gobernador que demandan un estudio y consideración especial que generalmente es realizado por caracterizados Leones del Distrito que en esa oportunidad no forman parte del Gabinete, o con la participación de algún Funcionario del mismo para que actúe como enlace. Estos constituyen valiosos grupos de apoyo del Gobernador a quienes éste le confía estudiar y desarrollar determinada iniciativa a los efectos de establecer su factibilidad a fin de que le presenten sus conclusiones o propuestas concretas.

Con respecto a esto último, y sin que ello entrañe ninguna crítica para nadie, el caso de la fundación de nuevos Clubes de leones podría ser uno de los casos en los cuales la acción ha desarrollar dentro del Distrito podría ser complementada con la participación de uno de esos grupos de apoyo, el que podría estar conformado básicamente con la participación de ex Gobernadores. Se estima que podría resultar importante tratar de realizar una tarea de campo para efectuar un trabajo concreto y personal sobre esta materia en cada región o en cada provincia en particular. No solo explicar cómo se debe hacer sino haciéndolo, con la intervención directa de personas determinadas a quienes se le encomienda un caso concreto en una localidad o ciudad determinada.

 

Este grupo de trabajo podría estudiar por ejemplo cuales son las localidades de más de 5.000 habitantes de una determinada provincia o región que no cuentan con Club de Leones. En base a dicho listado con participación de Ex Gobernadores oriundos de esas áreas y Leones de Clubes cercanos que funcionan en ella profundizar el análisis para determinar a groso modo su situación económica y principales actividades desarrolladas allí, para luego establecer por intermedio de quiénes se podría tener un contacto inicial con personas representativas del lugar con quienes iniciar conversaciones. A partir de allí se podría iniciar el trabajo introductorio para motivar a quiénes serían las personas claves del lugar para que sirvan de convocantes a otros vecinos y los interesen sobre Leonismo, etc. El mismo grupo de trabajo podría establecer un patrón común para que la forma de actuar sea la más conveniente y cuente con consenso a fin de facilitar la tarea.

 

Lo que he mencionado es opinable y puede ser motivo de los ajustes que se crean necesarios porque solo tiene por objeto demostrar que una tarea de esa naturaleza no sería incompatible con la que realizan un asesor o grupo de asesores y supera sus posibilidades de acción. No reemplaza lo que ellos pueden hacer sino que lo complementaría, dando participación a Leones cercanos a los lugares donde podrían fundarse Clubes y reduciría tiempo y costos. Lo que si sería indispensable es conseguir que realicen una acción coordinada y armónica donde todos apunten para el mismo lado y dejen de lado cualquier actitud conflictiva o de predominio.

La realidad que nos envuelve y como consecuencia del nuevo escenario que presenta la sociedad ya no resulta suficiente, como quizás pudo tolerarse en otras épocas, que se destine todo el tiempo a atender los aspectos administrativos o burocráticos para que el Leonismo pueda funcionar como organización. Ahora es necesario comprender que también es imperativo enfrentar problemas de fondo, los que entre otras cosas trascendentes involucraría estudiar las posibilidades de replantear las actividades de servicios de los Clubes para cumplir con sus fines sin estar excesivamente condicionados por los recursos disponibles.

 

Son cuestiones que, por delicadas y complejas no deben ser dejadas de lado, sino que lo único de que pueden convencernos es que no la podremos realizar solos. En eso estamos plenamente de acuerdo, pero hay que encontrarle solución, y ella en mi opinión está dada por encarar la empresa con espíritu amplio y convocante para lograr un esfuerzo solidario y compartido. Y hay que comenzar por encarar los proyectos ambiciosos y de largo aliento que necesita el Leonismo para salir del estancamiento en que se encuentra. No saldremos con paliativos sino recurriendo a la

capacidad creadora de los Leones que tiene el Distrito en todos sus  niveles y en el entorno formado por sus amistades, para que con el aporte de todos se logre proponer soluciones trascendentes y la manera de cómo llevarlas a la práctica. Eso insuflará una nueva vida dentro del Distrito y los motivará para salir del "quietismo" que está conteniendo los esfuerzos por volver a crecer.

 

Finalmente, si existe compatibilidad conceptual entre el Gobernador y el Vicegobernador se pueden encarar estos estudios de largo aliento para ir avanzando sobre las situaciones complejas para ver si es posible encontrarles la debida solución y no dejarlos siempre de lado porque son difíciles de resolver.

 

No hay que echar en saco roto el mérito de encarar con seriedad y tiempo los problemas de fondo que tiene el Leonismo a nivel Distrital porque al dárselos a conocer a los Clubes es indudable que en ellos tomará una nueva dimensión la imagen de sus dirigentes, despertando su interés por sumarse a la empresa.

 

13. Los integrantes de Gabinete: asignación de funciones, especificación de 

objetivos y seguimiento

 

En la última parte del punto 8 me referí a la dicotomía que puede presentar la amistad con un León y la posibilidad de que éste pueda o no cubrir necesidades que deben ser satisfechas en determinadas funciones, y doy por reproducidos los conceptos. Como principio general cuando se eligen a quienes habrán de ser invitados a integrar el Gabinete o a algún grupo de apoyo como los mencionados precedentemente, se deben tener en cuenta los Leones que se muestran activos y capaces y ponen entusiasmo en las actividades leonísticas, y no olvidarse de los que cuentan con una trayectoria leonística que los transforma en representativos del Distrito. Eso es lo que también hace nuestra Asociación con sus Ex Funcionados Internacionales para mantenerlos activos.

 

En la primera reunión de Gabinete y en las ocasiones que resulte oportuno debe informar a sus colaboradores el contenido de su programa como directiva global, como orientación para el trabajo del conjunto, sin perjuicio de sus pautas especificas para determinados funcionarios. Esto es conveniente para que todos tengan noción de cuáles son las metas que se pretende alcanzar en el ejercicio, pero se debe ser más preciso sobre las pautas de trabajo y el rol que deben jugar los Jefes de Zona en particular.

 

Aunque sea reiterativo no dejar de exigirles a los mismos que presten apoyo y colaboración a la Secretaría y la Tesorería con el objeto de controlar que los Clubes cumplan bien y en término con el envío del Formulario de Movimiento de Socios y Actividades y realicen sus pagos como corresponde, al Distrito y a la Asociación. También es conveniente hacerles algunas recomendaciones, y no por sabidos dejar de reiterarles q ue deben hacer lo necesario para que las reuniones del Comité Asesor sean interesante, que se cultive la camaradería, que haya orden, que comiencen y concluyan puntualmente y dentro de un término razonable. Que en ellas se intercambie información sobre los Clubes del área y se brinde una buena dosis de motivación leonística.

 

Con respecto a las Asesorías es conveniente que establezca una pauta de trabajo mínimo a cumplir, salvo aquellos casos en que sus espectativas sean mayores, lo cual se lo deberá precisar al León Asesor para que sepa qué es lo que espera de él.

 

Como el Secretario y el Tesorero estarán absorbidos por sus obligaciones específicas es conveniente que designe un León de su confianza que sea diestro en el manejo de las relaciones públicas para que lleve adelante las funciones de Control de Gestión con respecto al cumplimiento de las metas fijadas a los Funcionados y Asesores de Gabinete o al trabajo de alguna Comisión Especial a la cual el Gobernador hubiera encomendado algún estudio o tarea específica. Este Funcionario es quién tomará conocimiento de los informes que todos periódicamente deben remitir a la Gobernación con lo actuado por ellos y efectuará un seguimiento del cumplimiento de las pautas que se hubieran establecido. Si fuere necesario con todo tacto podrá solicitar a los mismos algún dato complementario o aclaratorio para a su vez preparar una síntesis informativa con la que acompañará todos los informes recibidos a conocimiento del Gobernador. Este tomará conocimiento y en su caso dispondrá lo que estime oportuno.

 

Al armarse el Gabinete hay que cerciorarse que exista una cadena de mandos definida y que los problemas de más bajo nivel se resuelva en el mismo y no pasen a los superiores, porque así se comienza a practicar y a ejercer las habilidades del liderazgo.

 

Tercera parte

ASPECTOS IMPORTANTES DE LA GESTION 

 

14. Funciones administrativas, de control y de liderazgo

 

El Gobernador es el funcionado administrativo de mayor nivel de la Asociación dentro del Distrito y en ese carácter debe ejercer funciones administrativas y de control para que los Clubes de Leones que están dentro de su jurisdicción cumplan bien y en término con lo que les reclama la Matriz Internacional. Estas funciones administrativas y de control generalmente no las ejerce en forma personal sino que las delega en algunos de sus colaboradores, fundamentalmente en el Secretario y el Tesorero del Distrito y en los Jefes de Zona. En virtud de ello la Asociación le suministra a tales colaboradores en forma directa una sede de indicaciones para coordinar sus actividades y uniformar la marcha de toda la Organización, pero como la responsabilidad de que estas tareas se cumplan debidamente recae sobre el Gobernador, sin perjuicio de las recomendaciones de la Matriz al iniciarse el ejercicio deberá impartirles en forma expresa sus propias indicaciones al respecto, para asegurarse que todo se realice según quede establecido.

 

En lo que hace a las funciones de Liderazgo estas se refieren fundamentalmente al aspecto leonístico y en ellas debe poner el acento de su actuación personal, porque la Selva del Distrito espera de él que renueve en todos su identificación con el Leonismo, y recibir un poderoso incentivo para superar sus problemas y afirmarse en su vocación de servicio. Si esto lo hace bien su imagen crecerá y su intervención en la vida del Distrito será recordada positivamente.

 

De Igual manera es muy importante lo que pueda realizar en el mismo sentido con los integrantes de su Gabinete para estimular que se sientan consustanciados con su programa de actividades y mejor dispuestos para aportar al mismo su capacidad y esfuerzo. Y al mismo tiempo inducirlos a que dentro de su actuación presten atención a practicar ellos tambiénm ese liderazgo leonístico que motive a los Leones a hacer leonismo.

 

15. Las visitas a los Clubes. Aspectos burocráticos y leonísticos

 

La visita que el Gobernador debe realizar a los Clubes de su Distrito es sumamente importante porque es una ocasión única que tiene para dialogar con su Selva y transmitirles su mensaje personal, dándoles oportunidad para que le hablen sobre sus actividades, sus problemas e inquietudes. Es en ese momento que puede aconsejarlos sobre hechos puntuales para que mejoren su operatoria y al mismo tiempo infundirles ánimo y motivación leonística. Debe tener muy en cuenta que siempre tiene que promover la motivación, el entusiasmo y la dedicación de los Leones por el Leonismo, porque eso es muy importante.

 

Cuando fije el momento de su visita es interesante que trate de hacerlo de manera de conciliar no solo su propia comodidad y conveniencia sino también el que su presencia no resulte inoportuna o perturbe los deseos de sus anfitriones de recibirlo como desearían.

Todo puede ser encausado de la mejor manera si la persona encargada de programar dic has visitas hace un buen uso de las relaciones humanas y en los casos con dificultades actúa con diligencia para permitir que se superen las dificultades, porque eso beneficia la convivencia armónica dentro del Distrito. 

 

Como he señalado en el punto anterior los aspectos de tipo administrativo o burocrático pueden quedar en manos de uno de los funcionarios que acompañe al Gobernador, sobre todo si existen situaciones cuya consideración insumirá tiempo, porque éste debería ocuparse más de los aspectos inherentes a su rol de Líder leonístico. En ese sentido es importante y causará una buena impresión que cuando proyecte visitar a los Clubes su Secretario le prepare una breve minuta informativa sobre cada uno de ellos que le sea útil para demostrarles a los anfitriones que está al tanto de aspectos de la vida interna de su Club.

 

Es fundamental que programe con anticipación cómo habrá de administrar su tiempo para poder abordar todos los puntos que tiene previsto, sin incurrir en apresuramientos u omisiones. Para poder actuar de esta. forma deberá organizarse de manera que en la visita deberían tratarse por lo menos los siguientes puntos:

 

a) Aspectos, del Programa del Presidente Internacional.

b) Los objetivos de la Gobernación para el ejercicio.

c) Escuchar comentarios del Presidente y de su Selva.

d) Proporcionar sus indicaciones y estimular y motivar a sus anfitriones.

 

Sabiendo que estos temas deberían ser considerados es conveniente que analice en qué momento podría hacerlo y el tiempo que le destinará a cada uno, de manera de prever con anticipación las cosas que va a decir y cuándo lo va hacer. Una vez que tenga un esquema armado en tal sentido podrá desenvolverse con tranquilidad y solvencia y gozará más plenamente de la visita, demostrando el aplomo y la confianza del Líder, evitando las zozobras que muchas veces produce la improvisación cuando no se tiene una buena experiencia al respecto.

 

16. Las reuniones de Gabinete del Distrito

 

Las reuniones de Gabinete constituyen el espejo donde se reflejan las virtudes de conductor del Gobernador porque es allí donde, predicando con el ejemplo, muestra a sus colaboradores que en las reuniones leonísticas todo debe estar debidamente organizado. Que tiene que existir orden y disciplina, que se puede infundir respeto y ejercer autoridad sin ser autoritario.

 

Para que las cosas ocurran de esa manera solo hay que tomar ciertas precauciones y evitar las improvisaciones. Presidir y dirigir la reunión en forma amable, cordial pero con mano firme para que se haga lo que se tiene que hacer y no lo que surja del desorden.

 

Como las reuniones de Gabinete suelen efectuarse en diferentes lugares del Distrito conviene que una persona de su confianza y experta en este tipo de encuentros tome contacto con quienes serán los anfitriones. El será quién recomendará a los organizadores que el sitio elegido esté bien ubicado y cuente con comodidades mínimas para que resulte confortable, a fin de que los asistentes se encuentren a gusto y se sientan que son bien recibidos. Eso contribuirá a crear desde el inicio un buen clima para la reunión. A veces es un error que luego se lamenta no tomar estas precauciones porque si se producen sorpresas desagradables cuando se perciben de ello ya no tienen arreglo.

 

Los asuntos a tratar deben figurar en el respectivo orden del día que se hará llegar en forma anticipada a todos los convocados a la reunión. La apertura del acto debe efectuarse a la hora fijada para respetar la puntualidad de los presentes, y además porque es la única forma de que su cronograma de trabajo se cumpla tal como fue previsto. Esto significa un importante ejemplo para todos que cuando organicen algo deben proceder de la misma forma para dar preferencia a los cumplidores. Si alguien después pierde parte de la reunión deberá cargar eso a su impuntualidad. Los casos de fuerza mayor que justificarían apartarse de esta norma tienen que constituir la excepción.

 

Como presidente de la reunión debe fijar los tiempos de las exposiciones tratando de ser equitativo pero no dudando en poner topes para evitar que la conducción se le escape de las manos. Para lograr esto conviene que fije las reglas de juego al abrir el acto, solicitando la colaboración de todos los presentes para que contribuyan a que haya orden, y para que el encuentro resulte interesante, entretenido y permita que todos puedan informar y expresar sus ideas breve y concisamente.

 

Es muy importante crear un clima de armonía, respeto mutuo y comunicación, y eso depende mucho de la habilidad conductiva del presidente. No obstante, si en el curso de la reunión se presentara algún problema debe intervenir para que no pase a mayores, arbitrando una solución de carácter amigable y contemporizadora y según la cual ninguna de las partes de la controversia aparezca como triunfante, porque para que renazca la armonía es conveniente que todos deban ceder algo.

 

Los informes de los integrantes del Gabinete deberían presentarse por escrito en detalle y al hacer uso de la palabra referirse brevemente a lo actuado, con lo cual será más fácil manejar los tiempos. También es aconsejable que los Jefes de Región no reiteren lo informado por los Jefes de zona de su área sino que produzcan una síntesis de lo ocurrido con su punto de vista personal.

 

La reunión consta esencialmente de dos partes: una parte informativa y otra de directivas. En el primer caso la Gobernación producirá un informe para que los integrantes de su Gabinete tomen conocimiento de cómo se va desarrollando la gestión, y la otra parte informativa es la que está a cargo de los Funcionarios y Asesores, quienes rinden cuenta de lo que han realizado en cumplimiento de sus responsabilidades. Concluido esto viene el mensaje del Gobernador sobre el próximo tramo de la gestión y las recomendaciones y estímulos que considere oportuno transmitir a sus colaboradores.

 

A veces no se interpreta bien el sentido de la reunión de Gabinete y por allí alguien se entusiasma declamando sobre la importancia de su Asesoría o función y se explaya en lo que habría que hacer al respecto, pero poco o nada expresa sobre lo que realmente ha hecho en el período. Esta conducta como caso aislado no sería grave pero siempre queda a criterio del Gobernador formular algún tipo de advertencia para evitar que tal actitud se generalice.

17. Las relaciones con la Matriz Internacional

 

Todos los Gobernadores electos deberán participar de un importante seminario que le será impartido por funcionarios de nuestra Asociación y que durará varios días. En esa oportunidad le brindarán las pautas sobre las cuales deberán basar su gestión y les proporcionarán una serie de valiosos elementos que enriquece rán los conocimientos que hubieran podido adquirir hasta entonces. Ese es el mejor momento para que le sean evacuadas todas sus dudas, por lo que es bueno concurrir a ese encuentro con un ayuda memoria donde tenga anotado todas las aclaraciones que necesita para estar completamente seguro en su función. En particular debe consultar sobre, aquellos aspectos de su relación con la Matriz sobre los cuales aún tenga dudas para luego actuar sin error.

Una vez que tenga bien en claro cuáles son sus obligaciones administrativas con la Matriz deberá instruir a su Secretario, a su Tesorero y al León que le haya confiado la parte de Control de Gestión del Distrito que se preparen una agenda para verificar que las mismas sean satisfechas bien y en término.

 

Es aconsejable adoptar una providencia similar para el caso de los requisitos que deberá cumplir el Gobernador para acceder al Premio de Gobernador 1 00% y a la distinción especial o Premio Excelencia. Estos funcionarios tienen que recordarle en forma periódica tales requisitos para no omitir satisfacer alguno por olvido, lo que sería muy lamentable porque ese es SU AÑO.

18. La participación en el Consejo de Distrito Múltiple

 

Conforme la Sección 8 del Artículo VIl de los Estatutos Internacionales los Gobernadores de los subdistritos que conforman un Distrito Múltiple constituirán un Consejo, que puede denominarse Consejo de Gobernadores o Consejo de Distrito. Este Consejo puede incluir uno o más ex Gobernadores siempre y cuando el número total de ex Gobernadores no exceda la mitad del número de Gobernadores de dicho Distrito Múltiple.

 

En virtud de ello en la Argentina el Distrito Múltiple "O" su Consejo de Distrito está formado por los Gobernadores de los Distritos simples que lo integran y dos ex Gobernadores. Los ex Gobernadores ocuparán los cargos de Presidente y Vicepresidente y los Gobernadores de Distrito se desempeñarán como Vocales. En sus deliberaciones cada miembro del Consejo tendrá derecho a un voto, pero si en ellas se produjeran empates, le corresponderá decidir al Presidente.

 

El Presidente es elegido en forma rotativa por la Convención del Distrito a quién le corresponda el tumo, y será un León ex Gobernador del mismo siempre y cuando reúna las condiciones establecidas para el cargo por el Reglamento del Distrito Múltiple "O". A su vez el Vicepresidente será uno de los ex Gobernadores salientes elegidos por éstos, a condición de que no pertenezca al mismo Distrito en el que revista el Presidente entrante.

 

El Vicepresidente deberá colaborar estrechamente con el Presidente y lo reemplazará en caso de incapacidad, impedimento o ausencia temporaria o definitiva verificada por el Consejo. Además por sí o con intervención del Secretario-Tesorero Adjunto, o con la de un Secretario Adjunto y un Tesorero Adjunto, tendrá la responsabilidad de que se cumplan adecuadamente las funciones que dicho Reglamento atribuye al "Secretario-Tesorero".

Quiere decir que el León que asume como Gobernador de Distrito durante su ejercicio será vocal del Consejo y al año siguiente podría ser elegido Vicepresidente si el Presidente de ese período no pertenece a su mismo Distrito. En lo que refiere al Vicegobernador es conveniente que también participe de las sesiones del Consejo de Distrito para ir formando su propia experiencia sobre su funcionamiento y cultivar la amistad con los otros Vicegobernadores, ya que luego todos pasarán a constituir el nuevo Consejo.

 

19. Síntesis conceptual y práctica sobre liderazgo leonístico  

 

El liderazgo se ejerce en distintos niveles de la organización leonística y eso pone en evidencia su importancia y trascendencia y marcará las exigencias a afrontar por el Líder. Hay aspectos

generales propios del liderazgo que son comunes a dicha función, pero distinguiendo siempre que no es lo mismo ser líder dentro del Club que serlo en el Distrito, en el país o a nivel internacional, porque cada situación requiere además entender en los aspectos específicamente referentes a quienes se dirige el Líder.

 

Atento a ello, como en el caso particular del dirigente distrital debe existir una comunicación bastante fluída entre el Gobernador y la Selva del Distrito, éste tiene que recordar que normalmente se encuentra en la mira de todos los Leones, y que eso lo debe aprovechar para transmitir un mensaje importantísimo cuando predica con el ejemplo. Pero esto lleva como contrapartida que debe cuidarse de no aconsejar una cosa y luego practicar otra porque esa actitud lo pondrá en evidencia y lo hará pasible de críticas justificadas desluciendo su imagen.

 

Teniendo en cuenta que este trabajo se refiere al liderazgo a nivel de Distrito me ha parecido oportuno mencionar algunos puntos que dentro de lo posible merecerían sean observados con carácter general en el ejercicio del cargo. Por razones de espacio no me explayaré en desarrollarlos porque creo que son muy claros y resulta fácil intuir su contenido.

  • 1. Fijarse objetivos de rango superior para evitar la chatura de miras.

  • 2. Ser prolijo, ordenado y con buen manejo de los tiempos.

  • 3. Impulsar un cambio hacia lo mejor. (Calidad total)

  • 4. Transmitir conocimientos, información y motivación.

  • 5. Actuar con entusiasmo, dinamismo y humildad.

  • 6. Saber analizar problemas para aportar soluciones.

  • 7. Proveer orientaciones a los Clubes y sus Selvas sobre roles y actividades leonísticas.

  • 8. En sus contactos reclamar actitudes de mayor participación y compromiso con el Leonismo.

  • 9. Instar que cuando se deleguen tareas se ejerza un seguimiento que asegure que se cumplan.

  • 10. Hacer periódica evaluación de aciertos y errores para replantear la acción.

Algunas de las pautas precedentes el León las conocerá y practicará, pero supuestamente no ocurrirá lo mismo con todas. Por ello, en el primer caso servirían como recordatorios pero en los otros significarán sugerencias que debería considerar. En virtud de ello la idea de hacer este detalle sintético fue llamar la atención sobre esas cuestiones porque tienen importancia, y es aconsejable no olvidarlas en las relaciones con las Selvas de los Clubes y sus autorida des para influir favorablemente en ellas de esa manera. Al proceder así les brindará oportunidad para que también lo incorporen a su estilo de vida como un ropaje que, usándolo en forma habitual será beneficioso para ellos y para el Movimiento.

20. Reflexiones finales

 

Lo desarrollado precedentemente brinda una visión amplia de lo que entraña la conducción leonística a nivel de Distrito, y cuánto se puede hacer desde allí para que en él haya

  • Más Leones de Calidad

  • Más Clubes de Calidad

  • Más Dirigentes de Calidad

             ------------------------------------------------

  • que conduzcan a un LEONISMO DE CALIDAD

Hay cosas que se hacen bien, otras regular y otras que dejan mucho que desear, pero aún las  primeras podrían hacerse mejor si se pusiera voluntad y dedicación en ese sentido. De ahí se deriva la importancia de tratar de provocar un cambio hacia lo mejor desde lo más alto de la conducción distrital, porque aún cuando al principio se obtuviera una respuesta limitada siempre se estará llevando más calidad al Leonismo en su conjunto.

 

Esta es una tarea que no se agotará en un ejercicio y por eso es importante tomarlo como una actitud de carácter permanente para que sus resultados se vayan incrementando progresivamente como una bola de nieve. Si el Líder. tiene verdadera vocación, identificación leonística y energía está en sus manos intentar producir los cambios que necesita el Leonismo, en la seguridad que si encabeza con orgullo esta empresa no estará solo en ella y un importante número de Leones acompañarán la iniciativa.

 

No son tiempos de actuar dispersos para tratar de salir de la inercia sino la hora del liderazgo oportuno y motivador que asuma e invite a otros a asumir responsabilidades para el cambio. Y nada mejor que ese liderazgo lo ejerzan quienes han sido elegidos para conducir los destinos de sus Distritos. Por entenderlo así decidí plantear concretamente esta iniciativa por medio del presente trabajo, como una contribución tendiente a llevar calidad total al Leonismo en su conjunto. Ojalá que el esfuerzo no caiga en saco roto.

 

PDG Dr. Tito L. Rocchetti

21. Gráficos de estructura

 

 

LA GOBERNACION DEL DISTRITO DENTRO DE LA ASOCIACION INTERNACIONAL

 

 

 

____

 Normas y Control directo

------ Asistencia Administrativa

Información oficial de la Asociación

 

 

 

ESQUEMA DE ESTRUCTURA INTERNA DE LA GOBERNACION DE DISTRITO

 

 

 

 

 

 

 

NO MATEMOS A LOS LEONES

" No matemos a los Leones. Matamos Leones cada vez que minimizamos su trabajo y el de las Damas Leonas. Lo hacemos cuando no reconocemos  sus méritos y no escuchamos sus sugerencias, cuando los ignoramos y cuando transformamos a los Clubes de Leones en clubes sociales; cuando no establecemos metas mínimas de acción; cuando todo intento de solución recibe obstáculos, cuando despreciamos ideas viables por tener grandes ideas archivadas. Estamos matando Leones todos los días, con las armas de la omisión, con las armas de la indecisión y de la inacción."

                                                          Augustín Soliva

Ex Presidente Internacional

                                                1996 - 1997

 

PDG Dr. Tito L. Rocchetti