SECCION DE LIBROS LEONISTICOS

Editoriales

Periódico Leonismo Español

( Tomo II )

León PDG Manuel Márquez Campos

----------------------------- Contenido -----------------------------

Segundo Tomo

Editorial 21 (Julio de 1990) al Editorial 40 (Octubre/Diciembre de 1992)

01. Editorial 21

02. Editorial 22

03. Editorial 23

04. Editorial 24

05. Editorial 25

06. Editorial 26

07. Editorial 27

08. Editorial 28

09. Editorial 29

10. Editorial 30

11. Editorial 31

12. Editorial 32

13. Editorial 33

14. Editorial 34

15. Editorial 35

16. Editorial 36

17. Editorial 37

18. Editorial 38

19. Editorial 39

20. Editorial 40

 

 

Editorial 21                    Enero/Febrero 1993

 

La palabra OPORTUNIDAD es la clave del programa de este año del Presidente Internacional, puesto que en torno a ella giran los objetivos que persigue, tal como informara al principio del ejercicio a los clubes de Leones del mundo entero.

Decía el Presidente Metha, que cuando se nos invitó a que formásemos parte de un club de Leones, se nos estaban brindando oportunidades incalculables. Y se preguntaba que cuales eran esas oportunidades. La oportunidad de hacer más amistades entre los líderes de la comunidad, la oportunidad de desarrollar nuestras dotes de líderes, la oportunidad de servir a los más desfavorecidos en nuestra propia comunidad en nuestro propio país, en el mundo entero.

En realidad, dice el Presidente lo que Melvin Jones y nuestros fundadores nos ofrecieron hace 75 años fueron oportunidades, y son esas mismas oportunidades las que nos han sustentado desde entonces...

A nivel de Club, nos dice el Presidente, debemos hacer todo lo posible para actualizar nuestra imagen y erradicar los obstáculos que puedan impedir nuestro crecimiento. Su consejo es que todos y cada uno de los clubes, sin importar lo próspero que sean se reúnan periódicamente para tratar de descubrir sus puntos fuertes y débiles y tener la oportunidad de debatirlos franca y abiertamente.

Aún contamos con muchísimas oportunidades más para ofrecer nuestros servicios. Finalizada la campaña Sight First en Julio de 1994 durante la Convención Internacional en: Phoenix Arizona, tendremos otras oportunidades para impulsar a Lions Clubs Internacional; en el próximo siglo, a un nivel superior de prosperidad.

El respaldo al  programa de la Fundación, sin cuya ayuda en estos 24 años desde su creación no hubiesen podido realizarse muchos proyectos de los Clubes de Leones en el mundo; el conocer con amplitud la historia, organización y actividades de Lions y de nuestro propio Club; el descubrir y capacitar; a los presuntos  líderes, particularmente a nivel de Club, ofreciendo desde  ya oportunidades a los miembros más jóvenes sin esperar a que llegue su turno ; la oportunidad del Programa Antidroga, uno de los de mayor éxito en las escuelas, por cuanto que en más de  20,000 de ellas en el mundo están impartiendo en sus aulas, Habilidades para el Crecimiento o Habilidades para la Adolescencia del programa Lions Quest; los programas juveniles de importancia para la formación de la juventud, etc. nos dan oportunidades para llegar a alcanzar un mundo con más seguridad.

Todo lo que hacemos para ayudar a nuestros semejantes contribuye a hacer  de este mundo un lugar más seguro.

A través de todas estas oportunidades de servicio algunas del gran abanico que nos ofrece la Asociación, llegaremos a hacer de los objetivos  de Lions una fuerza activa y propulsora en nuestras vidas.

 

-----//-----

 

Editorial 22                     Marzo/Abril 1993 

 

...Y USTEDES LAS MUJERES ¿TAMBIÉN TRABAJAN ACTIVAMENTE EN LA ASOCIACIÓN?

En una carta que recibo del compañero, Rafael López Guzmán, magnífico Gobernador que fue del Distrito 116-A; me refiere algunas cosas curiosas de la visita realizada a S :M. el Rey Don Juan Carlos, con motivo de la estancia en España del Presidente Internacional Metha, y de entre ellas, me transcribe la frase del titular dirigida por el Rey a las Damas que acudieron a la audiencia.

El Rey, que conoce perfectamente lo que somos los Leones, que con orgullo según sus propias manifestaciones lleva en su solapa el distintivo de Amigo de Melvin Jones, que se interesa por los perros­ guías; alguno de los cuales se entregó a algún invidente por su  indicación, que a través de las palabras del Presidente Internacional se le observaba la satisfacción de compartir unos momentos con personas entregadas al servicio desinteresado de la humanidad como los Leones, finalmente se dirigió a las damas con la frase que reproducimos; ....y ustedes las mujeres,? También trabajan activamente en la Asociación?

Había sacado claramente sus consecuencias en dos palabras importantísimas de la pregunta TRABAJAN y  ACTIVAMENTE... con lo cual había definido ciertamente los postulados que animan  a los Leones “ trabajar y servir”  con entrega y amor, activamente, como requiere el momento difícil del mundo actual.

Pero quería saber que papel jugaba la mujer en nuestra Asociación; si realmente era miembro pasivo o activo en la misma, si realmente, como cada día ocurre más en todas las facetas de la vida, estaban incorporadas de pleno derecho a la misión leonística mundial.

Sin duda este interés de S.M.el Rey, está en  contraposición a posturas que aún mantienen algunos Leones en el mundo: ...” Esto es sólo para nosotros y ...nadie más..” ¡Cuan equivocados están!

Ni se puede ir contra corriente, ni se puede negar lo que es conquista diaria de la mujer y en la Asociación, ya en la Convención Internacional  de Taiwán  quedó refrendado el aperturismo en nuestras filas para  la incorporación  activa de la mujer a la misión humanitaria de Leones en el mundo  entero

Nos agrada poder contestar a S.M. el Rey, que en el Leonismo, la mujer TRABAJA y muy ACTIVAMENTE por cierto, y en muchísimas ocasiones  trabajan más y más activamente, que aquellos que, absurdamente, le mantienen el veto.

Hubo muchas cosas en la entrevista con S.M., pero tal vez fuese esta pregunta la que caló más profundamente en quienes allí presentes, vienen predicando con su comportamiento, la fuerza innegable que para el empuje día a día del Leonismo, representa la presencia en nuestra obra de la mujer.

Y por sí faltaba algo, ahí tienen ustedes el interés el  Rey en querer saber, si la presencia  en nuestros clubes de la mujer es decorativa o de trabajo activo y fundamental para la consecución de los objetivos que perseguimos.

-----//-----

 

Editorial 23                     Mayo/Junio 1993 

Recogemos en este número  las palabras, doctas palabras pronunciadas por el pasado Director Internacional Rodolfo Alfredo Marinelli en el Acto Magno de presentación del Leonismo español en la XXVI  Convención Nacional, celebrada en Torremolinos. 

Pediríamos a los compañeros que  nos leen, prestasen una atención  preferente al repaso del discurso del compañero León Marinelli a que nos estamos refiriendo a las palabras pronunciadas y que tan directamente afectan al comportamiento de los Leones.

Los Leones SOMOS Y ESTAMOS, dice Marinelli, sacando unas consecuencias  puntuales  de lo que ser un León y de cual debe ser su actitud ante lo problemas que afectan a la sociedad dentro de ese aspecto del servicio al que, como Leones nos hemos comprometido.

No solamente son bellas las frases pronunciadas, lo que de por sí sería suficiente para recrearse en su lectura, son además profundas certeras; son tal vez un campanazo a muchas conciencias leonísticas dormidas porque lo reiterativo resulta por no ser interesante, sí el receptor no se apresta con todos sus sentidos y con toda su voluntad, a manifestar sus deseos de adaptar su conducta leonística a la filosofía de los ideales que enarbola nuestra Asociación.

Tenemos que ser y tenemos que estar, definiendo en cada momento nuestra postura, con una entrega al servicio que explique por sí sola cuales son los sentimientos que anidan en los corazones de los Leones.

 

El  ENTENDIMIENTO palabra que el orador mueve desde el comienzo de su intervención no es pura retórica u la base en que debe asentarse toda la actuación de los Leones.

Entendernos es comprendernos, es aceptar con gallardía al compañero es buscar en el entendimiento soluciones apropiadas a los problemas es buscar feliz coincidencia, aceptando todo lo bueno que de lo demás pueda llegarnos y ofrecer nuestro positivo saber, lo mejor de cuanto tengamos en nuestro interior, porque ello ayudaría a reforzar los lazos de esa amistad

Que debe ser el punto de arranque de nuestro comportamiento leonístico, tendiendo nuestra mano, en primer lugar, a aquellos que puedan alejarse circunstancialmente de nuestro núcleo de acción, entendiendo por ello nuestro propio Club.

Estimo que para avanzar en el Leonismo no debemos complicarnos la vida con fórmulas enrevesadas e incomprensibles, simplemente  busquemos hacer realidad esta recomendación del orador, simplemente entendimiento, conocimiento acercamiento de criterios y pareceres hablando, dialogando y cediendo cada cual lo que sea lastre que nos pueda privar de llegar a esa meta que pretendemos del servicio.

Tal vez como resumen de las palabras de Marinelli pueda quedar su discurso reducido a dos: entendimiento y solidaridad.

Pensamos no obstante que a través de la primera se llega fácilmente a la segunda, pues ¿Como no vamos a ser solidarios a partir del  momento en que el entendimiento entre nosotros sea  la base da nuestras relaciones cordiales, como deben ser las relaciones entre Leones?

Como decíamos al principio sería interesante meditar sobre el conjunto de las palabras  pronunciadas  por el orador y con ello buscar un mejor conocimiento de la filosofía leonística llevándonos a un compromiso de comportamiento leal, con lo que deben ser las formas y maneras que distinguen a los miembros de nuestra Asociación sobre los demás.

Bueno será repetir constantemente, ENTENDIMIENTO y SOLIDARIDAD.

-----//-----

 

Editorial 24                     Julio/Setiembre 1993

 

CONTRA CRISIS, ILUSIÓN

 

El título del comentario no es mío. Lo he leído en una revista de promoción de ventas y me impactó, pues es fácilmente aplicable a muchas actividades, entre ellas a las propias leonísticas.

Contra la crisis, ilusión, ganas y deseos de remontarla, coraje y empeño  para crear un ambiente de optimismo desenfrenado, levantando con esta ilusión una robusta muralla, donde choquen y se paralicen desilusiones, desesperanzas, pesimismo agoreros, que puedan hacemos fracasar en el empeño de buscar una sociedad mejor, más humanizada, de buscar: una sociedad con ilusión de triunfo, no de fracaso.

La lectura  de los medios de información; de esa crónica negra de cada día, nos hace pensar como si una locura colectiva se hubiese apoderado de nuestro mundo. El hambre en  muchísimas partes, el maltrato de los niños a nivel mundial, las guerras, el odio, la envidia, el enfrentamiento norte-sur, el terrorismo, las drogas; no puede decirse que presenten un panorama optimista de futuro y naturalmente algún coletazo puede alcanzar a Asociaciones que, como la nuestra, funciona más y mejor cuando se observa un ambiente grato a su alrededor.          .

Los hechos que diariamente se suceden, dan la sensación que el espíritu del mal se ha enseñoreado definitivamente de nuestro planeta: Pero no es así, no puede ser así, no debe ser así.

Ese panorama sombrío debe damos más bríos para actuar con más fuerzas si cabe, en nuestra misión.

Son tantas y tan grandes las marejadas de odio, incomprensión. intolerancia, egoísmo, intereses mezquinos, ambición, violencia, que se, hace necesario apelar a las reservas de fe y coraje, de firme determinación y optimismo arraigados en lo profundo del corazón del Leonismo.

Ante esa crisis de valores morales, de falta de sentimientos humanitarios, ante esa insolidaridad con el mal del prójimo, hemos de anteponer ríos inmensos de ilusión en un futuro mejor; debernos considerar que ante las sombras está nuestra, luz, la que debe iluminar con la fuerza que nos da el ser portadores de unos postulados de fe y esperanza en ese ser creado a imagen y semejanza de Dios: el hombre. La tarea que corresponde a las mujeres y hombres que integran nuestra Asociación, es sencilla. Debernos extraer de nosotros mismos la fe y el convencimiento de que andamos el buen camino y que al final del mismo, por áspero y empinado que sea, encontraremos el comienzo de uno nuevo, jalonado de horas venturosas para la humanidad, donde el hombre hará prevalecer lo bueno que en su ser existe.

Con esa seguridad debemos empuñar las herramientas de siempre, las que sabemos usar, amor, comprensión, entendimiento. El trabajo no tendrá Iímites. Requiere; constancia en la entrega, infinita paciencia y sobre todo no ceder, para que ese remoto día en que la libertad y la justicia imperen no lo veamos tan fuera de nuestro alcance. Cuando sobre la faz de la tierra sea ella, la Ley, aceptada y respetada, la paz dejará de ser una meta a lograr para transformarse en tangible realidad.

¿Para. qué haber fundado el Leonismo si el mundo fuese un paraíso de bienestar?

Salimos a la luz, saltarnos a la palestra, porque había muchas necesidades que cubrir, y las habrá en el futuro mucho más. Ello nos hace recapacitar sobre mantener levantada la antorcha de nuestro servicio permanente con la mayor ilusión.

¿Merece la pena gastar energías en rencillas personales cuando tanto se necesita de nosotros en el campo de la solidaridad mundial?

Contra la crisis ilusión, y esa ilusión henos de sacarla de nuestro interior, mirando fijamente a un futuro prometedor, que el Creador, al hacernos a su imagen y semejanza, no nos puede regatear.

-----//-----

 

Editorial 25                      Octubre/Noviembre 1993 

En el último número de LEONISMO ESPAÑOL, publicábamos el Programa del Presidente Internacional para 1993-94, en el que se hace profunda reflexión sobre estas dos palabras RESPONSABILIDAD y AFILIACIÓN.

Dice el Presidente Internacional que lo que en realidad distingue a un León y hace posible que nuestros miembros gocen de prestigio y se sientan realizados como seres humanos es la responsabilidad que adquirimos al iniciarnos como miembros de la Asociación.

Continúa diciendo que un sentido de responsabilidad es la cualidad que nos define como una sociedad progresiva e ilustrada, cuyos cimientos son la responsabilidad, el buen criterio y la confianza.

Como Leones damos de nuestro tiempo y esfuerzo no porque se nos ordene o se nos ofrezca ninguna recompensa a cambio, sino con el entendimiento de que al hacer un servicio en favor de nuestros se­mejantes y un servicio bien hecho, representa un compromiso personal.

Muchas personas piensan que la palabra responsabilidad tiene una connotación negativa para ellas, es mejor evitar del todo las responsabilidades. Sin embargo; los Leones siempre las han asumido y las han cumplido .

Efectivamente, ahí está nuestro orgullo, en ese asumir responsabilidad a través de nuestro compromiso de León, difícil de comprender, pero fácil de explicar no con la palabra, sino con el corazón.

Llegamos así al compromiso de la extensión. El identificar e invitar a  hombres y mujeres capacitados para que pasen a formar parte de nuestros clubes es una responsabilidad compartida por todos los Leones. Debemos buscar nuevos miembros entre nuestros amigos, conocidos y socios profesionales que aún sin ser Leones posean las cualidades características de los Leones. Debemos ofrecerles la, oportunidad de tomar participación activa corno miembros de nuestra organización y obtener la satisfacción y prestigio que conlleva nuestra afiliación .

No obstante ello deberá estudiarse con detenimiento si no es necesario estudiar algunos cambios en lo habitual y costumbres para nosotros pero que puedan ser rechazados por estar desfasados del tiempo actual.

Tema de vestuario, afiliación o no de mujeres, horas de reuniones, etc. pueden ser costumbres a cambiar y que servirán para atraer a otras personas a nuestro circulo y con ello que vean agradable el pertenecer a nuestro Club.

A través de nuestra responsabilidad como miembros de un Club de Leones; podremos realizar con agrado, sin apenas esfuerzo, el resto de las obligaciones que como Leones contraemos al ingresar en el Club, entre ellas, de vital importancia, la del crecimiento a través de la afiliación y de la extensión.

Yo invito a todos los compañeros a que lean con detenimiento el Programa del Presidente Internacional, intentando dentro de las po­sibilidades de cada cual cumplir o llevar al máximo la participación que pueda correspondernos en este agradable quehacer leonístico.

-----//-----
 

Editorial 26                      Diciembre 1993

 

Para que el espíritu de los Leones se haga realidad, no es necesario que sea Navidad, ya que nuestro esfuerzo y nuestro trabajo en pro y para buscar un mejoramiento de la calidad de vida humana de nuestros semejantes se realiza a través de los días de los meses y los años, sin tener presente épocas, fechas o celebraciones, dado que las necesidades son constantes y permanentes cuando por las circunstancias que concurren en nuestra Asociación, más que nadie debamos estar presentes en ocasiones que hacen patente la necesidad de que la sociedad entera mantenga un sentido de solidaridad, que en estas fechas y siempre, debe imperar en el corazón de todos los humanos.

 

Las necesidades que puedan tener nuestros semejantes, serán idénticas, más o menos graves, en cualquier época del año y nuestra obligación estará en ir allí donde nuestra presencia y ayuda sea necesaria, cuando así lo estimemos oportuno o nuestras fuerzas y medios con los que contemos nos lo permitan, sin que tengamos que esperar como obligación a fechas determinadas.

 

Es claro, no obstante, que al conmemorarse en estos días navideños el nacimiento de Aquél que trajo a la tierra el mensaje de paz y amor más importante de toda la historia de la humanidad, y que sirve cada año para renovar de alguna manera o recordar que debemos ser solidarios con el sufrimiento ajeno, es claro, repito, que nuestra presencia debe ser efectiva y eficaz en estos días, pero es nuestra responsabilidad aceptar que para los Leones, en lo que se refiere a nuestra actitud de servicio, todo el año es Navidad, debiendo mantenerse el espíritu de ayuda y comprensión a quien más lo  necesita, hoy, mañana y siempre, sea cual sea la época del año en que vivamos.

 

Si como se observa, la Navidad sirve para remover conciencias adormiladas durante el resto del año, justificada está también nuestra presencia en ella, redoblando nuestro trabajo en busca de una sociedad más justa, más solidaria, en suma de una sociedad mejor, donde el hombre pueda disfrutar con más justicia y equidad de los bienes terrenales que el Todo­poderoso puso a disposición de todos por igual, y que hemos sido precisamente los hombres los que nos hemos dedicado a prostituir para que sea yo y no tú el que pueda disfrutar de ellos, sin que nada ni nadie me obligue a repartir con los demás.

 

El servicio dentro de, yo diría que casi apostolado, lo que debemos hacer como Leones, no es ni más ni menos que obligación que cada uno debe tener con su prójimo, y ello dando un poco de nuestro tiempo,. de nuestro descanso, en lo que, la Asociación nos pide que hagamos para que la aportación de cada uno de nosotros pueda representar ese mucho que la sociedad está demandando de quienes por fortuna, suerte o privilegio estamos en disposición de dar. En el caso de los Leones, más que una entrega directa, material, se nos pide voluntad, colaboración y trabajo en nuestras obras, apoyando las actividades que podamos realizar, para canalizar los sentimientos de muchos a quienes si no se les pide, no dan.

Quiera Dios que siempre estemos en el bando de los afortunados, de los que puedan ofrecer algo, porque ello ayudará a conseguir para nosotros esa satisfacción moral de haber cumplido con nuestra parte en el trabajo que nos corresponde para mejorar la sociedad.

Para todos nosotros la paz, como hombres y mujeres de buena voluntad.

 

-----//-----

 

Editorial 27                      Enero/Febrero 1994

Con la ilusión de nuestros mejores momentos, iniciamos un nuevo año donde el reto leonístico que se nos ofrece es verdaderamente fascinante, por cuanto objetivos y metas a alcanzar, que parecen irrealizables, nos incitan a un trabajo y un esfuerzo de titanes

Nunca jamás, nos hemos amedrentado ante los obstáculos y las dificultades; muy al contrario, ello nos llevó a que nos agigantásemos en busca de una mayor capacidad resolutiva, como fruto: de una más fuerte entrega en nuestro quehacer leonístico.

Las necesidades a nivel comunitario, regional, nacional o mundial, van en aumento con la decadencia de esa sociedad del bienestar que al parecer ya habíamos alcanzado. por 'in eternum', cuando realmente los cimientos no habían fraguado como para sostener el inmenso peso que sobre ellos habíamos volcado. : .

Con este derrumbe, los ricos serán menos ricos, pero en lo referente al campo en que nosotros trabajamos, desgraciadamente, los pobres serán más pobres, de ahí el que tengamos que buscar soluciones humanitarias que soliciten de quienes militamos en el Leonismo, mayor coraje y mayor entrega..

Se amplia pues el horizonte de nuestro trabajo, eso sin contar que también, particularmente esa crisis nos afectará en nuestros negocios, en nuestras, empresas, en nuestras profesiones y trabajos, lo que hará mucho más meritorio el que dediquemos esfuerzo y tiempo en mejorar situaciones ajenas, de quienes al límite de lo imposible, malamente siguen viviendo.

Por muchos años hemos mantenido en alto la bandera del servicio desinteresado, de la comprensión y la confraternidad con quienes siendo criaturas humanas, han recibido de la sociedad muestras de olvido y de insolidaridad, encontrando en muchísimas ocasiones en los Leones, en nuestros Clubes, el grupo de personas han sabido comprenderles y ayudarles en sus necesidades.

Repetimos, que el año que se inicia es difícil y nos llevará a una tarea de superdotados si queremos hacer realidad postulados leonísticos.

Sin duda al final, tendremos que decir aquello de que, "lo  hemos hecho porque, no sabíamos que era imposible".

-----//-----

 

Editorial 28                      Marzo/Abril 1994

El entrañable encuentro anual que supone la Convención Nacional, hace revivir en muchos de nosotros el optimismo que, a lo largo de los días y como consecuencia de las dificultades con las que tropezamos, puede de caer en el transcurso del año, cogiendo fuerzas para emprender de nuevo la tarea humanitaria que realizamos.

Alguien, salvando las distancias necesarias; comparaba la Convención leonística con unos Ejercicios Espirituales habida cuenta que debe servir como repaso o examen de actuaciones, en análisis profundo de éxitos y fracasos para seguir ejemplos en el primer caso o rectificar posturas en el segundo, a la vez que se estudian sistemas, modos y, maneras para el futuro. 

El intercambio de información, de experiencias en realizaciones, de proyectos y actividades que alcanzan éxito en otros Clubes y que pueden ser extrapolados al nuestro; el conocer y participar activamente en lo que es la renovación, modernización y actualización de nuestras normas legales, Estatutos y Reglamentos por los que nos regimos, a través del estudio, discusión y votación de las mociones presentadas a la Convención; el participar y decidir en la elección democrática de los cargos a nivel de responsables máximos de Distrito y Distrito Múltiple, y lo qué puede resultar más importante, el fomentar y consolidar la amistad, como pilar fundamental en la que se basa la solidez de los Clubes y en definitiva la Asociación, justifican de por si la Convención.

Estos y muchos otros, más temas, son los que dan vida y calor a estos encuentros leonísticos, como símbolo del entendimiento, la comprensión y la solidaridad que debe existir  entre nosotros.

Ya tenemos tras la puerta la Convención 1994. Vigo , como in­tegrante  de esa Galicia amable, dulce, acogedora, nos espera pa­ra demostrar que todas esas cualidades que adornan al pueblo gallego se ponen de. manifiesto en el trato considerado hacia nosotros.

La revalida leonística, como muchos dicen, está en  asistir a una Convención, pues si esta se vive con intensidad nos da el espaldarazo definitivo que necesitamos como Leones,

Hasta Vigo. Allí nos veremos.

-----//-----

 

Editorial 29                           Mayo/Junio 1994

 

ENTENDIMIENTO

 

El pasado año, el PID MarineIli, en las palabras que dirigió a los asistentes al acto magno de la Convención en Torremolinos, hacia fuerte hincapié sobre la necesidad de un profundo 'entendimiento' entre los que militamos en la Asociación , porque aquí debe estar la base  del fortalecimiento de nuestra amistad, buscando en todo momento vínculos de unión, lazos que nos lleven a comprendemos mejor, que lleven a un estrechamiento de relaciones cordiales, forjando un muro donde puedan estrellarse envidias s y revanchas de los menos;  afortunadamente, para que a la sombra de este muro, resguardado de vendavales huracanes y temporales, puedan florecer con belleza y aroma primaveral, las mejores rosas, en un bonito jardín  leonístico, abonadas con el producto del mejor entendimiento y la buena amistad, que son elementos fundamentales en la potenciación de Lions Internacional.

. Para que exista el entendimiento, tendrá que pedírsenos primero una buena dosis de capacidad de comprensión, de análisis de: la  situación, para saber discernir entre aquello que debe ser aceptado y lo que debe ser rechazado; de una buena dosis de aceptación del cambio; de una buena dosis de voluntad para acudir a esa llamada del servicio con alegría; de una buena  dosis de fortaleza para aceptar con serenidad las cosas que no pueden ser cambiadas, dándonos valor para cambiar las cosas que pueden y deben ser cambiadas , con la sabiduría necesaria para distinguir las unas de las otras, bus­cando siempre una salvaguarda de los valores éticos y morales; sin los cuales entendemos que la filosofía humanitaria de nuestra Aso­ciación, se resquebrajaría, dañando los cimientos sobre los cuales se asienta, hasta ahora monolíticamente, el monumento leonístico  mundial.

El 'entendimiento' tendrá  que basarse en el dialogo y la verdad.

Diálogo  constructivo y defensa de la verdad sin tapujos,  sin enmas­cararla, porque más o meros tarde, el ocultarla nos manchará

El hecho de, que militemos en el  Leonismo personas de .distintas razas, de distintos credos, de distintas ideologías, hace más meritorio aún  el 'entendimiento' porque ello es síntoma  de nuestra capacidad de comprensión y de que con la voluntad pueden derribar­se las barreras, los  obstáculos que, con comportamientos. erróneos edificamos los humanos entre unos y otros.

La buena voluntad es base  fundamental en el entendimiento. Si de entrada no existe, ni por unos ni por otros, el deseo profundo de llegar aun fin de comprensión; si no existe la buena voluntad en el dialogo, este puede terminar en discusión inútil. donde tal vez sea el árbitro ajeno quien deba: mediar para que la unidad de acción no  se rompa, para que la amistad no se deteriore, puesto que si esto llegara ¿ merecería de verdad la pena de militar en nuestra Asociación?.         

Yo, y creo que tú también; hemos venido aquí con ánimos de servir, de ampliar el abanico de amistades, de romper las barreras localistas, de ser más universales, y qué, ni sea yo de aquí ni tú de allí, sino que seamos todos hermanos, unidos por nuestros idearios internacionales leonísticos; por nuestros postulados, llegando así a un 'entendimiento' que nos lleve a disfrutar de una mayor felicidad.

Para lograr estos objetivos, la lucha debe ser titánica, y merecerá la pena el trabajo, la fatiga, el agotamiento .... pero si el luchar nos lleva al enfrentamiento, a la confrontación 'internos', tal vez sea oportuno pensar si no será bueno renunciar...

Luego pasará lo de siempre, que quién más proclamó la ruptu­ra, quien más colaboró a la disgregación, una vez conseguido su objetivo, poco o nada hará para que retome la unión y renazca la amistad.

 

-----//-----

 

Editorial 30                    Julio/Agosto 1994

PULCRITUD ADMINISTRATIVA

Un Club dé Leones y a igualdad de semejanza el Distrito y el Consejo, deben ser al máximo pulcros y responsables en la Administración y empleo de los fondos a ellos confiados, por varias y diversas razones, entre otras la confianza absoluta en nosotros de cuantas personas, colaboran en nuestras obras. A nivel de Club, los fondos conseguidos para actividades no pueden de forma alguna tener otro destino que Éste y se entienden por actividades aquellas que redunda en beneficio sólo y exclusivamente de la Comunidad y sus gentes, nunca jamás en eventos leonísticos cuyo costo debe correr inexcusablemente por cuenta de los Leones.

Es un criterio este mantenido con todo rigor por la Asociación, puesto que cuando se responde a nuestra llamada de colaboración por parte de los ciudadanos no se nos confían fondos que se puedan derivar a otros fines más que para los que se han solicitado, responsabilizándose el Club ante la ciudadanía, de esa seria aplicación.

Pero si escrupuloso debe ser el Club en esta parcela de ingresos, no lo debe ser menos con aquellos fondos que se solicitan a los socios a través de sus cuotas mensuales, trimestrales, o semestrales, porque también de ellos son meros administradores y se deben rendir cuentas de su manipulación administrativa a los compañeros del Club.

Este criterio escrupuloso del manejo de los fondos procedentes de las cuotas de los socios y su aplicación, obliga aún mas si cabe a los Gobernadores a través de sus Gabinetes y al Consejo de Gobernadores  puesto que se nutren las tesorerías respectivas de aportaciones de los Leones, confiados siempre en que se haga un uso pulcro y legal del importe de sus cuotas, dentro del  rigor presupuestario que debe obligar a los administradores en el gasto.

Ni el Club es de su Presidente, ni el Distrito del Gobernador ni el Consejo de su Presidente. Tras todos ellos está el socio que es el que  debe tener y exigir el máximo control administrativo.

Tras la aprobación de la moción en la última Convención en la que se obliga a los Distritos y al Consejo a rendir cuentas periódicas a los Clubes de la utilización y manejo de los fondos dentro de los presupuestos, los Clubes deben hacer uso de las facultades que se les confieren para solicitar aclaración a las partidas que crean convenientes y tanto los Gobernadores como el Consejo están en la obligación de dar esa información, sometiéndose a esta constante auditoria durante su año.

Pero también los Clubes, al menos cada semestre, están obligados a rendir cuentas a sus socios de la aplicación que se hace de las sumas por ellos entregadas, e informar también a la Comunidad, a través de comunicados por los medios informativos, del gasto del dinero solicitado para actividades, extremo este que llevará a que se tenga plena confianza en los Leones, sabiendo cada uno de los que nos confían sus fondos, que estos han sido escrupulosamente bien administrados hasta la última peseta, ahora euro.

-----//-----

 

Editorial 31                      Setiembre/Octubre 1994

 

LA FUERZA DE LA PUBLICIDAD

 

Los medios de difusión actuales, nos llevan a la necesidad de utilizarlos, si queremos, con rapidez y seguridad para llegar hasta el último rincón de nuestra comunidad en la difusión de una noticia, en dar a conocer un producto, en buscar una profunda penetración en el mercado tanto de mercancías, como de ideas.

 

En infinidad de reuniones leonísticas, se pone de manifiesto el hecho de que la falta de conocimiento que  se tiene en nuestra sociedad del Leonismo, hace casi imposible una mayor extensión, un mayor crecimiento.

 

La Asociación, consciente de que los Clubes precisan de este apoyo publicitario, insta a los Distritos y a los Clubes a que se puedan realizar campañas de información en las áreas respectivas, utilizando los medios de información que se consideren necesarios y de hecho ya en muchas partes del mundo se está haciendo con más o menos fuerza, según los medios económicos con los que cuentan.

Muy próximo a nosotros...en el Reino Unido, se está realizando una campaña de difusión eficaz, con anuncios en prensa y cuñas publicitarias y programas de radio, espacios en televisión etc; campaña que está siendo subvencionada por los Distritos y Clubes ingleses con ayuda de la propia Asociación.

No sé si, por nuestra parte estamos aprovechando el potencial de influencia que todos o parte de nuestros socios podamos tener en los medios de comunicación, aún cuando no se nos puede olvidar que existirá un trato de gratuidad cuando se trate de difundir noticias y que se nos solicitará el abono de los espacios que ocupemos, cuando, se trate de información propagandística sobre nuestra Asociación.

Podemos seguir vegetando, como hasta ahora, o lanzamos de lleno a difundir lo que es el Leonismo, lo que hacemos, utilizando las modernas vías que nos ofrecen los medios actuales, aún cuando, ello llevaría un esfuerzo económico que no sé si estaríamos dispuestos a soportar.

 

Que hemos de cambiar modos y maneras, de acuerdo; pero que sean otros los que nos saquen las castañas del fuego y no queramos particularmente comprometemos ni en trabajo, ni en esfuerzo, ni en dinero, ya no parece forma correcta de actuar.

En el barco vamos todos y hundirnos o salvarnos dependen del esfuerzo común, de el "nosotros", no de el "tú" ni de el “yo”.

El periódico “LEONISMO ESPAÑOL” tiene abierto, desde ahora el "BUZON DE LAS IDEAS" y esperamos tu colaboración, pues surgirá, sin dudas, la que haga posible el que lleguemos a la mayor cantidad de personas con nuestro mensaje de información de forma rápida y eficaz.

Agradeceremos profundamente el que colabores en ello, pues en esa idea que te ronda en la cabeza, puede estar la solución que tú, yo y todos deseamos.

No se trata de invitar a nadie a través de los anuncios a que forme parte de nuestro Club, esto deber hacerse en la forma habitual, lo que si se puede hacer y es de lo que hablamos, es de darnos a conocer, de que el Leonismo sea conocido por mientras más personas mejor, de que en cualquiera de nuestras actividades, quienes participen lo hagan ya sabiendo qué hacen, en quienes confían que eso de "los leones” no les suene a "chino", muy al contrario que sepan comprender lo altruista de nuestro trabajo y regateen lo menos posible su colaboración.

Si es una constante en el mundo entero ¿por que nosotros no confiamos en la fuerza de la publicidad?

 

-----//-----

 

Editorial 32                        Noviembre/Diciembre 1994

SIEMPRE NAVIDAD

Que bueno sería que el espíritu navideño de solidaridad se extendiese a lo largo de los días y de los  meses durante todo el año.

No creemos que las necesidades que se pretenden remediar en Navidad hayan aparecido precisamente en esos días y por tanto quienes sufren y padecen el hambre, el frío, la falta de techo donde cobijarse, la falta  de lumbre, de calor, etc. son necesidades que padecían ayer y posiblemente antaño y casi seguro que sufrirán también mañana.

Es pena pues, que no mantengamos el espíritu de solidaridad que se respira en Navidad, a lo largo del tiempo y que ese sentido de ayuda y colaboración más o menos fogosamente no pudiese reflejarse en la constante labor humanitaria de ayuda que, desgraciadamente precisan muchos de nuestros semejantes.

Hoy podemos remediar la necesidad del día, pero... ¿y mañana?.

Cierto que tampoco podríamos, nosotros acudir día a  día  a curar estos males pues ni nuestra capacidad altruista de trabajo ni nuestra capacidad  económica nos lo permitiría  pero sí está en nosotros el remover conciencias para que ese espíritu de Navidad a que nos estamos refiriendo se mantenga constantemente, tanto por nosotros como por quienes están mejores situados y más pueden ayudar a quienes están tan necesitados.

La propia filosofía leonística nos induce a ello y así en el propio calendario de recomendación de actividades que Lions nos hace, va cubriendo mes a mes una ocupación, manteniendo constante el enarbolar la bandera de una acción leonística en diferentes campos, pero en suma haciéndonos ver que la guardia y el sentido  de solidaridad debe ser permanente, no circunscribiendo nuestra acción humanitaria a ningunos días determinados.

No obstante ello, el esfuerzo que realizan los Clubes de Leones en pro de una ayuda comunitaria eficaz a quienes mas lo necesitan, es digno de todo elogio y no somos precisamente nosotros quienes lo recogemos cosa además que no tendría ningún mérito, son los demás, las gentes de nuestro entorno, las gentes de las ciudades y pueblos donde nos encontramos, quienes vuelcan sus elogios a nuestra labor, como viene demostrándose a lo largo del tiempo.

También es verdad que todas nuestras actividades alcanzan el éxito porque siempre se cuenta con la inestimable colaboración de nuestros vecinos, de nuestros amigos en cada comunidad que conociendo nuestra actuación, la seriedad de nuestras obras, no regatean su ayuda, lo que hemos de agradecer con toda sinceridad y así lo hacemos.

A nosotros nos corresponde no obstante influenciar con nuestro ejemplo a que sean muchos más los que se acerquen al grupo para que seamos más en el trabajo y con ello cubrir un mayor abanico de protección y ayuda, ofreciendo a quienes quieran unirse a nosotros el magnífico salario de  la satisfacción que produce el bien hacer la gratificación imponente que representa la ayuda del Todopoderoso en nuestras obras, y el premio de la tranquilidad de espíritu cuando puedes observar que, a través de tu trabajo hemos llevado alegría y cierta paz a quienes la suerte no les fue propicia en la vida.

Como decíamos al principio, quiera Dios que el espíritu Navideño pueda mantenerse constantemente en el corazón de los hombres y mujeres de buena voluntad. 

-----//-----

 

Editorial 33                      Enero/Febrero 1995

DECLARACIÓN DE BERLÍN

El movimiento se demuestra andando, dice el refrán, y la internacionalidad del leonismo participando, diríamos nosotros, y con ello colaborar a la solución de problemas graves en otras comunidades, dando  buena prueba de que no son palabras, solamente las que pronunciamos los Leones, sino que ahí están los hechos que demuestran cuales son nuestros sentimientos humanitarios.

Bosnia / Herzegovina, población machacada con el horror de la guerra; destrucción que afecta sobremanera a la población más débil y por tanto más vulnerable, a los niños, a los jóvenes.

En otro lugar del periódico publicarnos con detalle la "Declaración de Berlín" y en él se recoge la oferta leonística de ayuda para la reconstrucción de escuelas y amueblamiento de las mismas, centros estos que deben servir para atender a la formación de la juventud, en otros parámetros; los de la paz, y buscando con ello un mayor entendimiento futuro de estas personas que puedan evitar los enfrentamientos tan absurdos como los que han llevado la siembra del terror en los últimos tiempos a Bosnia/Herzegovina.

El Leonismo europeo reaccionó bien ante las necesidades de esta población, acudiendo en ayuda de las jóvenes promociones a través de la reparación de los centros de enseñanza destruidos, que resultan imprescindibles para atender al cuidado y a. la formación del espíritu de una juventud que debe incorporarse a la restauración de su país, desechando el odio y la venganza.

Debernos estar alerta y al recibir la petición de ayuda y colaboración que se nos pueda hacer, mostrar nuestra generosidad y desprendimiento, tal y como en ocasiones anteriores lo hemos hecho.

Como botón tenemos la Campaña SightFirst, donde el leonismo de España participó de forma muy activa con el: 80% de sus Clubes, y una recaudación que nos situó en una posición privilegiada dentro del concierto mundial.

Ahora el Presidente Internacional, la propia Asociación está interesado en que la presencia leonística en Bosnia/Herzegovina sea activa y muy directamente corresponde este compromiso al Leonismo europeo, dado que es aquí, en nuestro continente, donde está radicado el problema que requiere nuestra ayuda y colaboración.

Como decíamos al principio “el movimiento se demuestra andando" y la "internacionalidad de los Leones “, participando.

-----//-----

Editorial 34                     Marzo/Abril 1995

En infinidad de ocasiones hemos escuchado decir los peligros que para la supervivencia de un Club supone el que su plantilla pueda estar dividida en grupos, sin que exista la necesaria unidad que haga fructífero el trabajo; un trabajo que realizado en equipo será clara demostración de la amistad y compañerismo que debe imperar en el seno de nuestros Clubes de Leones.

Unión y amistad, en consonancia con lo que postulan nuestros objetivos a tono con la ética de nuestros comportamiento leal caballeroso tanto para, con nosotros mismos como con los demás Aquí estamos para disfrutar de la amistad y de nuestro trabajo humanitario, nunca para intentar esquivar las “tarascadas" de los menos responsables, o para evitar las 'cuchilladas' de quienes puedan estar infiltrados en nuestras filas sin que les anime el mínimo espíritu de hacer realidad el compromiso que se adquirió al ingresar en el Leonismo.

Los mensajes que constantemente recibimos de la Asociación a través de las intervenciones de los más altos representantes de la misma, van siempre orientados a crear el grato ambiente de convivencia de quienes figuran en las filas de nuestros Clubes, porque el ambiente que en ellos se respire, si de verdad es sincero y amistoso, se reflejará en nuestra actuación a todos los niveles, Zona, Región , Distrito y Distrito Múltiple y servirá en cada caso para ofrecer un ejemplo que deba arrastrar a los demás a un comportamiento digno, sin egoísmos, envidias o "retorcidos", muy al contrario llevar a la práctica una ecuanimidad que haga merecer el respeto y consideración tanto de propios como de extraños.

Es muy fácil gritar, intentar imponerse a la razón con gestos y actitudes poco nobles y elegantes; lo difícil es tener la capacidad suficiente para sobreponerse y no dar por recibidos agravios y ofensas analizando la escasa personalidad de quien o quienes la provocan.

Es fácil lá critica destructiva, pero muy difícil dialogar, razonar y proponer soluciones alternativas lógicas y razonables para alcanzar, todas y cada una de las metas que el Leonismo persigue. Se nos llena la boca de palabras de alabanza hacia la bondad de los métodos demócratas, pero nos cuesta aceptar y en ocasiones rechazamos, los resultados a través de las urnas cuando la mayoría emite votos que llevan a un acuerdo contrario a lo que nosotros proponemos o pensamos. Es un buen  ejercicio participar en la vida activa del Club, Zona, Región, Distrito y Distrito Múltiple  pues de lo contrario nuestro pensamiento que puede y debe ser positivo, no se expone ante el grupo que haya de  tomar decisiones mayoritarias y esto nos puede llevar a pensar que los demás, por sistema, nos rechazan sin más.

Amistad, generosidad, desprendimiento, caballerosidad, humildad, estas y muchas mas han de ser cualidades que los Leones hemos de procurar tener y demostrar, pues por algo nuestra Asociación lleva de siempre el orgullo de poseer una militancia de gente honrada y cabal.

-----//-----

 

Editorial 35                             Mayo/Junio 1995

CUALQUIER tipo de empresa, sociedad u organización considera altamente rentable la inversión que, en la formación de su personal pueda realizar pues este será en todo momento el mejor activo, si se quiere hasta inclusive mejor realizable con el que puede contar.

Así los métodos de preparación y entrenamiento que se ponen en marcha pueden ser estudiados en virtud de sus resultados y modificados, cambiados y hasta suprimidos; si los resultados que se obtienen de su implantación no están en consonancia con el esfuerzo que se realiza para la capacitación de equipos, teniendo en cuenta que en cada momento deberán adaptarse a las situaciones "del mercado" que exigirá ahora este planteamiento y después aquél otro, pues los cambios a que está sometida la sociedad misma hacen que se adapten a ellos los sistemas y métodos de enseñanza y producción.

No puede escaparse a este tipo de cambios organizaciones que como la nuestra, Lions Clubs internacional, busca en cada momento un acercamiento a la sociedad, dando a ella lo que la misma demanda y naturalmente buscando en los Leones una preparación apropiada para el momento en que nos movemos y trabajamos.

Los Talleres de Liderazgo que ahora se implantan, buscan una mejor adaptación de los líderes leonísticos, de acuerdo con este mercado de personas y cosas, que piden y exigen unas reglas de comunicación más perfectamente estudiadas y adaptadas, más planificadas y en líneas más abiertas y estudiadas de acuerdo a las necesidades actuales.        

Los programas son válidos en momentos precisos, sin que quiera esto decir que hayan de mantenerse de por vida, según puedan comprobarse los resultados. Así si hasta ayer ha sido el “Entrene al Entrenador" programa de éxito total, con resultados verdaderamente elogiables hoy se cambian algo las técnicas y tácticas buscando tal vez una mejora de enseñanzas de "Liderazgo" como gusta llamarles; acercándonos más y más al concepto empresa, con aplicación de un “ marketing" funcional adaptado a nosotros como Asociación de Servicio.

El aprender nos hace estar convencidos de aquello que practicamos, y por tanto con esta convicción, buscar el persuadir á quienes prediquemos, a través del ejemplo y de la palabra, la bondad de nuestro ejercicio de servicio, siempre con la grandeza que nos da el servir, pues como decía Gabriela Mistral: “El  servir no es de seres inferiores, pues Dios que es luz y es vida Sirve"

La adaptación a los tiempos de ahora, es necesario y fundamental y como bien decía en la pasada Convención el Ex Director Internacional, Orador Oficial Dr. Jean Behar, la Asociación se está moviendo en este sentido, buscando nuevos sistemas y cauces de organización, buscando un mayor acercamiento a las bases, y hasta inclusive adaptando sus estructuras a las necesidades del momento. La supresión del Tercer Vicepresidente, la dotación de un nuevo Director Internacional a Asia, la también dotación de un nuevo Director Internacional a Europa, los cambios en los programas de formación de líderes, la modificación en los Seminarios de Gobernadores Electos, etc. etc. son síntomas de querer estar en el momento actual, sin que exista el menor interés en mantenerse estáticos e inmutables, ante las necesidades de un  mundo cambiante en el que hemos de desenvolvernos.

-----//-----

 

Editorial 36                      Julio/agosto 1995

El Presidente  Internacional, William H. Wunder, en el programa presentado para el año 1995-96, en su apartado "Desarrollando líderes para el futuro”  hace una amplia explicación de lo que la Asociación está haciendo en estos momentos y previsiones para el mañana, para adaptar el enfoque de la formación de líderes a los tiempos actuales, buscando fórmulas que hagan posible la capacitación  de quienes han de regir los destinos de la Institución en los diferentes niveles Internacionales, distritales o de clubes.

El tiempo nos dio la razón, puesto que, cuando hace ya varios años indicábamos la necesidad de buscar fórmulas actuales de marketing que pudiesen dar vigor modernista al trabajo leonístico, según las recomendaciones de cambio del entonces Presidente Internacional, tuvimos que escuchar algunas voces discordantes las cuales indicaban que nada tenía que ver Lions con empresa de venta de productos, y por tanto tampoco aquellas maneras que desarrollaba el marketing eran de aplicación a nuestra obra.

Si nosotros estamos en el mercado el producto y la imagen, - señalaba el ex presidente Jenning - hemos de adaptarnos a los sistemas de trabajo, producción y  venta de quienes se mueven en ese mercado en busca de resultados positivos y las técnicas que han de emplearse en el terreno de la información de influencias,  deberán estar modernizadas, no quedándonos parados en el pasado como dice el Presidente Wunder en su programa, sino muy al contrario poner la mirada y buscar rabiosamente resultados de futuro.

La lectura  del programa del Presidente Internacional, es recomendado no sólo a los Leones con responsabilidad a nivel de distrito o club, también a todos nuestros socios en general pues ello dará a cada uno de nosotros una perspectiva de los objetivos que enmarca el trabajo leonístico debiendo cada socio en particular, aportar ideas e innovaciones para hacer que su club sea una célula viva en el entorno de lo que es el cuerpo vigoroso de los Leones en el mundo entero.

"Visión, conocimientos e inspiración son la clave para que nuestro liderazgo continúe fortaleciéndose y teniendo éxito. El mundo ha cambiado muchísimo desde 1917 pero aún necesita de líderes y de nuevas modalidades de servicio, -escribe el Presidente Wunder. Los Leones, tienen que aprovechar esta oportunidad para hacerle frente al desafío".

Se nos está invitando pues a prepararnos, a adquirir conocimientos a tener inspiración creadora, necesaria creatividad para alcanzar el éxito y de acuerdo con los cambios imperantes en la sociedad actual la adaptabilidad de formas de trabajo y acción a los mismos.

En resumen no podemos quedarnos en el pasado ni vivir en la nostalgia de lo hecho; hemos de caminar con paso firme por las rutas, de los tiempos modernos dónde muchas cosas cambian, y se modifican ,   no diría día a día, tal vez por momentos, si bien conceptos como AMOR, SOLIDARIDAD, ENTREGA, GENEROSIDAD, SERVICIO son inalterables y de plenitud de vigencia ahora y mañana Siempre existirán personas en el mundo dispuestas a llevarlas  a la práctica entre ellas, con el orgullo que nos honra, el cerca del millón y medio de Leones desparramados por todos los rincones de la tierra       

Cerramos con las propias palabras del Presidente Internacional William  H. Wunder "Ahora, tenemos que  encarar  la incertidumbre del mañana. Se vislumbran los desafíos que trae el próximo siglo quizás acompañados de problemas para nosotros desconocidos. Pero sin importar lo que fuere, el esfuerzo de los Clubes de Leones y los líderes leones será imprescindible.

Sabemos que gracias a la dedicación y al  trabajo  de nuestros predecesores llegamos a colocarnos en la posición que ahora nos encontramos.  Estos, hombres y mujeres hicieron una contribución enorme al mundo. Ha llegado el momento de que nosotros actuemos”

-----//-----

 

Editorial 37                      Setiembre/Octubre 1995 

Aún cuando muchas de las facetas Leonísticas se han seguido practicando durante el verano, también es cierto que en ese período se observa cierta ralentización en el trabajo de los clubes, zonas, regiones y distritos dado que, las propias vacaciones dejan bajo de potencial humano a los clubes que son los que en definitiva hacen mover, la máquina leonística.

Y la máquina se ha puesto de nuevo en marcha, iniciándose con las reuniones de zona de septiembre (Consejo Asesor del Gobernador)  en las cuales los clubes pertenecientes a ellas han planificado sus actuaciones futuras cambiando información y sistemas de trabajo y buscando la posibilidad de un mayor rendimiento de sus esfuerzos; para alcanzar los fines benéficos comunitarios que se persiguen

Es bueno que en estas reuniones se piense establecer nuevos sistemas de realización de actividades leonísticas con adaptación a lo que ahora nos puede exigir la comunidad de acuerdo a las necesidades actuales de la misma que serán sin dudas, diferentes en cada momento, dado que estas se modifican de acuerdo a los tiempos que se viven.

Si los  clubes adaptan su trabajo actualizando los sistemas, modernizando los medios, posiblemente sean más atractivos y consigan más colaboradores, Leones o no, y ello incrementará el potencial leonístico local, redundando en un bien general de la Asociación. El marketing llevado a nuestro terreno de servicio a la comunidad es perfectamente adaptable a nuestras necesidades, siempre y cuando, con detenimiento, se estudien las actitudes más apropiadas que mejor puedan ser acopladas a la consecución de los fines que perseguimos.

Somos una Asociación de clubes de servicios humanitarios (¿Empresas de servicio a la  comunidad?) y es lógico pensar que estando en el mercado, con los pies sobre la tierra, pensemos en que mejores frutos podremos alcanzar si adaptamos sistemas de trabajo a lo que la sociedad moderna nos reclama, puesto que a ella le afectan los males desconocidos antaño y a los que hemos de combatir con armas actuales de ahora, no de antes ni de después.

La máquina leonística se puso en marcha de nuevo, hace falta que impregnemos todas sus piezas con el bálsamo suavizador de nuestra entrega y colaboración.

-----//-----

 

Editorial 38                      Noviembre/Diciembre 1995 

POR SUS OBRAS  LOS CONOCEREIS 

El que la sociedad aún no nos conozca lo suficiente, corno Clubes de Servicio, como Asociación humanitaria de implantación mundial, como institución benéfica comunitaria de cuya falta de conocimiento por la sociedad se lamentan muchos de nuestros asociados, culpando de ello, en muchos casos, a la falta de eficacia promocional de los órganos rectores de la institución (internacional, nacional o distrital), depende en mucho también de la eficacia de los Clubes en sus áreas respectivas, por la falta de realización de campañas bien dirigidas y organizadas, encaminadas a conseguir a través de los medios de comunicación locales, la mayor difusión de aquellos actos, eventos y actividades de verdadera importancia que el Club promueva y ejecute en la comunidad, si es que estos se hacen, pues desgraciadamente, en muchos casos no se cubre ni una mínima parte de lo que  debiera ser un trabajo efectivo en busca de alcanzar los objetivos a que estamos obligados como miembros de nuestra Asociación.

Si es cierto aquello de que "por sus obras los conoceréis", justificada está la falta de conocimiento en muchos lugares donde existiendo Clubes de Leones, estos, inmóviles, faltos de vitalidad y genio creativo, así como de esfuerzo y trabajo, no realizan "obras" que les puedan llevar a ser "conocidos", lamentándose después de que "los demás" no hacen nada para difundir nuestra Asociación, olvidando que el movimiento se demuestra "andando", más que "criticando", sobre todo cuando esta crítica no es constructiva, que sería aceptable, sino más bien negativa, intentando justificar su inactividad, culpando a los otros, pues ellos no son responsables, nunca jamás.

¿Por qué no nos conocen ? - En aquellas ciudades donde el Club de Leones funciona bien, donde realiza actividades, donde está siempre atento a la más leve necesidad comunitaria, donde sus relaciones públicas y privadas son efectivas, donde el Club persigue con ansias la cobertura, siquiera en parte de objetivos Leonísticos , allí si que se nos conoce, como  queda constancia clara a través de las informaciones aparecidas en los medios de comunicación local, y cuyas informaciones los clubes remiten a la redacción de nuestro periódico con cierta regularidad

Se nos conoce menos, o no se  nos conoce, en aquellas zonas donde los clubes son débiles o aún no existen. Si "por sus obras  los conoceréis”, difícilmente el Club débil, sin acción ni actividad; será conocido y no valdrá que se lamente, pues también es parte de su responsabilidad promocionar, publicitar, airear en definitiva la labor que hace el Club, si es que se siente orgulloso del trabajo que realiza en la comunidad.

El "Nosotros servimos “en "'silencio", que algunos dicen, no es válido, si después nos lamentamos de que la sociedad no tiene conocimiento de nuestra obra, no conoce al  Club de Leones y por, el Club a la Asociación.

Precisamente evitar el protagonismo personal está en recalcar con fuerza el “NOSOTROS", la palabra más importante del léxico leonístico, pues así nadie en particular tendrá protagonismo y será el conjunto, el Club, la Asociación la conocida, amen de que esa labor pueda apoyarse en campañas promocionales lanzadas desde las distintas áreas jerárquicas de la organización, a las que de  forma alguna queremos renunciar.

Lo de "por sus obras los conoceréis" es cierto; pero es necesario hacer cosas, realizar obras, para: a través de ellas dejar constancia de nuestra existencia, de nuestra vitalidad y de nuestra presencia viva en la vida comunitaria donde nuestro Club está implantado, para que a través de nuestras obras se nos conozca.

-----//-----

 

Editorial 39                       Enero/Febrero 1996

 

PARA LOS CLUBES DE LEONES EL MAÑANA COMIENZA HOY

 

No es la primera vez, ni será la última, que en visitas a clubes hemos escuchado palabras relativas a la falta de orientación que se recibe de Lions tanto en lo referente a la propia información y formación leonísticas como a la posibilidad de tener en cartera fórmulas de diferentes actividades que hagan posible a un Club orientar su trabajo, sin mucho pensar, a aquellas áreas en que los Clubes de Leones puedan alcanzar unos resultados óptimos y con ello cubrir sus necesidades de servicio comunitarios, que le lleven a alcanzar el reconocimiento de la ciudadanía de la que en muchos casos se sienten huérfanos, por falta de conocimiento de la sociedad.

En otra parte de este número del periódico LEONISMO ESPAÑOL reproducimos parte de un folleto editado por Líons, con proyectos de índole internacional y que bajo el lema de "Uniendo al mundo por medio del Leonismo" - informaba a los Presidentes de Clubes al inicio del ejercicio 1995-96 de una serie de actividades posibles a las que los clubes podrían engancharse sirviendo y prestando un servicio a su propia comunidad y a otras, dentro del propio carácter internacional que caracteriza a nuestra Asociación.

Uno de ellos, de carácter abierto al público en general dentro del hobby de la radio afición, ha sido el concurso “Cazando Leones en el Aire” celebrado el pasado día 13 de Enero, en conmemoración del nacimiento de nuestro fundador Melvin Jones, y en el que han participado miles de radioaficionados del mundo entero, Leones o no, los cuales han estrechado lazos de amistad "fomentando un espíritu de comprensión entre las gentes del mundo", haciendo por tanto realidad el primero de nuestros objetivos llenando las ondas de mensajes de paz, haciendo a la vez una labor de información extraordinaria pues, posiblemente, muchos de los radioaficionados participantes o no en el concurso hayan escuchado por primera vez un mensaje de los clubes de Leones llegando a interesarse por ello y dando origen a infinidad de conversaciones radiofónicas en sentido informativo de lo que es nuestra Asociación en algunas de las cuales tuve ocasión de intervenir como EA7BWL mi indicativo de radioaficionado.

El Hermanamiento Escolar, el Programa de Anfitriones, los Programas de Intercambio y otros, muchos de fácil realización por los Clubes, son explicados en el folleto transcrito a que nos referimos al principio del editorial que, recomendamos con el mayor interés a que sea leído y si es posible la posibilidad de participar en alguno de ellos por nuestro club.

Como se dice en la transcripción, si le considera por sí solo un proyecto de un solo club puede parecer de poca importancia y escaso relieve, pero cuando sumado a cientos de proyectos de comunidades y a millones de gentes trabajando en unión la suma total refleja la magnitud de la importancia de nuestra acción leonística, como, un instrumento para el bienestar y la paz internacionales. El Programa de Ayuda a la Juventud de "El mañana comienza hoy",  podría ser igualmente de aplicación a todos nuestros clubes, y que al decir, lo haremos mañana, pensemos que el "mañana es hoy", iniciando pues el caminar en estos momentos, ahora, en este instante, pues las necesidades que vamos a cubrir, materiales o espirituales  es posible que vengan de ese “mañana” que para muchos empezó ayer o anteayer o sabe Dios cuando.

 

 -----//-----

 

Editorial 40                       Marzo/Abril 1996


"NOSOTROS"

 

Ya en 1973, el entonces Presidente Internacional TRIS COFFIN definía la palabra NOSOTROS como la más importante del léxico leonístico. Por contra el YO, lo señalaba como la menos importante de todas, pues en torno a ella siempre estuvo el deseo de un "figurar" sin figura, de un sobresalir sin "calidad", de una preponderancia y egolatría digna más de repulsa que de elogio.

NOSOTROS somos los que servimos, los que de forma anónima , para que siempre sean LOS LEONES,  ponemos el empeño, el esfuerzo y el cariño, en una obra que ya los fundadores la definieron como obra de conjunto, como obra de esfuerzo común, como obra humanitaria que acogida a esa caridad cristiana, hace posible el milagro de la ayuda, de la comprensión, de la mano tendida al menesteroso, tras la cual no hay rostro particular más que esas efigies del León rey de la selva, tras la cual nos agrupamos los que queremos servir por amor sin figurísmos, para que el reconocimiento sea siempre al NOSOTROS que agrupa a las gentes de sentimientos humanitarios y buena voluntad que forman los Clubes de Leones en el mundo entero.

La sencillez, la humildad, la grandeza de los hombres y mujeres de nuestra Asociación, está en el querer hacer y no figurar, en el querer siempre destacar la obra leonística, y no el personalismo que lleva a que puedan pensar quienes no nos conocen suficiente que aquí estamos para buscar nuestro lucimiento personal.

Ocurre algunas veces hasta en las informaciones que se nos hacen llegar al periódico, en referencia a actividades y eventos leonísticos, donde la profusión de alusiones personales, regados además con informaciones gráficas donde el YO está a la orden del día ponen en evidencia el que estemos embuídos  de que es el NOSOTROS el que debe destacar.

La sencillez, el desprendimiento y la generosidad, deben ser cualidades fundamentales en los integrantes de nuestra Asociación y naturalmente, la gente sencilla, desprendida y generosa busca de siempre la complacencia general, el goce y disfrute del resultado favorable de una obra bien hecha, por parte del grupo; de todos, en definitiva de NOSOTROS sin que haya en ningún momento roces o envidias, por buscar un protagonismo personal a todas luces innecesario, cuando trabajando en grupo, en equipo, es el éxito del conjunto el que nos debe alegrar.

Nunca jamás debemos olvidar que la palabra MAS IMPORTANTE Leonísticamente hablando es NOSOTROS dejando aparte el YO para aquellos que sólo quieren figurar sin calidad.


-----//-----

Recopilación para la Web del Leonismo Argentino

CL Pedro Mario Marrello