SECCION DE LIBROS LEONISTICOS

ASOCIACION INTERNACIONAL DE CLUBES DE LEONES

DISTRITO MULTIPLE "O" - ARGENTINA

LA FUNDACION INTERNACIONAL

DE CLUBES DE LEONES

PDG Dr. Tito L. Rocchetti

 Contenido

* - Prólogo.

* - Introducción

1- Orígen, naturaleza y funcionamiento.

Semblanza de la esencia del Leonismo.
Concepto utilitarista de la internacionalidad.
La internacionalidad desde el punto de vista leonístico.

La internacionalidad como herramienta de integración humana.

La Fundación Internacional del Leonismo.
Breve descripción de lo que es LCIF.
Cómo funciona esta Fundación.
Síntesis de la obra de LCIF.
Cuál es su futuro?.
2 - Apoyo financiero de la Fundación.
Qué beneficios reciben los Clubes de Leones?.
Para qué se puede solicitar ayuda financiera.
Aspectos a observar en la presentación de una solicitud.
Clases de subvenciones que otorga LCIF.
Casos en los que LCIF acuerda subvenciones.
Casos en los que LCIF no concede ayuda financiera.

Consejos sobre pedidos de subvención.

3 - Subvenciones regulares. 
Consideraciones generales.
La presentación.
Intervención de la Gobernación del Distrito.
Intervención del Consejo de Distrito.
Revisión administrativa de LCIF.
Tiempo de tratamiento de una subvención regular.
Resumen de requisitos por subvenciones regulares.
Administración de un subsidio.
4 - Subvenciones de emergencia.
Consideraciones generales.
Otorgamiento.

Inversión y rendición de cuentas.

Advertencias.
5 - Programas de premios de LCIF.
Para individuos.
Para Clubes.
6 - Corolario.
Palabras finales.
7 - Formularios.
Formulario de solicitud de subvención.
Presupuesto de proyecto.
Declaración del Gobernador de Distrito.
Certificación del Presidente de Consejo.

Prólogo 

Al decir del Ex Director Internacional Aníbal C. Filiberti, la internacionalidad constituye la esencia del Leonismo". Es un capítulo muy amplio que nos diferencia de otras instituciones de bien público, pero que lamentablemente no se lo practica con la generosidad necesaria.

En los últimos tiempos, seguramente por la posibilidad de frondosos subsidios, comenzaron los Clubes de Leones de Argentina a poner su atención en la Fundación Internacional, particularmente en el programa Sight First, atraídos por la oferta que desde Oak Brook la Asociación lanzó al mundo leonístico.

Entonces aparecen las inquietudes, se busca ostensiblemente el apoyo económico con más deseos que conocimientos. Precisamente ante esa falencia aparece el ojo visor de Tito L.Rocchetti, un profundo estudioso del Leonismo, que advirtiendo este déficit del Leonismo publica oportunamente y con su natural claridad de conceptos, esta obra titulada "La Fundación Internacional de Clubes de Leones", con sentido práctico, en la inteligencia de que "información y motivación constituyen dos elementos fundamentales para promover una verdadera identificación leonística y una mayor participación de los Leones". Recorriendo los distintos aspectos de esta obra, que viene a cubrir una verdadera necesidad, puede apreciarse que ese pensamiento del autor se cumple con amplitud.

Apelando a expresiones claras, lenguaje sencillo, capacidad analítica y la filosa lucidez que identifica a Tito L. Rocchetti, recorremos los distintos aspectos de LCIF, marcando especial énfasis en el apoyo financiero y la manera práctica de llegar a él, lo que convierte a esta obra en un verdadero Manual de consulta, al que deberá recurrir cada Club de Leones cuando intente lograr un subsidio de la Fundación.

Queda aquí demostrada, una vez más, la dedicación, la capacidad de hacer simple los conceptos más complejos de este innegable docente del Leonismo. No caben dudas que el deseo final expresado por el autor en el último párrafo de su Introducción se cumplirá ampliamente. La sola mención de su nombre, garantiza su calidad, antes de leerlo.  No es poco.

 

PID Luis Murad

 

INTRODUCCION

Siempre he sostenido que información y motivación constituyen dos elementos fundamentales para promover una verdadera identificación leonística y una mayor participación de los Leones. Esa forma de pensar y sentir me ha llevado a realizar y difundir una serie de trabajos que tienen un generoso contenido de información y motivación, con el propósito de contribuir a elevar la calidad del acontecer del Leonismo Argentino. Porque eso es factible a través de un mejor conocimiento de todo lo referido a su filosofía, a su funcionamiento y a sus realizaciones.

En este nuevo trabajo me ocupo de la Fundación Internacional de Clubes de Leones para penetrar en su esencia y realidad operativa con la finalidad de ofrecer una visión conceptual y práctica de la misma y complementar las periódicas informaciones que suministra nuestra Asociación al dar a conocer sus actividades. Se consideran en él las razones filosóficas y leonísticas que llevaron a crearla, y para ello se ha estudiado e interpretado la posición fijada en forma reiterada por nuestra Asociación respecto de la internacionalidad. Eso no solo se encuentra reflejado en el primero de sus objetivos sino que posteriormente fue ratificado expresamente a través de su "Declaración de Principios sobre Relaciones Internacionales", donde se profundiza sobre su naturaleza conceptual. El análisis de esta cuestión se lo traslada luego a la época actual para reafirmar la vigencia de esas metas de unir a los seres humanos con lazos de hermandad universal, y el valor de la Fundación como herramienta eficaz para lograr ese objetivo.

Luego se realiza una breve descripción de lo qué es y qué hace nuestra Fundación y su proyección futura, para detenerse después en forma minuciosa en la consideración de aspectos reglamentarios de trámites operativos que viabilizan la instrumentación de la acción de apoyo financiero que LCIF ofrece a los Clubes de Leones del mundo. Se desarrolla allí lo concerniente a las subvenciones regulares separadamente de lo relativo a las subvenciones de emergencia (o de urgencia), precisando qué es lo que se debe hacer en cada caso para gestionar una subvención ante LCIF.

En la parte final se hace mención al programa de reconocimientos que tiene vigente nuestra Fundación para premiar a quienes con su apoyo financiero hacen posible llevar adelante la extraordinaria obra de bien que se canaliza a través de ella.

Este trabajo fue realizado tomando como referencia las disposiciones reglamentarias dictadas por la Fundación al respecto, el Formulario Oficial de Solicitud de Subvención, otros antecedentes leonísticos referidos al tema y la experiencia adquirida en años de prestar asesoramiento en forma personal a numerosos Clubes de Leones y Funcionarios leonísticos.

Espero que sea de utilidad.

 

PDG Dr. Tito L. Rocchetti

__________________________________________________________________

LA FUNDACION INTERNACIONAL

 DE CLUBES DE LEONES

 

PDG Dr. Tito L. Rocchetti

__________________________________________________________________

1

ORIGEN, NATURALEZA Y FUNCIONAMIENTO

El Leonismo se fundó en el año 1917 para dar respuesta a una concepción filosófica pionera que se adelantó en el tiempo a otros proyectos de ayuda económica y social que, emergentes de instituciones sin fines de lucro, aparecieron a nivel mundial en la primera parte del siglo veinte. La idea fuerza que le da sustento se ve reflejada en el lema "NOSOTROS SERVIMOS", que debe interpretarse como una expresión que es utilizada para caracterizar a quienes trabajan mancomunadamente y con desinterés en favor de sus semejantes y de sus comunidades. Sus iniciadores lo crearon pensando que el ser humano puede contribuir de manera significativa para construir un mundo mejor si toma conciencia de su responsabilidad solidaria para con quienes necesitan de ayuda, y asume un papel más protagónico en su tiempo histórico. Por eso procura motivar a personas de bien para que dejen de lado actitudes de ser meros espectadores del acontecer de la sociedad y asuman una posición de mayor compromiso por el conjunto.

Quienes promueven la expansión de la actividad leonística lo hacen con el convencimiento de que están ofreciendo a otros la oportunidad de recibir compensaciones espirituales y de que su persona adquiera una dimensión social distinta en su ámbito de actuación, porque su presencia se verá enriquecida por nuevos valores que lo llevarán a compartir el objetivo de contribuir al desarrollo integral del ser humano, al bienestar de su comunidad y al de la humanidad en su conjunto.

El Leonismo, como actividad cotidiana en pro del bien común se preocupa por hacer más humana a través del servicio la vida en sociedad, en la familia y en la comunidad cívica. Y para lograrlo se desenvuelve dentro de principios morales que, sin perjuicio de que puedan ser considerados evolutivos y cambiantes, señala en su Código de Etica que siempre hay que tener como parámetros de referencia el respeto a la dignidad de las personas, a la libertad y al sentimiento de comprensión y entendimiento mutuo.

En nuestros días se ha extendido una interpretación del significado de la internacionalidad desde un punto de vista materialista que reposa fundamentalmente en el hecho de que el capitalismo ha adquirido una base económica de carácter mundial. Y en virtud de esa circunstancia pareciera que deberían primar las reglas fijadas por los factores económicos por sobre consideraciones de cualquier otro tipo, a fin de tender a que alcancen un óptimo de rentabilidad y con ello incrementar globalmente la riqueza de la sociedad. Al respecto un prestigioso analista internacional ha señalado que "...hoy el dato básico es la desterritorialización de la economía, a impulso de la revolución tecnológica de la información que permite tomar decisiones estratégicas en tiempo real a escala global. El Estado no es más freno y limitación, porque perdió la capacidad para serlo." Es decir, la distinción de nacionales y extranjeros que en su momento tuvo relevancia, fue un hecho territorial que en la actualidad ha perdido rigor frente a las realidades que plantean por ejemplo la Unión Europea, el Nafta y el Mercosur. Esto, en su opinión trajo como resultado "...una aceleración del crecimiento, un aumento de la productividad, una baja de costos y una disminución de la inflación, todo al mismo tiempo." Pero sin perjuicio de todos esos aspectos tan positivos advierte con respecto a otros que "el Estado nada puede sin una transformación de la conducta individual, tanto pública como privada, que sea consistente con una economía de mercado, en lo esencial autorregulada". Y concluye su análisis señalando que "... el renacer ético se transforma en necesidad funcional."

Este enfoque es muy claro porque a nadie escapa que, pese a los importantes resultados económicos obtenidos, ese hecho todavía no se haya visto reflejado, como era de esperar, en el bienestar de vastas masas poblacionales que están padeciendo condiciones de vida muy precarias.  Con el agravante de que, como una indeseable secuela negativa, se observa que en la sociedad ha ganado espacio una gradual desvalorización del ser humano como persona.

En consecuencia, la problemática no se reduce a una cuestión de acomodamiento impuesto a la sociedad para que sus integrantes se adecuen a esta realidad distinta que surge del predominio ilimitado de las leyes del mercado y de la libre competencia. Tampoco es un costo humano totalmente ineludible que se deriva de la necesidad que se tiene de insertarse dentro del amplio escenario que han creado quienes proyectan construir esa "aldea global" a la que aspiran, considerándola como tal a la Humanidad en su conjunto. Ese es un costo humano alto que puede reducirse según la conducta que adopte cada uno frente al derecho a la dignidad del otro. Por eso compartimos la opinión de que tenemos que actuar y participar para favorecer ese "renacer ético" que conduzca a evitar que una actitud de que pensando solo en el provecho propio dejemos indiferentes que aquello de "... el fin justifica los medios" se instale como regla de conducta social. Por eso la filosofía leonística destaca que no deben olvidarse los valores de la solidaridad y del respeto y consideración recíproca, porque son soportes que sirven para sostener la dignidad humana.

Continuando con el análisis de esta delicada cuestión resulta útil consultar cómo nuestra Asociación ha considerado este tema en su "Declaración de Principios sobre Relaciones Internacionales". Al respecto observamos que en ese documento destacó que "..era consciente de la interdependencia del hombre en la comunidad mundial, sensible ante las necesidades mundiales existentes y consciente también de su gran capacidad como instrumento efectivo para el logro de la comprensión y colaboración internacional ..." del modo que se expresa en el primer objetivo del leonismo: "Crear y fomentar un espíritu de entendimiento entre los pueblos del mundo". Sostenía que para ello se necesitaban programas de asistencia económica y técnica, pero que también había que brindar a los demás el regalo de la amistad, porque cuando uno se contempla idealmente en otras personas e imaginariamente ocupa su lugar, esa experiencia contribuye para transformar nuestra visión del mundo y crear un estilo de vida donde importa también lo que les ocurre a los demás.

También se señala en dicha declaración que "el proyecto de una comunidad visto individualmente puede ser considerado de menor importancia, pero cuando se añade a los proyectos de cientos de comunidades y millones de personas que trabajan mancomunadamente, la suma total refleja la magnitud de la importancia del programa como instrumento de paz y buena voluntad internacional". Es decir, se parte del convencimiento de que en esos programas el interés y preocupación por el conjunto lo es sin desmedro del individuo como persona, sino todo lo contrario.

Hechos de la historia reciente han demostrado que nuestras vidas pueden verse afectadas de manera creciente por eventos que se producen a miles de kilómetros de distancia, y que el progreso de las ideas de lograr una humanidad globalizada aumenta sin cesar las relaciones y comunicaciones entre gente de todas partes del mundo. Simultáneamente se incrementan las responsabilidades del ser humano porque se encuentra sumergido en ese devenir de los acontecimientos y comprometido por sus implicancias. Todo esto hace que, deseándolo o no, se vea obligado a asumir un papel de mayor protagonismo para no ser arrasado por ellos y asegurar su supervivencia, por lo que el apoyo y consideración recíproca se constituye en un elemento aglutinante y necesario para enfrentar la situación.

Esta última circunstancia viene a ratificar la visión de los fundadores de nuestro Movimiento que sostuvieron desde sus comienzos, con un sentido generoso, voluntarista y desinteresado que la preocupación de bien común de los leones no debía limitarse solo a la propia comunidad. Y por eso, como se dijo más arriba, desde el punto de vista leonístico y con espíritu de grandeza debía irse también más allá de las realidades y de las necesidades locales. Esa fue una posición principista que por su gran contenido de humanitaria solidaridad puede calificarse como revolucionaria para la época.  Esas ideas, no obstante el tiempo transcurrido siguen teniendo vigencia para quienes aspiramos a participar de una convivencia humana en la que se respeten ciertos valores éticos y exista más comprensión y respeto mutuo.

Somos conscientes de que eso no se obtiene gratuitamente ni esperando que otos hagan toda la tarea.  En cambio lo que se requiere es que todos de alguna manera hagamos aportes para que esas relaciones merezcan ser vividas. Por eso el Leonismo para contribuir a hacer realidad esos objetivos ofrece una serie de opciones que se complementan entre sí porque en última instancia apuntan a los propósitos de integración humana con sentido de hermandad social. Entre esas opciones podemos mencionar el intercambio juvenil, los campamentos de verano para jóvenes, los encuentros de amistad a través de las fronteras, los hermanamientos, las comunicaciones entre radioaficionados, los proyectos asistenciales compartidos, las actividades culturales, los servicios educativos internacionales y, finalmente, las obras humanitarias que se concretan con la participación de su Fundación (LCIF).

La Fundación Lions Clubs Internacional (LCIF) nació en el año 1968 como una forma inteligente de fomentar un sistema de solidaridad recíproca para que los Clubes de Leones contaran con la posibilidad de poder encarar proyectos extraordinarios y más ambiciosos que aquellos que les permitirían los recursos que tradicionalmente estaban en condiciones de recaudar para hacer obras y servicios. Esta asistencia es prestada sin limitaciones de tiempo o lugar, o de cualquier circunstancia discriminatoria que pudiera separar a los hombres, como el color de su piel, religión, idioma o atributo cultural característico. En la práctica opera como una especie de bomba aspirante - impelente que por una parte recibe aportes y donaciones provenientes de distintas partes del mundo y por la otra los devuelve bajo la forma de ayuda financiera para atender proyectos de valor social destinados a mejorar la calidad de vida de seres humanos de variadas latitudes.

La Fundación Internacional del Leonismo está constituida como corporación pública de beneficencia, sin fines de lucro y exenta de impuestos. La misma tiene su sede en 300 22nd, Street Oak Brook, Illinois, Estados Unidos, y por medio de contribuciones de los Leones y de otras personas e instituciones ha provisto y sigue proveyendo millones de dólares para auxiliar a necesitados del mundo a través de obras y servicios de hondo contenido social y humano. LCIF es el medio por el cual se posibilita que personas con sentimientos humanitarios a las que les interesa el bien común ejerciten más provechosamente su generosa vocación de servir como ciudadanos del mundo, y sumar su participación a la de otros para unirse en el esfuerzo de ayudar a sus semejantes.

LCIF es administrada por una Junta de Síndicos compuesta por 40 miembros, 38 de los cuales integran asimismo la Junta Directiva de la Asociación Internacional de Clubes de Leones, más otros dos que son nombrados por el Presidente Internacional (appointees). El Past Presidente Internacional es el Director de LCIF y la Junta de Síndicos se reúne normalmente tres veces al año para considerar la marcha del organismo y resolver -entre otras cosas-, sobre las solicitudes que, previa verificación de que cumplen con los requisitos reglamentarios que rigen las peticiones de subvención, son elevadas a su aprobación.

Existen diversos programas para que los Clubes de leones, sus integrantes o terceros hagan llegar sus contribuciones a LCIF y la misma acuerda diferentes distinciones en reconocimiento a esos aportes, que pueden ser de libre disposición o con afectación a determinada obra, servicio o actividad.  Con respecto a las ayudas o subvenciones las mismas pueden ser solicitadas a LCIF en alguno de los idiomas reconocidos por la Asociación, utilizando para ello los formularios oficiales especialmente habilitados a esa finalidad. Estos pedidos deben encontrarse encuadrados en la reglamentación pertinente y ser presentados junto con los antecedentes y toda la documentación que respalde su procedencia.

El staff de la Fundación revisa en forma particular cada pedido, solicita las aclaraciones que estima necesarias y, una vez que los encuentra reglamentariamente correctos los eleva acompañados de un informe a resolución de la Junta de Síndicos.

El Leonismo tiene un historial del que está muy orgulloso porque es demostrativo de que es una fuerza vital que proporciona mejoras y servicios humanitarios importantes dentro de las comunidades a través del mundo. Su meta permanente es que, así como las necesidades de la sociedad se incrementan gradualmente también debe multiplicarse la habilidad de la Asociación para satisfacerlas, cada vez en mayor medida. Dentro de esa óptica se avizoró la necesidad y conveniencia de contar con una Fundación de carácter Internacional que le permitiera aumentar la brillante obra leonística que se estaba llevando a cabo y dar un paso importantísimo para ampliar su relevante actividad de servir a la Humanidad.

Por eso en la actualidad transitando ya el año 1997 y habiendo cumplido casi tres décadas de un accionar pujante y aleccionador, se puede sostener con razón que LCIF ha desarrollado en forma ininterrumpida una importantísima tarea de complementación y apoyo de las obras y actividades que ejecutan los Clubes de Leones, y que también ha generado programas de alcance mundial para contribuir a la solución de problemas que afectan a la Humanidad. Respecto de esto último caben mencionarse los aportes efectuados para promover la investigación y prevención de flagelos que no conocen fronteras, como la diabetes; la lucha contra la drogadicción y el analfabetismo, junto con la implementación de programas para que los Clubes en sus jurisdicciones también actúen en forma directa sobre estos problemas.

En su permanente preocupación por cumplir una acción de real envergadura en la lucha contra la ceguera, con la participación de especialistas de prestigio mundial en la especialidad y con un acopio informativo objetivo, serio y abundante estudió la situación global existente en este campo de la salud pública y los cursos de acción aconsejables que permitieran alcanzar los mejores resultados con el menor costo posible. De esos estudios nació el programa que se denominó "Sight First" (Primero la vista), que exigió un importante esfuerzo de organización, planificación y participación.  El primer paso fue reunir los fondos necesarios para la ejecución del proyecto, lo que se hizo a través de una campaña implementada con la intervención de los Clubes de Leones del mundo. Este gran objetivo fue logrado en forma satisfactoria y el éxito alcanzado permitió que de inmediato se iniciaran los operativos de aplicación efectiva del proyecto en distintas partes del mundo. Cabe destacar que en el primer año de su puesta en práctica esas actividades posibilitaron la realización de más de 1.000.000 de operaciones de cataratas, lo que significó la recuperación de la vista a personas que por esa causa estaban ciegas. Dentro de esa inmensa actividad cumplida en la lucha contra la ceguera, en ese mismo lapso se practicaron más de 6.000.000 de revisaciones de la vista.

La evolución que han experimentado los ingresos y el volúmen de las subvenciones otorgadas por la Fundación demuestran que se ha incrementado la tendencia a la participación de los Leones y de los Clubes en la dinámica de LCIF y, como consecuencia de ello, la obra que se cumple con su concurso indica un crecimiento espectacular. Por eso, considerando el importante efecto multiplicador de la obra leonística obtenida con los fondos que coadyuvan las actividades de los Clubes, con el fin de reafirmar esa tendencia se promueve que éstos presenten proyectos bien fundados y factibles de realizar de obras y servicios que figuren dentro de los que están contemplados por las disposiciones que regulan la concesión de estas ayudas. Por otra parte recientemente se han incrementado de manera sustancial los montos a los cuales pueden acceder los Clubes tanto en concepto de subvenciones regulares como de las subvenciones de emergencia.

Como este importante mecanismo de financiamiento solidario es de "doble mano", paralelamente a lo mencionado se insta a los Clubes y a los Leones a que aumenten sus contribuciones a LCIF para que de esa manera se puedan atender mayor cantidad de pedidos y para que los montos que se concedan también sean cada vez mayores.

2

EL APOYO FINANCIERO DE LA FUNDACION

La Fundación no concede beneficios a los Leones y/o sus familias, razón por la cual NO respalda monetariamente ningún proyecto por medio del cual ellos reciban beneficios directos. En cambio durante todo el año recibe y atiende solicitudes de todas partes del mundo para considerar la posibilidad de apoyar financieramente proyectos a través de los cuales, los Leones han tomado la iniciativa de resolver con sus Clubes, problemas comunitarios que por su magnitud están fuera de su alcance hacerlo con los recursos que pueden reunir por sí solos.

La Fundación concentra sus esfuerzos de ayuda en tres objetivos específicos y, lógicamente, se preocupa por respaldar proyectos que estén comprendidos en ellos. Estos objetivos son: Servicios humanitarios; entrenamiento vocacional y ayuda urgente en caso de desastres. A continuación se aclara sucintamente lo que comprende cada uno de ellos:

Servicios humanitarios:

Estas subvenciones pueden ser concedidas en apoyo de una amplia variedad de proyectos diseñados para cubrir necesidades comunitarias habitualmente contempladas en los objetivos del leonismo.  En general se refieren a proyectos diseñados para crear o ampliar programas de comunidades o instituciones.

Entrenamiento vocacional:

Estas subvenciones son otorgadas para financiar programas que ayudan al minusválido y al desprivilegiado para que pueda ganar su sustento, a fin de que se conviertan en personas económicamente independientes y se sientan dignamente útiles. Estos programas de asistencia tienen como propósito facilitar que las personas puedan valerse por sí mismas o mejoren su condición económica y social, pero ningún beneficiado recibirá dinero en efectivo con esa finalidad.

 

Ayuda en caso de desastre:

Estas subvenciones son otorgadas para paliar las necesidades causadas por desastres naturales que provocan un elevado número de personas heridas, muertos y daños materiales muy importantes en propiedades, desplazamiento de la población o cualquier combinación sustancial de estas calamidades. De entre los proyectos de ayuda reciben mayor prioridad los destinados a crear o reconstruir instalaciones y servicios públicos imprescindibles.

El hecho de recibir una subvención de urgencia no impide necesariamente presentar por separado otra solicitud conforme los reglamentos generales que regulan los casos de desastre naturales.

Todo Club de Leones que desee presentar un pedido de subsidio debe encontrarse en pleno goce de sus derechos y privilegios leonísticos y presentar a su Gobernador de Distrito su solicitud en los formularios oficiales habilitados a esos efectos, junto con todos los antecedentes y documentación que respalden la procedencia del pedido. El Gobernador de Distrito previo a elevar dicha solicitud y sus agregados a consideración de la Fundación deberá verificar a priori si con esos elementos se cumplimentan los requisitos y formalidades establecidos. Si considera que el proyecto merece ser apoyado entonces le deberá dar el curso correspondiente con su respaldo expreso. Además el Club y el Distrito tienen que dejar constancia que ellos en forma conjunta cubren una parte sustancial del costo del proyecto, la que no puede ser inferior al cincuenta por ciento (50%) del total.

Las subvenciones que la Fundación concede a los Clubes de Leones son de dos clases, a saber: Subvenciones regulares y Subvenciones de emergencia, cada una de las cuales tiene sus particularidades. Las primeras requieren el cumplimiento de mayores formalidades, su tratamiento es más analítico y exigente y el monto a otorgar puede alcanzar hasta setenta y cinco mil (u$s 75.000.-) dólares, o su equivalente en moneda del respectivo país. Además solo puede cubrir hasta el cincuenta por ciento del costo total del proyecto, siempre que la suma requerida no supere el tope mencionado.

Las subvenciones de emergencia o urgentes tienen un tope de Diez mil (u$s 10.000.-) dólares para cada caso, o su equivalente en la moneda del país y su trámite es muy breve. No son resueltas por la Junta de Síndicos sino a nivel ejecutivo de la propia Fundación. Estos fondos generalmente son utilizados para comprar alimentos, ropa, suministros médicos, cobijas, etc., ya que su finalidad es proveer ayuda inmediata a las víctimas ocasionadas por un desastre natural.

Se podrán autorizar subvenciones para proyectos destinados a cubrir necesidades humanas no atendidas adecuadamente por otros programas, siempre que tengan identificación y carácter leonístico y que provean beneficios de largo plazo. Se preferirán aquellos proyectos que ayuden a gran número de personas porque en esos casos habitualmente se alcanza un mayor rendimiento en servicios a un costo menor. También se da preferencia a los proyectos que llevan implícito un alto valor promocional de la obra leonística.

Cuando se autorizan subvenciones para proyectos de naturaleza permanente tales como escuelas, hospitales, centros comunitarios, etcétera, es necesario que dichas instalaciones lleven clara identificación de que se trata de una obra realizada con el auspicio de la Fundación. Debido a la limitación de recursos que tiene LCIF, ningún proyecto podrá recibir subvenciones en forma continua, y cuando es autorizada una subvención para un proyecto no se concederán subvenciones para cubrir costos de funcionamiento.

Los recursos que la Fundación dispone para subvenciones los destina fundamentalmente a financiar la parte de los proyectos que los Clubes o Distritos no pueden cubrir mediante sus recaudaciones de fondos tradicionales. Pero cabe aclarar que, además de eso, la Fundación en casos excepcionales puede autorizar subvenciones con destino a programas e instituciones no leonísticas.  Esto se daría solamente cuando sus servicios e instalaciones contribuyan significativamente al fomento de los propósitos de LCIF, y cuando sus capacidades, recursos, economía y eficiencia sean superiores a los de los programas leonísticos disponibles. En tales casos la subvención de LCIF debe contribuir a suplementar en forma muy significativa la capacidad de servicio del programa de que se trate.

La Fundación es una entidad benéfica cuyo propósito es ayudar al bienestar humano de sectores necesitados, y para hacerlo de la mejor manera posible la Junta de Síndicos que la administra es sumamente cuidadosa en la utilización de sus fondos. Dentro de esta actitud analiza en profundidad los proyectos presentados para seleccionar fundamentalmente aquellos que aseguren que el destino de los recursos concedidos rinda el mejor provecho dentro de la actividad leonística. Además en algunos casos, sin perjuicio de las necesidades a satisfacer o circunstancia especial alguna, la Fundación no presta apoyo para financiar proyectos que presenten las siguientes características:

a) Programas o servicios que de otra manera se encuentren disponibles a través de agencias o sistemas gubernamentales, sociales, de bienestar social o caritativos.

b) Proyectos que más adecuadamente son responsabilidad de Clubes, Distritos u otras entidades de Leones.

c) Los gastos de operación de los programas existentes, excepto aquellos gastos que representen un aumento de importancia en servicios respecto de los ofrecidos antes de la ayuda.

d) Programas de instituciones no leonísticas, excepto cuando estas contribuyan significativamente al potencial de servicios de LCIF y exceden las capacidades de los programas de los Leones que se encuentren disponibles.

e) Cualquier proyecto de base continua, es decir, que requiera la ayuda permanente de la Fundación para funcionar.

f) Programas por medio de los cuales los Leones y/o sus familias  reciben beneficio directo, o en el cual puedan tener interés de propiedad.

Cuando las autoridades de un Club de Leones deciden considerar la posibilidad de solicitar la ayuda financiera de la Fundación tienen que estudiar con seriedad y responsabilidad cómo habrán de llevar adelante con éxito todo el proyecto y verificar si el mismo estaría encuadrado dentro de lo que establece la reglamentación de LCIF al respecto. Con tal finalidad deben solicitar al Gobernador del Distrito o directamente a la Fundación Internacional que les provean el formulario oficial y las instrucciones correspondientes. Es aconsejable hacer el pedido con tiempo directamente a LCIF para asegurarse que los formularios y las instrucciones con los que trabajen sean los vigentes. Aquellos que opten por esta segunda alternativa pueden dirigirse a:

LIONS CLUBS INTERNATIONAL FOUNDATION 

300 22nd Street/Oak Brook, 

lllinois, 60621 - 9942 USA

Teléfono (630) 571-5456   Fax (630) 571 - 5735

  Revisado el proyecto con las disposiciones normativas, si llegan a la coclusión de que este es factible de realizar y encuadraría dentro de las pautas de la Fundación entonces deben reunir todos los antecedentes y desarrollar las fundamentaciones que lo avalen. Esta documentación es necesaria para presentar un pedido que sea lo más consistente y completo posible. Actuando de esa manera se ganará tiempo y esfuerzos al evitar que los funcionarios que deben aconsejar el otorgamiento del subsidio tengan que solicitar datos o aclaraciones complementarias por no haber sido incluidos en la presentación inicial. Todo pedido realizado en forma incompleta o hecho sin cuidado no produce buena imagen ni tampoco despierta una disposición favorable. En cambio si la solicitud se recibe con toda la información pertinente y en forma prolija eso aumenta las posibilidades de obtener una respuesta favorable a la brevedad y ayuda al buen funcionamiento de LCIF.

De lo que antecede no debe interpretarse que se trata de un trámite complejo o engorroso porque no es así. Solo se sugiere cómo hacer las cosas de manera seria y conveniente por estimarse que ese es el camino más seguro para que las cosas salgan bien. Nada se gana con preparar un proyecto a la ligera para presentarlo con rapidez porque solo se le dará el curso deseado cuando se aporten los datos y documentación que son indispensables.

 

3

SUBVENCIONES REGULARES

 

Todo lo que hace a la presentación del pedido de subsidio constituye el primer paso del trámite pertinente y tiene que ser cumplimentado con especial dedicación y esmero. Al respecto merece recordarse que en la actualidad existen en el mundo más de 40.000 Clubes de Leones y que cada uno de ellos tendría derecho a presentar un pedido de ayuda financiera a LCIF. En consecuencia, por resultar conveniente para todos hay que facilitar el estudio y consideración de los proyectos a fin de acortar el tiempo de resolución de los pedidos.

Como el manejo de fondos de la Fundación es muy cuidadoso, en especial con el propósito de asegurar una mejor asignación de los recursos y procurar que los aportes recibidos rindan el máximo de beneficios leonísticos, los funcionarios que deben expedirse necesitan contar desde el inicio con todos los elementos indispensables para ello y que el proyecto esté presentado en forma clara y concreta. Por eso, es función del Gobernador Distrital constituirse en el primer filtro obligatorio de la gestión, y es un error tratar de presionarlo para que despache rápidamente la solicitud aunque el pedido esté incompleto o no se encuentre bien fundamentado. Es más aconsejable que el primer VºBº, que es el que se realiza a nivel local, garantice que todo está inicialmente correcto y completo, porque dentro del Distrito la comunicación es más directa, fácil y económica cuando es necesario agregar detalles omitidos o corregir errores.

El pedido de subvención regular consta de tres partes: la nota de presentación, la solicitud confeccionada en el formulario oficial y la documentación de apoyo.

La nota de presentación puede ser realizada en cualquiera de los idiomas oficiales reconocidos por la Asociación para su funcionamiento, pero las cantidades que refieran a dinero tienen que ser especificadas en dólares de Estados Unidos. En lugar visible deben figurar los datos de identificación del solicitante, como ser nombre y número del Club, Distrito al que pertenece, ciudad y país. En la introducción puede hacerse una breve referencia a los antecedentes del Club y a las principales actividades que ha llevado a cabo. Seguidamente debe explicarse con claridad qué es lo que pretende realizar el Club, es decir, poner de relieve la necesidad a satisfacer y cómo le darían solución a través del proyecto. Esta es la parte sustancial de la presentación porque a través de ella tiene que surgir la adecuada apreciación del proyecto y el convencimiento de la bondad de la iniciativa, cosas que son necesarias para que conduzcan a la Fundación a apoyarlo financieramente.  A tal fin los argumentos para fundamentar la iniciativa no tienen que ser muy generales o difusos sino consistentes y concretos, tanto en lo que hace a la descripción de las necesidades a satisfacer como a lo que refiere específicamente a la obra o servicios a realizar.

Con respecto a cómo se financiará el proyecto hay que destacar cuál sería su costo total y luego explicar las fuentes de recursos propios del Club y los aportes que se obtendrían de la comunidad, del sector público y del Distrito. La suma de todos esos ingresos más lo que que solicitan a LCIF debe ser igual al costo total del proyecto. Si bien es cierto que pudieran no preverse en principio aportes específicos de la comunidad o del sector público, los que refieren al Club y al Distrito siempre deben constar en la solicitud porque sin ese requisito LCIF no considerará el pedido.

El Formulario Oficial de Solicitud de Subvención es de muy fácil llenado y constituye una síntesis de los datos referidos a los ingresos que se consignan en la nota presentación y al detalle de los gastos que son explicitados en la documentación de apoyo. En este formulario hay una parte destinada a la certificación del Gobernador del Distrito que ratifica el contenido de la presentación que hace el Club y aprueba su propuesta. Para el caso de que se tratara de un Distrito que integra un Distrito Múltiple se consigna en forma expresa la leyenda que debe suscribir el Presidente del respectivo Consejo de Distrito para avalar el pedido. Además y por separado tiene que dejarse constancia de ambos respaldos en las actas de las respectivas reuniones en que han sido otorgados, es decir, de Gabinete en el primer caso y de Consejo en el segundo. 

La documentación complementaria de apoyo de la solicitud debe incluir en un legajo o carpeta todos los elementos que se estima que son necesarios y suficientes para ilustrar adecuadamente sobre todo lo referido al proyecto. En ese sentido el Club debe asegurarse que en la presentación se incluya como mínimo lo siguiente:

a) una discriminación detallada de la iniciativa;

b) el presupuesto del proyecto, y

c) planes de promoción del Leonismo por la obra.

Con respecto al punto a) el tema fue abordado al hablarse de la nota presentación. En lo que hace al presupuesto del proyecto éste debe detallar claramente todos los ingresos y egresos, y en este. último caso no en forma global sino incluyendo una discriminación en detalle de las partidas para cada concepto. Si se tratara de una construcción deben incluirse planos de ubicación y descriptivos del proyecto y planillas de cálculo y cómputos de la obra en sus rubros principales. La promoción a que se alude en el punto c) debe interpretarse como el aprovechamiento del proyecto para destacar lo que puede hacer el Club contando con el apoyo que le brinda la Fundación, ya que eso beneficiará su imagen en su comunidad y también contribuirá a ratificar la importancia del Leonismo como entidad de bien público. Eso puede incluir, por ejemplo, en caso de una obra edilicia, la colocación de un cartel con el emblema del Leonismo y leyenda informando lo que allí se está construyendo; colocando una placa relevante en un lugar visible en la que se mencione que la Fundación contribuyó a financiar la edificación y/o su equipamiento; asignándole un nombre que aluda al Leonismo al establecimiento o servicio habilitado, etcétera.

Cuando un Club de Leones por error o desconocimiento presenta el pedido directamente ante LCIF el mismo no prosperará y recibirá como respuesta la indicación de que previamente debe intervenir la Gobernación de su Distrito. El Gobernador de Distrito tiene la responsabilidad de revisar en primera instancia (por si o con la ayuda de asesores) si el pedido ha sido formulado de acuerdo con los requisitos establecidos y está presentado en forma correcta y completa. Si se da la situación de que varios Clubes pertenecientes a un mismo Distrito presentan pedidos de subvenciones en forma simultánea, el Gobernador al expresar su respaldo debería dejar constancia de las prioridades que de acuerdo a su criterio él estima convenientes.

Cumplida con esta revisión si resuelve darle curso favorable tiene que suscribir la certificación obrante en el formulario oficial por medio de la cual él deja constancia de que, a su entender, la información presentada es exacta y correcta, y que la necesidad que se expone es tal y como se indica en la presentación.

Al aprobar la iniciativa y suscribir esa declaración el Gobernador asume el compromiso, como administrador de los fondos que se otorguen, de hacer todo lo que esté a su alcance para cerciorarse de que se les de el destino debido y el uso más eficiente posible. También procurará que tengan la contabilización adecuada y se envíen a la Fundación con regularidad, los informes y rendiciones de cuentas detalladas justificativas de las inversiones realizadas. Es importante que el Gobernador controle la marcha del proyecto desde el punto de vista del tiempo de ejecución y de la rendición de cuentas por el total de lo recibido, porque cuando existen situaciones pendientes eso entorpece el otorgamiento de subsidios a otros Clubes del Distrito.

Se reitera además que cuando el Gobernador apruebe un pedido de subsidio hecho por un Club de su jurisdicción, a los efectos del caso debe dejar constancia en un acta de reunión del Gabinete Distrital.

El trámite explicado en el punto anterior es suficiente cuando se trata de un Distrito Sencillo, pero si se tratara de un Sub Distrito, o sea de un Distrito que forma parte de un Distrito Múltiple, el Gobernador actuante deberá dar intervención al respectivo Consejo de Distrito. En ese caso el Presidente de dicho Consejo deberá extender en el formulario oficial una certificación similar a la otorgada por el Gobernador del respectivo Distrito avalando el pedido. De ello se dejará constancia en una de las actas de reunión de Consejo.

Cuando el Gobernador del Distrito o el Presidente del Consejo del Distrito Múltiple en su caso, remite la solicitud y la documentación agregada a consideración de la Fundación deberá informarlo al Club solicitante para su conocimiento. Independientemente de eso la propia Fundación por carta breve le avisará al Club presentante haber recibido su pedido y que se encuentra en estudio. Luego de concluida la revisión preliminar del mismo le hará llegar una comunicación más detallada y, de considerarlo necesario le requerirá las aclaraciones o informaciones complementarias sobre puntos concretos.

Cuando la solicitud requiera información complementaria el Club debe proporcionarla a la mayor brevedad que le fuera posible porque eso hace a su propia conveniencia. Al respecto debe tener presente que si la Fundación no tiene novedades dentro de los 120 días de la fecha del requerimiento el Club solicitante será notificado sobre la posibilidad de la anulación y archivo del pedido, y se lo emplazará por el término de 60 días de la fecha del aviso para que de cumplimiento al requerimiento.  Por tanto, si dentro de ese lapso no se da respuesta y se produce la caída del trámite eso ocurrirá por inacción o falta de responsabilidad del Club solicitante.

Se podrá volver a presentar una solicitud referida a un proyecto que anteriormente fuera anulado o rechazado, si existen razones valederas para presumir que con las modificaciones introducidas o las nuevas condiciones existentes ahora existirían posibilidades reales de que la solicitud de subvención podría ser aprobada.

Toda comunicación de la Fundación al Club es con copia al Gobernador del Distrito, al Presidente del Consejo, al Director o Ex Director Internacional inmediato y al Asesor sobre LCIF, así que cuando se responde a cualquier requerimiento de la Fundación el Club también debe enviar copia de la respuesta a los mencionados funcionarios para que tengan conocimiento actualizado del estado de la gestión.

A priori no se puede precisar un plazo determinado porque hay que considerar la naturaleza de lo que se quiere hacer y si el pedido ha sido presentado inicialmente en forma correcta y completa. Esto es importante porque si esa documentación requiere aporte de información adicional ello originará demoras, sobre todo si las respuestas a los requerimientos de LCIF no se contestan en forma rápida y suficiente. Hay que tener presente que las oficinas de asesoramiento técnico de LCIF deben estudiar cada solicitud en particular y elevar sus recomendaciones a la Junta de Síndicos para su resolución.  Los Síndicos consideran los pedidos presentados que cuenten con dictamen tres veces al año, en oportunidad de otras tantas reuniones de la Junta D.I. de la Asociación.  En general se estima que las solicitudes presentadas correctamente y con la documentación adecuada, si son recibidas por LCIF con por lo menos 45 días antes de la reunión más próxima de la Junta de Síndicos, son informadas e incorporadas en el orden del día de la misma para su consideración. No se hacen excepciones a esta regla sin la expresa autorización del Director de la Junta de Síndicos.

 

 

*Condiciones esenciales;

  Requisitos que deben ser cumplidos en forma previa para que la Fundación le de curso al estudio del  

  pedido.

a) El pedido debe hacerse en el Formulario Oficial de Solicitud de Subvención de LCIF.

 

b) Tiene que constar la Certificación de respaldo del Gobernador de Distrito y del Presidente del respectivo Consejo si se tratara de un Distrito Múltiple.

 

c) El monto de la subvención solicitada no debe exceder del cincuenta  por ciento (50%), del costo total del proyecto.

 

d) Respetando lo establecido en el inciso anterior, el monto máximo que se solicite no debe exceder de setenta y cinco mil (75.000.-) dólares.

 

*Normas generales:

 

1. La presentación debe destacar la importancia comunitaria de las necesidades que se quieren solucionar, el valor social que tiene el proyecto, la factibilidad operativo del mismo y la razonabilidad del pedido.

 

2. Acompañar el presupuesto detallado del proyecto discriminando todos los ingresos y egresos.

 

3. Explicación convincente de que el Club cuenta con pleno apoyo, incluso la colaboración financiera de su Distrito. Esto último debe constar expresamente en la sección de fuentes de ingresos del presupuesto del proyecto.

 

Recepción de fondos e inversión.

Las subvenciones otorgadas a distritos leonísticos se acordarán pagaderas a nombre del respectivo Distrito (único, subdistrito o múltiple), y deberán ser administradas por el Gobernador de Distrito (o por el Presidente del Consejo de Distrito Múltiple, en su caso), que estuviera en ejercicio de su cargo a la fecha de aprobación de la subvención por la Junta de Síndicos. La persona que es designada administradora de la subvención responde por los fondos de LCIF que están en su posesión, y deberá velar por el adecuado destino de los mismos y su oportuna rendición de cuentas. Cuando la terminación de un proyecto se extendiera a otro año fiscal, el administrador de la subvención podrá, previa aprobación de los Síndicos, delegar su autoridad y responsabilidad en el Gobernador o en el Presidente del Consejo de Distrito que corresponda.

En muchos casos la Fundación hace efectiva la subvención mediante entregas parciales sucesivas, conforme al avance de la obra y a los pedidos fundados que formule el Club beneficiado. Se advierte que antes de transferir una nueva entrega de fondos LCIF verifica haber recibido la rendición de cuentas de la cuota precedente, y así hasta la entrega del total de la subvención.

Los receptores de una subvención tienen la obligación de rendir un informe completo sobre la ejecución del proyecto. Para ello junto con la entrega de la subvención la Fundación remite un formulario para que efectúe dicho informe, y en él se le requerirá detalles de tal ejecución, y en particular, información precisa referida al destino e inversión de los fondos otorgados por LCIF.  Siempre que ello sea posible deberán adjuntarse fotografías, recortes periodísticos y otras formas documentales demostrativas del trabajo realizado.

Falta de rendición de cuentas.

El Gobernador de Distrito debe vigilar que cuando un Club de su jurisdicción reciba un subsidio de la Fundación para un proyecto no deje de dar cumplimiento a la obligación de efectuar las rendiciones de cuentas en forma correcta y oportuna y que tampoco incurra en demoras injustificadas.  Debe tenerse en cuenta también que los Clubes que tengan pendiente de presentación el informe final de un proyecto no serán elegibles para recibir una subvención adicional por parte de LCIF, y que ese incumplimiento enerva las posibilidades de que otros Clubes del Distrito puedan recibir a su vez una subvención. No obstante y como excepción, cuando un Distrito comprenda a más de un país, la situación dentro de cada uno de ellos será considerada individualmente.

 

 

4

SUBVENCIONES DE EMERGENCIA

 

El trámite para las subvenciones de urgencia es diferente del de las subvenciones regulares en virtud de sus propias características, circunstancias y oportunidad de prestación. Aquí juega un papel determinante la imperiosidad y urgencia de las necesidades que deben satisfacerse, que exigen procedimientos breves y ejecutivos.

Por eso el concederla es atribución del Director de la Junta de Síndicos y no de ésta.  El monto a acordar no puede superar los diez mil (u$s 10.000.-) dólares.

Cuando se produjera una de estas eventualidades el Gobernador de Distrito debe actuar con diligencia y formular de inmediato el pedido mediante una comunicación directa con las oficinas de la Fundación ya sea por teléfono, telefax o Fax, brindando detalles sobre la emergencia. Cuando efectúe tal comunicación tiene que suministrar una serie de informaciones concretas para ilustrar adecuadamente de lo que se trata, como ser:

 

a) El hecho en sí mismo (inundación, terremoto, tornado, etc.) y una apreciación estimativa de los daños materiales que se hubieran producido, cantidad de heridos y de fatalidades ocurridas.

 

b) Suma de dinero que se solicita.

 

c) Una planificación breve para informar en qué se invertirán los fondos recibidos y cómo se distribuirá la ayuda.

 

d) Una descripción de los esfuerzos que se están realizando para resolver la emergencia.

 

Hecho lo indicado precedentemente el Gobernador deberá ratificar el pedido remitiendo el Formulario Oficial de Solicitud de Subvención y reproducir en una nota la información adelantada por los mencionados medios.

El Director de la Junta de Síndicos de LCIF para conceder las subvenciones de emergencia se guiará por la información que reciba respecto de la urgente necesidad de ropa, efectos médicos, alimentos, frazadas, etc., que son los elementos más requeridos en estos casos porque no son provistos por otras instituciones que también prestan su colaboración. Por eso es conveniente que en la primera comunicación con LCIF anticipar en forma concreta un programa de ayuda para facilitar que la subvención pueda ser aprobada con rapidez. 

Sin perjuicio de lo que antecede el Presidente Internacional también puede conceder subvenciones de emergencia si ha sido testigo presencial de un desastre natural, siempre que para el caso LCIF no hubiera aprobado ya esa ayuda con anterioridad.

Dado la imperiosidad y urgencia de las necesidades que deben ser atendidas con estas ayudas de emergencia, cuando se hubiera recibido una subvención de este tipo los fondos pertinentes deben ser empleados dentro de un lapso de treinta (30) días contados a partir de la fecha de recepción de esa ayuda, destinándolos para los fines originalmente propuestos. Una vez que esos recursos fueran invertidos se deberá enviar a la Fundación un informe de lo actuado acompañado de una rendición de cuentas del servicio realizado.

Si la subvención no es usada dentro del lapso indicado quien la recibió está obligado a devolver de inmediato a LCIF el dinero no utilizado.

La Fundación en ningún caso otorga subvenciones para proveer de ayuda financiera directa a las víctimas de un desastre y por lo tanto no debe solicitarse una subvención con esa finalidad, ni tampoco se deben gastar en esa dirección fondos ya recibidos de LCIF en concepto de subvención de emergencia. Por otra parte la suma que otorga la Fundación con destino a emergencias naturales serían notoriamente insuficientes para un auxilio financiero directo.

También debe tenerse presente que LCIF puede ayudar en casos de desastres naturales pero no es una institución de primeros auxilios como la Cruz Roja, ni su fin es duplicar los servicios que esta ofrece para atender las necesidades inmediatas derivadas de eventos de ese tipo. Tampoco es pertinente que asuma responsabilidades que competen a los gobiernos, o a compañías de seguros u otros entes privados, porque su finalidad es diferente

 

 

5

PROGRAMAS DE PREMIOS DE LCIF

 

Todo proyecto al que la Fundación presta ayuda financiera se hace posible gracias a las donaciones que envían los Leones de todas partes del mundo. Desde clínicas oftalmológicas y centros de aprendizaje hasta el apoyo a la investigación de la diabetes o la distribución de alimentos para combatir el hambre, o también el emprender con fuerza una lucha frontal contra la ceguera a escala mundial. Todo eso se concreta básicamente gracias a esos aportes que realizan en forma periódica los Leones, quienes son verdaderos humanitarios internacionales. En gratitud por su generosa contribución LCIF otorga reconocimiento de varias maneras, a saber:

* Socio contribuyente:

Todo individuo que contribuye a la Fundación el equivalente de 10 dólares o más, sin designación específica, se le reconoce como "socio contribuyente" por el año fiscal que corresponda y se le entrega una tarjeta que lo acredita como tal. 

* Lista de Honor de LCIF:

Figuran inscriptos en la Lista de Honor de la Oficina lnternacional los nombres de las personas, Leones o no, hombres y mujeres, vivas o fallecidas, cuando se haya donado a LCIF sin designación un mínimo de 100 dólares o más, ya sea personalmente por el interesado o por otro a su nombre. En la Oficina Internacional, en la Sala de Apreciación de la Fundación los nombres de esos donantes figuran inscriptos en volúmenes encuadernados en cuero que son exhibidos en forma prominente.

También se entrega un hermoso certificado al donante, a su familia o a la persona que este designe. Lo mismo que con la tarjeta de socio contribuyente, este premio se puede obtener anualmente.

* Premio Amigo de Melvin Jones:

El más alto honor que la Fundación Internacional de Clubes de Leones (LCIF) puede otorgar a un individuo es el Premio Amigo de Melvin Jones. Este es un premio que se otorga únicamente a la persona que hace una contribución individual, sin designar, de 1000 dólares o más, o a la persona en cuyo nombre se haga tal donación.

El donante recibe una placa con su correspondiente inscripción y si el mismo fuera León además recibe un distintivo especial de solapa. Las Leonas, Leos y personas particulares junto con la placa reciben una tarjeta metálica tamaño billetera.

Las donaciones personales para la mención Amigo de Melvin Jones pueden hacerse de una sola vez o en pagos acumulativos en cuotas de 100 dólares o más, pero debe completarse la suma total en un período de hasta 5 años. Todos los pagos deben hacerse cuidadosamente identificados para asegurar su correcta acreditación.

Los Clubes y Distritos que quieran conceder la mención Amigo de Melvin Jones a alguna persona deben hacer la donación en un solo pago de 1.000 dólares o más porque el pago a plazos es solamente para donaciones personales. Además, en el caso de los Clubes y Distritos que conceden ese honor a una persona es muy importante que todos los donantes que aporten para ello estén de acuerdo a en que la donación sea para honrar a esa persona en particular, y que su nombre sea informado cuando se remita la donación a LCIF.

* Certificado de Apreciación para Clubes:

Recibirán este certificado los Clubes cuyas contribuciones a LCIF, designadas o sin designar, sean de 5 o más dólares por cada socio.

 

* Emblema de Club ciento por ciento:

Reciben el emblema LCIF para su estandarte los Clubes en los que la totalidad de socios se hacen "socios contribuyentes" de la Fundación en un año leonístico. Los Clubes que recibieran este emblema, si al año siguiente cumplen nuevamente con este requisito, recibirán un cheurón con la fecha que corresponda.

 

* Placa para Club:

Los Clubes que realicen una donación sin designar de 1.000 dólares o más en un solo pago, si lo solicitan pueden recibir su reconocimiento con la Placa LCIF, o bien a través de la Lista de Honor, Amigo de Melvin Jones, etc.

El presente trabajo, además de sus finalidades específicas, también es útil para demostrar que en la familia leonística no existen fronteras físicas, políticas o ideológicas que nos separen. Estamos hermanados y unidos por nuestra vocación para ayudar a construir un mundo mejor, más justo y humano.

Por eso sentimos con legítimo orgullo que los Leones nos comportamos como ciudadanos del mundo al servicio de la Humanidad.

PDG Dr. Tito L. Rocchetti

 

FORMULARIOS 

 

FORMULARIO DE SOLICITUD DE SUBVENCION

 

Todos y cada uno de los puntos siguientes deben ser completados antes de que la Junta de Síndicos considere esta solicitud de subvención. Los síndicos de LCIF se reservan el derecho de solicitar pertinente información adicional.

1 - Fecha en que fue presentada __________________________________________________

2 - Nombre del proyecto _________________________________________________________

3 - Cantidad de dinero que se ha solicitado a LCIF ____________________________________

4 - Cantidad estimada de personas que se beneficiarán de este proyecto, en base __________

5 - Planes del proyecto. Adjunte una descripción detallada del plan de este proyecto. Describa las condiciones existentes y dé razones detalladas por las que el proyecto debe ser efectuado. ¿Cuál es el problema actual y cómo planea usted resolverlo? Incluya una descripción física del proyecto y debe incluir los planos, folletos y también deben ser adjuntadas fotografías claras y brillantes que muestren actividad.

6 - Gastos futuros. Describa de la manera en que se cubrirán los futuros gastos de operación del proyecto.

7 - Reconocimiento a Lions Clubs Internacional. Describa de la manera en que se Identificará el proyecto como un programa respaldado por los Leones, como por ejemplo si es que se va a utilizar el nombre de los Leones o "Lions" conjuntamente con las instalaciones del proyecto, así como también una explicación sobre cómo los leones estarán involucrados en el proyecto después de haberlo completado.

8 - Describa los planes que se tengan para identificar el proyecto como que ha sido hecho posible con la ayuda de LCIF. (Refiérase al punto 5 de los Requisitos y Reglamentos sobre las subvenciones de LCIF).

9 - Aprobación de la solicitud de subvención. Con toda solicitud de subvención se debe incluir la aprobación certificada del Gabinete del distrito sencillo o del Consejo de Distrito Múltiple. Tenga la amabilidad de presentar una copia de las actas de la reunión en la que fue certificada la solicitud de subvención. En los Distritos sencillos y en los subdistritos el gobernador de distrito y el gabinete deben firmar la solicitud, y en los Distritos Múltiples el Presidente del Consejo debe firmar la solicitud. (Refiérase a los puntos 2 y 5 de la sección de los reglamentos).

 

 

PRESUPUESTO DEL PROYECTO

Tenga la amabilidad de anotar en una lista, por separado, todas las fuentes de ingreso de este proyecto, (de los clubes, del distrito, de la comunidad, de los comerciantes, etcétera). Incluya en la lista las cantidades que esas fuentes están suministrando e identifique el tipo de moneda que se espera recibir. Indique si es que los fondos han sido recaudados o si son cantidades anticipadas. La subvención que se pide a LCIF deberá figurar en la lista como una fuente de ingreso. Esta cantidad no puede estar en exceso del 50% (cincuenta por ciento) del total del proyecto. (Refiérase al artículo 10 de los Requisitos y Reglamentos para las subvenciones de LCIF). Tenga la amabilidad de anexar una hoja por separado usando el mismo formato que se muestra más abajo:

INGRESO                                                              EGRESOS

        Fuente                                                          Cantidad                   Punto                                                    Cantidad

        _________________________________________                    ______________________________________

        _________________________________________                    ______________________________________

        _________________________________________                    ______________________________________

El total de los gastos debe ser igual a los fondos recibidos.

 

 DECLARACION DEL GOBERNADOR DE DISTRITO

Certifico que he revisado los Requisitos y Reglamentos sobre las Subvenciones de LCIF, así como también esta solicitud de subvención a LCIF. Según mi entender, la información presentada es exacta y correcta, y la necesidad existe tal y como se indica. Apruebo esta propuesta y haré todo lo que esté en mi poder, como administrador de cualesquiera fondos otorgados con el fin de cerciorarme de que a esos fondos se les está dando el debido y más eficiente uso; contabilidad adecuada, y que los debidos informes de contabilidad detallada y los Informes regulares sean enviados a Lions Clubs International Foundation.

 

Firmado_______________________________________________ Distrito_____________________

                                    Gobernador de Distrito

Dirección__________________________________________________________________________

Ciudad_______________________________ Estado/Provincia______________________________

Teléfono_____________________________ Dirección cablegráfica___________________________

Comentarios_______________________________________________________________________

__________________________________________________________________________________

 

CERTIFICACION DEL PRESIDENTE DEL CONSEJO DEL DISTRITO MULTIPLE 

(Requerido cuando la subvención es solicitado por un Sub-Distrito)

 

Certifico que he revisado los Requisitos y Reglamentos sobre las Subvenciones de LCIF, así como también esta solicitud de subvención a LCIF. Según mi entender, la información presentada es exacta y correcta, y la necesidad existe tal y como se indica. Apruebo esta propuesta y haré todo lo que esté en mi poder, como administrador de cualesquiera fondos otorgados con el fin de cerciorarme de que a esos fondos se les está dando el debido y más eficiente uso; contabilidad adecuada, y que los debidos informes de contabilidad detallada y los informes regulares sean enviados a Lions Clubs International Foundation.

Firmado___________________________________________ D.M.____________________________

                             Presidente del Consejo de Distrito Múltiple

Dirección__________________________________________________________________________

Ciudad_____________________ Estado/Provincia_________________ País___________________

Teléfono_________________________________ Dirección cablegráfica_______________________

Comentarios_______________________________________________________________________

__________________________________________________________________________________

Volver a Indice de Libros