ONU y la Mujer

"Las mujeres del año 2000 : igualdad entre los sexos, desarrollo y paz para el XXI° siglo" 

Aunque esfuerzos innegables han sido desplegados por los gobiernos, la sociedad civil y las Naciones Unidas para mejorar la situación de las mujeres en el mundo, los progresos alcanzados son lentos e irregulares.

Establecer un balance, reafirmar los compromisos tomados hace cinco años en Pequín por 181 países, e ir, si es posible más adelante : este es el triple objetivo de la quinta sesión extraordinaria de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que se abrió el Lunes 5 de Junio en Nueva York, titulada

"Las mujeres del año 2000 : igualdad entre los sexos, desarrollo y paz para el XXI° siglo"

En 1995, el programa de Acción de Pekín, había definido una serie de dianas estratégicas y enumerando las acciones que debían ser llevadas antes del año 2000 por los gobiernos, la comunidad internacional, las organizaciones no gubernamentales y el sector privado para combatir la discriminación sexual

Doce dominios críticos habían sido identificados como constituyentes de obstáculos fundamentales en la promoción de las mujeres : la pobreza, la educación y formación, la salud, la violencia, los conflictos armados, la economía, el poder y las tomas de decisiones, los mecanismos institucionales, los derechos del hombre, los medias, el ambiente, y, en fin las jovencitas.

La pobreza. El problema mayor sigue siendo el de la feminización de la pobreza : 70% de los pobres del planeta son mujeres. Lejos de arreglarse, el foso entre damas y hombres englutidos en el ciclo de la miseria continúa a profundizarse, y la mundialización de la economía agrava esta situación. De una punta a otra del planeta, la tendencia es hacia la reducción de los gastos públicos y de programas sociales, y a una declinación de estos costos sobre las familias. Es de destacar que el número de hogares en el que el responsable es una mujer , está en aumento constante, tanto en los países desarrollados, como en los países en desarrollo. Con una tendencia general hacia la reducción de las prestaciones familiares, un salario que equivale de media a través el mundo, a 50% de lo que ganan los hombres, y una tasa de paro creciente, las mujeres acumulan todos los factores negativos. Dado que ellas frecuentemente no tienen acceso a los recursos esenciales que son los créditos, prestamos y herencia.

La educación. La situación escolar evoluciona lentamente, y favorablemente. Las tasas de alfabetización de 15 a 24 años, no representan casi diferencia con relación al sexo en muchas regiones del Mundo, notablemente en Europa, América del Norte, América Latina y el Caribe, en Asia Oriental y en Oceanía. Esto no impide que la diferencia continúe siendo gigantesca : Según la UNESCO, dos tercios de los 875 millones de casos de analfabetismo en los adultos, son mujeres.

La Salud. Indiscutibles progresos de salud se han realizado estos recientes años. En Uganda, en Perú y en Nigeria, por ejemplo, los partos son cada vez mejor asistidos, y la formación dada a los médicos y a las parteras van en aumento. Quedan algunas estadísticas desmoralizadoras: una mujer muere cada minuto en el mundo, por complicaciones relacionadas con el embarazo o al parto. Otra fuente de preocupación mayor : el número de mujeres infectadas por el VIRUS VIH ( Sida) continúa aumentando y pasaran pronto al de los hombres. Sobre los 5,6 millones de adultos contaminados en el mundo en 1999, 2,3 millones eran mujeres.

La violencia. Desde la conferencia de Pekín, Austria, Bielorusia, Hungría, México y Portugal, notablemente, han decidido incriminar los actos de violencia sexual cometido por un marido a su esposa. Pero la violencia familiar es hoy todavía considerada como teniendo una incidencia más nefasta sobre la esperanza de vida de las mujeres que el cáncer del seno y del cuello uterino, por ejemplo. En lo que respecta a la violencia en relación a las jóvenes - que la conferencia de Pekín tuvo el mérito de poner en evidencia - las estadísticas subrayan la urgencia de intervenir, incluso si países como Tanzania, entre otros países africanos, tratan de mejorar las cosas modificando su legislación. Según el Fondo de las Naciones Unidas para la población, entre 85 y 114 millones y jóvenes, la mayor parte de Africa , Medio Oriente y Asia, han sufrido mutilaciones genitales (excisión, infibulación,etc.) Además, el trafico de mujeres y niños practicado con fines de explotación sexual y comercial, genera hasta 8 mil millones de dólares cada año, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM)

Los Conflictos. Ninguna mejora se ha registrado sobre este tema. Hace un siglo, el 90% de aquellos que morían en la guerra eran soldados o personal militar. Hoy, 90% de las víctimas en los conflictos armados, son civiles, mujeres y niños en las tres cuartas partes de los casos.

Las instituaciones. La representación femenina en las estructuras de decisión nacional e Internacional no ha progresado desde hace 5 años. La representación de las mujeres, queda en un 13% a nivel mundial. A pesar de que un número creciente de países aplican políticas voluntariosas tales como el sistema de cuotas, ellos difieren todavía la igualdad de derechos y la igualdad de hecho.

Florence Beaugé et Pascale Krémer- Le Monde daté du mercredi 7 juin 2000

VOLVER A INDICE DE LA MUJER