ANGINA DE PECHO

La angina de pecho es una entidad clínica caracterizada por la aparición de dolor, malestar o sensación de opresión en el pecho consecuencia de la disminución del flujo sanguíneo en forma transitoria a nivel de las arterias encargadas de nutrir al corazón.


El dolor presenta características distintivas, localizándose en el pecho (sensación de opresión) detrás de esternón, que se irradia hacia los brazos, cuello o mandíbula. Algunas personas manifiestan que sienten una falta de aire o les cuesta respirar. Habitualmente comienza como una molestia y se intensifica en pocos minutos para desaparecer en su totalidad, todo esto ocurre en un lapso entre 1 y 10 minutos.


Diversos son los factores capaces de desencadenar la angina de pecho, las más comunes son el esfuerzo físico y las emociones que implican un aumento de la demanda de oxígeno por el músculo cardíaco. La ateroesclerosis de las arterias coronarias, hipertensión arterial, tabaquismo, diabetes y la edad avanzada son también factores muy relacionados con la aparición de esta enfermedad.


Dependiendo de su grado de evolución pueden clasificarse en:


. Angina estable: el dolor en el pecho no ha variado en el transcurso de los últimos tres meses. El esfuerzo capaz de provocar la angina de pecho se mantiene constante durante mucho tiempo por lo que la persona conoce anticipadamente cuando le aparecerá el dolor.
. Angina inestable: es aquella que ha comenzado en el último mes y que ha empeorado durante el mismo. Puede comenzar luego de haber padecido una angina estable o luego de un infarto de miocardio. A su vez pueden distinguirse: a) Angina de reciente comienzo: cuando el dolor apareció en los últimos tres meses. b) Angor progresivo: los episodios se han incrementado en intensidad, número y frecuencia con esfuerzos cada vez de menor intensidad. c) Angor prolongado: cuando el dolor persiste por un período de 10 a 30 minutos. d) Angina variante de Prinzmetal: comienzo durante el reposo desconociéndose sus causas, algunos afirman que seria consecuencia de un espasmo de las arterias coronarias. e) Angina post-Infarto agudo de miocardio: es la que aparece tiempo después del infarto, y por último la denominada Isquemia aguda persistente.


El alivio del dolor y la prevención de la aparición de nuevos episodios, como medidas generales, constituyen la primera opción terapéutica a adoptar.
La identificación y posterior eliminación de los factores de riesgo son de suma importancia, como por ejemplo abandono de hábito de fumar, control de la hipertensión y disminuir el consumo de café, grasas y alcohol.
El conocimiento de los factores desencadenantes del cuadro anginoso son importantes ya que se evitaría la aparición de nuevos episodios.


El desarrollo de una actividad física, como caminatas, ciclismo u otros deportes no competitivos y siempre bajo la supervisión profesional constituyen una medida muy eficaz para mejorar la circulación y el aporte de oxígeno a todos los tejidos, incluido el corazón.


Para el tratamiento con medicamentos de las crisis de angina de pecho se utiliza la nitroglicerina por vía sublingual, con la cual se logra revertir el cuadro en unos minutos. Otros medicamentos utilizados para la prevención de la aparición de nuevas crisis son los beta bloqueantes y los antagonistas del calcio. Se ha visto que la administración de dosis muy bajas de aspirina disminuye la incidencia de infartos en estas personas.


ARTÍCULOS ESPECIALES:

CORAZÓN. http://www.rtve.es/tve/program/saber/especiales/especiales.htm

ADELGAZAMIENTO. Muy interesante este artículo http://www.rtve.es/tve/program/saber/especiales/especiales.htm
 

Colaboración CL Gonzalo Retamal Moya