Colonias infantiles de verano

Las Colonias Infantiles de Verano es uno de los más valiosos aportes del Club de Leones de Panamá en beneficio de la Niñez Panameña.

 

 


Esta magna obra edificada el 8 de abril de 1951 cumplirá 54 años continuos de ayuda física y espiritual a miles de panameños de escasos recursos, ofreciéndoles tres semanas de vacaciones durante los recesos de verano de los niños en las escuelas. En estas tres semanas disfrutan de una dieta balanceada, sol, ejercicio, entrenamientos, vida sana bajo control médico, orientación moral y física y sobre todo, un cambio de su actitud mental hacia la vida.
 

Los Leones asistidos por personal profesional, mantienen una mística encomiable en la orientación de los pequeños asistentes, promoviendo el buen compañerismo, la adopción de costumbres básicas de aseo, urbanidad y buenas costumbres, exaltación de los valores morales y cívicos, inspiración de las virtudes ciudadanas, fomento de la personalidad, actitud responsable, sensibilidad social, confianza en si mismo, respeto al derecho ajeno, sentido del honor en las competencias deportivas, principios de moral cristiana y optimismo positivas en las relaciones familiares.

 



El domingo 9 de enero del año 2005, el Club de Leones de Panamá pone en marcha la LVIII temporada de las Colonias Infantiles de Verano dedicada en esta ocasión al gran León fallecido, Ing. Edgardo Carles Grimaldo, cuyo recuerdo hecho en esta forma, es un homenaje a la dedicación que siempre él le prestó al servicio Leonístico.

Muchos son los beneficios que nos ayudan a cumplir con este compromiso de todos los años,
a pesar de las dificultades económicas que se puedan atravesar. No obstante con todo esto, nuestra meta de cada año es ofrecer felicidad y recreo a más de 300 niños en cada temporada, para que estas instalaciones, sigan siendo un foco de luz, aire y sol para los niños marginados de Panamá.

Siempre durante las Colonias Infantiles, hay un grupo de Leones dinámicos que son oftalmólogos, odontólogos, pediatras y médicos en general que viven preocupados por la salud y bienestar de los Colonos.
Hemos sido testigos de verlos por las noches en las Instalaciones de la Colonia atendiendo a los niños, aunque tengan múltiples compromisos en su profesión habitual. Sin embargo encuentran el tiempo necesario para atender y consultar a cada niño sus problemas particulares y poder entregar mejor el servicio que les brindan.

Igual se invitan médicos Voluntarios
no leones para que también nos asistan en los exámenes de los niños y estos, con mucho gusto siempre han cooperado con las Colonias Infantiles de Verano. En las pasadas Colonias se hizo una prueba para que asistieran niñas también combinadas con los niños y esto resultó todo un éxito. Por lo tanto hoy en día se trata que la mitad de los que asistan a las Colonias sean niñas y la otra mitad sean niños. La edad de los niños y niñas que asisten a las Colonias es de ocho (8) a diez (10) años. Por esta razón se le exige a los niños que asisten a las Colonias que presenten su certificado de nacimiento para comprobar la edad reglamentaria. También se les solicitó un certificado de un médico para estar seguro que el niño esté en buena salud al asistir a las Colonias.

La Invitación para asistir a las Colonias Infantil
es de Verano se les hace a las Parroquias, Centros de Salud, Juntas Comunales, etc. Se llena un formulario con el nombre del niño o niña que debe ser de una familia de condición humilde, de escasos recursos. Al completar el formulario ese es analizado por un trabajador Social de la Junta Comunal. Después una Comisión de Leones también las analiza y esta comisión es la que decide al final los que fueron aceptados para asistir a las Colonias.
 

Por primera vez en las Colonias del Año Pasado, se incluyó un Pediatra de turno y un Paramédico que reposa en las instalaciones de Colonias 24 horas al día para atender cualquier caso de emergencia que se presente. En la Administración de Colonias también se instaló una Psicóloga y un Director Administrativo con amplia experiencia en los campamentos Juveniles de Verano.

Cada niño o niña que asiste a las Colonias Infantiles de Verano tiene un costo aproximado de $180.00. Esto cubre los gastos de la ropa que se les entreguen a los colonos como suéteres, pantaloncitos, gorras, zapatos, etc.
La alimentación proviene de donaciones de la empresa privada, comercio y filántropos muy generosos, además de los fondos de beneficencia de los Leones y un subsidio del Ministerio de la Juventud.

Las Colonias Infantiles de Verano están localizadas a un costado de la Carretera hacia Colón en la milla nueve área de las Cumbres y están situadas en unos terrenos que donó el Gobierno de Panamá en
el año 1950. Allí con los dineros recogidos por los Leones con sus actividades de Recaudación de Fondos como Rifas, Telesubastas, Bingos, etc., se construyeron tres (3) dormitorios, una (1) piscina para el uso de los Colonos, campos deportivos, un comedor con una cocina moderna donde se alimentan los chicos y celebran sus actividades internas.

Durante las tres (3) semanas que asisten los niños a las Colonias, se les programa
n giras en grupos a la Presidencia, Exclusas del Canal de Panamá, a la Calzada de Amador y a veces hasta un paseo a Portobelo. También se les celebran los cumpleaños a los niños con una fiesta especial con payasos, piñatas, globos, golosinas, dulces y en ocasiones se sortean pequeños regalos entre los cumpleañeros. También usan las piscinas en grupos para competencias de natación siempre protegidos por un salvavidas presente.

Durante la segunda semana de las Colonias los padres de los Colonos pueden visitar a sus hijos cierto día y cierta hora.

Las temporadas de las Colonias Infantiles de Verano son manejadas y supervisadas por una Comisión presid
ida por Leones que tienen Asesores.
 

Por tradición siempre se le dedica la temporada de Colonias Infantiles de Verano a un León fallecido o vivo, pero de una gran trayectoria Leonística.

Nota de León Armando Aizpurúa